La Verdad

img
PLATINA
img
Sebastian Damunt | 04-08-2008 | 08:50

PLATINA

On Right Pleasure and Good Health

A Critical Edition and Translation of

De Honesta Voluptate et Valetudine

(Del placer honesto y de la salud)

Mary Ella Milham

Tempe, Arizona, 1998

Recuerdo que fue repasando la Historia de la Gastronomía, de Néstor Luján, cuando descubrí el Platina. Bueno, lo que descubrí fue que NO tenía el Platina. Leyendo a Luján, parecía que este libro era algo tan corriente en las librerías y bibliotecas como “Carmencita o la buena cocinera”. En la página 82 de la Historia de la Gastronomía, leemos a Luján:

…Entiendo perfectamente que Dionisio Pérez desconociera estos libros por ser relativamente raros, no obstante es ya incomprensible que no hallase el agua rosada y su fórmula en el celebérrimo “De honesta voluptate et valetudine” de Bartholomeus Sacchi, conocido como el “Platina de Cremona”, cuya primera edición corresponde al año 1475 y que en menos de cien años conoció diecisiete ediciones latinas, once francesas y siete alemanas. En el “Platina” aparece el agua de rosas: en una de las recetas que perfuma la polenta con azúcar y agua de rosas. El “Platina” supone que fue redactado antes de serlo el “Llibre del Coch”

Por más que rebuscaba en mi listado, no me aparecía el Platina. Me sorprendía que a mi padre se le hubiera escapado. Aunque luego descubrí, que si teníamos:



Le vite de Pontefici

Platina

Venecia, 1666



Ilustración de Wikipedia

Pope Sixtus IV appoints Bartolomeo Platina prefect of the Vatican Library, fresco by Melozzo da Forlì, c. 1477 (Vatican Museums)

Gérard Oberlé, publicó en 1989,

Les Fastes de Baches et Comus ou Histoire du boire et du manger en Europe, de l’antiquité a nos tours, a travers les livres, que no es ni más ni menos que un fabuloso catálogo de una colección de 1200 libros de gastronomía, y tenía como finalidad que los futuros compradores –la subasta estaba anunciada para marzo de 1990- pudieran ir tanteando sus posibilidades.

Pues bien, en este maravilloso catálogo (de 22 x 31 cm y 642 páginas), en donde aparecen cuatro diferentes ejemplares del Platina –se vendieron lo cuatro por unos dos millones de pesetas de 1990- leemos lo que Gérard Oberlé nos cuenta de:

PLATINA (Bartholomeo de Sacchi)

Debemos a este personaje el más importante tratado de cocina del siglo XV. Nació en 1421 en Piadena cerca de Cremona y murió en Roma en 1481.

Se le deben varias obras muy eruditas, de las cuales, una Vida de los Papas.

Pero la obra que nos interesa, y que es el primer libro de cocina impreso de todos los tiempos modernos, se llama:

De Honesta Voluptate et Valetudine

Del placer honesto y de la salud

Consciente de que no disponía de este titulo, inicié una pequeña búsqueda por Internet, para intentar subsanar el fallo y conseguir un ejemplar para mi colección. Al comprobar que no aparecía ninguno, empecé a afinar la búsqueda, centrándome en libros raros y antiguos. Y ahí si empezaron a aparecer ejemplares disponibles para comprar. Apareció un Platina, Venice, 1516, por 8.000 $ y otro de 1480, por 48.773,11 $.

Finalmente me decidí por el Platina de Tempe, Arizona, 1998, por 31.00 Libras, traducido al inglés y con un estudio crítico de Mary Ella Milham, que es el que presentamos hoy.

Para hacernos una idea de la temática de Del placer honesto y de la salud”, quizá lo más fácil sea incluir unos apuntes traducidos de :

“Les Grandes Heures de la cuisine française”,
Saverne, 1964, de Cécile Eluard-Valette.


Página 33

Capítulo primero: Que trata de la nueva y agradable moda que nos viene de Italia, para la cocina como para el resto, y recetas beneficiosas para la salud transmitidas por un cierto Platina.

Como ya hemos dicho, el libro de cocina más conocido a finales del siglo XV y XVI, es el de un italiano.

Baptiste Platine de Cremona publica en 1474, una obra titulada: De honesta voluptate et valetudine, traducida al francés en 1505, bajo el título: Platine en francés muy útil y necesario para el cuerpo humano que trata de honesto placer y de todas los alimentos y cosas que el hombre come, cuales son sus virtudes y en qué alimentan o aprovechan al cuerpo humano y cómo se deben preparar y disponer, y hacer a cada una de estas vituallas sean carne o pescado su propia salsa y las propiedades y virtudes que tienen los dichos alimentos, Y del lugar y sitio conveniente al hombre para habitar, y de varias gentilezas para que el hombre se pueda mantener en prosperidad y salud sin tener mayor necesidad de otra medicina si es hombre de razón.

Es un arte de ser feliz, donde aparece la idea que será objetivo primordial de toda cocina; dar una buena salud e incluso curar ciertas enfermedades. Es ya casi la dietética. El autor se proclama de Epicúreo, de Catón, del Latino Columelle y de Apicios.

Se encuentran en Platine las salsas al vino de la edad media, pero él usa con más moderación las especias. Para sazonar sus platos, se contenta con utilizar jugo de limón o de naranja, gengibre o canela. Recomienda las parrillas, las brochetas, atribuye propiedades maravillosas a ciertos alimentos. Los espárragos, por ejemplo, tienen más de una virtud: “evitan las inflamaciones de estómago, excitan la lujuria, evitan el dolor de los ojos y hacen buena vista, ablandan el vientre dulcemente, hacen orinar y son recomendables para el dolor de riñones, estómago y entrañas”.

La variedad de los alimentos que se consumen en el siglo XVI es grande. Por ejemplo, Platina enumera quince clases de ensaladas: “la lechuga, les endivias, las buglosses, los pourpier, el romero, las malvas, la achicoria, la saxifrage, la pimpinela, la acedera, las alcaparras, las zanahorias, las panais, las cebollas, los puerros” pero en aquella época, como dijo Montaigne, “todo se disfrazaba con el nombre de ensalada”

Últimos Comentarios

fernando pilay 07-07-2015 | 20:42 en:
El sabor del pan
Sarai Lc 15-01-2015 | 00:40 en:
Arte español de la comida
Oscar Calsots 18-05-2014 | 11:59 en:
La cuina del calçot
Oscar Calsots 18-05-2014 | 08:59 en:
La cuina del calçot

Otros Blogs de Autor