Archivado a febrero 25, 2012

Domingo Valdivieso, un mazarronero universal

-¡Maravillas! –vocifera el capitán Valdivieso, enfadado, dirigiéndose a su esposa. -¿Qué ocurre? –pregunta, asustada la mujer. -¡El niño está en la calle! Llámalo o lo traigo de una oreja –amenaza el militar con voz cuartelera. Maravillas Henarejos, la sufrida madre, siempre estaba al quite. -Pero si está jugando con sus amiguitos…no te enfades. -Yo no

laverdad.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.