El sueldo de los políticos

  
 Yo no sé por qué nos preocupamos tanto con la publicación de lo que dicen que ganan los políticos (Senadores y Diputados), si ganan tanto y cuanto, si tienen  tanto en efectivo o en Sociedades, o tantos pisos, coches o plazas de aparcamiento,… ¡qué más da!, lo que tiene que importarnos es si se ganan el sueldo que reciben de la hacienda pública y si durante su etapa han sido transparentes en su gestión, porque “hacienda somos todos” , por eso, porque ese dinero, del que cobran, lo aportamos todos, y por lo que leo aportamos más, los que menos tenemos, lo justo sería que  aportáramos todos, y bien digo TODOS, en la misma proporción. Es ahí donde está el meollo de la cuestión, el que más tiene pague más y no se busque trapisondeos, ni atajos, para evitar evadir los dineros. Si hay que hacer una profunda reforma fiscal que se haga, pero que sea equitativa, justa, y transparente, de forma que todos contribuyamos en justicia, dejando aparte los enfrentamientos entre poderes, participando todos  tratando de sacar a este país adelante, porque eso es lo importante, levantando todos juntos la pesada losa de la crisis que nos está aplastando inexorablemente enterrándonos bajo tierra.
Después de lo dicho, lo que ganen los políticos no es lo más importante, lo  verdaderamente importante es a donde nos han llevado, casi, y digo casi, por no decir otra cosa, a la quiebra técnica. Ahora, en periodo de elecciones, todos dicen tener la varita mágica para librarnos de esa pesada losa que nos aplasta, ¿la tienen? porque si la tienen ¿por qué no la han puesto a funcionar? y los sueldos que cobran se lo hubieran ganado, y estaríamos todos contentos, o ¿no?, pero lo cierto es, lo que me decía mi abuelo, escucha nene, que yo sé mucho de esto por  viejo: “Entre todos la mataron, y ella sola se murió”.
Se me cae la cara de vergüenza leer el periódico donde pone lo que ganan los  políticos y pienso en las cifras del paro, los desahucios porque no pueden hacer frente al pago de la hipoteca y se quedan entrampados y con la familia en la calle, los que mendigan una ayuda en Cáritas, Cruz Roja,…, para comer o poder comprar una medicina o leche para alimentar a sus hijos, porque tienen hambre y sed de justicia.
 
¿Es que no les queman las manos cuando cobran? ¿Es que no se miran al espejo y se preguntan? ¿Tan ineficaces hemos sido y en qué grado hemos contribuido a poner esa pesada losa a los ciudadanos de este país que llamamos España, distribuido en 17 comunidades, naufragando casi todos, sin tablas a las que agarrarse  para mantenerse a flote y no acabar ahogados? Esa misma pregunta se la haría a todos los especuladores, usureros, traficantes, estafadores, aprovechaos, chantajistas,…, que se aprovechan del dinero ajenos corrompiendo a quien se les ponga por delante para saciar su avaricia, sin importarles las personas.
 
 
 Quiero terminar con una reflexión para los políticos: Si hay una ley de Incompatibilidades: ¿por qué no se les aplica también a ellos? ¿No somos todos iguales ante la Ley ? .
 Máxima: “La política no es una profesión sino una noble vocación, voluntaria, de servicio a la comunidad”.
 
                            Hasta pronto.   Un abrazo.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
laverdad.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.