La Verdad

img
Fecha: octubre, 2015
¿Qué partido se casa con la Nueva Cultura del Agua?
Manuel Buitrago 26-10-2015 | 12:13 | 1

 

 

La Fundación Nueva Cultura del Agua se ha posicionado de cara a las próximas elecciones generales con un documento en el que reclama a todos los partidos políticos que eliminen de forma inmediata el Memorándum del Trasvase y que sustituyan el acueducto Tajo-Segura y la conexión Júcar-Vinalopó. Exige que se paralicen los proyectos de inter conexión de cuencas, los nuevos embalses y recrecimientos, y que se anule la compraventa de caudales a través de la cesión de derechos. Asimismo, propugna reducir la superficie de regadíos y apostar por los cultivos de secano.

Estas propuestas significarían acabar con las transferencias entre cuencas, eliminar las cesiones de derechos entre usuarios -que han sido una pequeña tabla de salvación para los regantes del Segura- e  impedir el recrecimiento de la presa de Camarillas. Propone asimismo recortar la superficie regable. No especifica en qué zonas, pero se entiende que apunta en una doble dirección: adaptar la superficie regable a los recursos disponible en cada zona (autarquía hídrica para el caso del Segura), y prohibir su crecimiento (caso Ebro, donde quieren crear 200.000 nuevas hectáreas).

Curiosamente, no menciona la desalinización. ¿Qué hacer con la producción de agua industrial, el repuesto del trasvase del Ebro? Las propuestas van en la línea contraria a lo que defienden la Mesa del Agua de la Región, en especial los regantes, así como los partidos políticos murcianos, algunos con matices, ya que el PSOE no es partidario de los intercambios de agua entre particulares.

La Fundación Nueva Cultura del Agua (FNCA) fue alentada por un sector el PSOE en tiempos de Rodríguez Zapatero y Cristina Narbona. Está capitaneada por Pedro Arrojo, como cuenta el geólogo de la CHS, Francisco Turrión, que ha pegado un portazo en Podemos porque no le hacen caso. La FNCA se destacó por combatir el Trasvase del Ebro y ahora pretende cerrar el Tajo-Segura. Asesora a Podemos, aunque los dirigentes murcianos de este partido puntualizan que Pedro Arrojo es un colaborador más. 

La FNCA parte de un argumento que va por barrios, cuando habla de que se utilizan sin límite los recursos hídricos para los regadíos. En algunos planes hidrológicos, como el del Ebro, se plantean nuevas superficies de cultivo, pero en otras demarcaciones se mantienen o se reducen. En el caso del Segura, está prohibido ampliar la zona regable desde hace muchos años. A ver qué partidos políticos adoptan las propuestas de la Fundación Nueva Cultura del Agua.

http://www.fnca.eu/images/documentos/DOCUMENTOS/20151021%20Propuestas_electorales_NCA_elecciones_generales.pdf

 

 

El Ministerio quiere evitar el “trasvase cero” con un caudal simbólico para regar

La comisión técnica propuso ayer destinar la dotación completa para los abastecimientos y un pequeño volumen para los cultivos del Segura

(Publicado el 24 de octubre)

MURCIA. A falta de que lo autorice la ministra de Agricultura, la población recibirá la dotación mensual de la cabecera del Tajo, mientras que los regadíos solo tendrán un caudal simbólico que puede rondar un hectómetro. Esta fue la propuesta para octubre que estudiaron los miembros de la Comisión central de Explotación del Trasvase que se reunieron ayer en Madrid bajo la presidencia de la directora general del Agua, Liana Ardiles, según ha podido saber “La Verdad”. Solo acudieron los técnicos del Ministerio y de las confederaciones hidrográficas, como en las dos ocasiones anteriores.
El Ministerio intenta mantener cierto equilibrio. Los embalses de Entrepeñas y Buendía están en una situación precaria por la falta de lluvias en la zona, lo cual desaconseja derivar los 20 hectómetros mensuales que permite el Nivel 3. Almacenan 330 hectómetros, veinte menos que en agosto y 16 por encima de la línea roja no trasvasable.

La cabecera, en alerta
Por otro lado, el Gobierno central intenta evitar el “trasvase cero” para los regadíos, y menos en la antesala de la próxima campaña electoral. Ayer se estudió la posibilidad de mandar un volumen testimonial que resuelve muy poco o nada a los cultivos del Segura.
La cabecera sigue cayendo en picado y roza el 13%. Las aportaciones no crecen y la situación podía ser peor de no ser por la cautela mostrada por el Ministerio en los últimos meses. En agosto se autorizaron 15 hectómetros (5 menos del máximo permitido) y en septiembre fueron 10. Hubo cierta esperanza de que la tendencia cambiara con el nuevo año hidrológico, pero de momento no ha sido así. Los abastecimientos para 2,5 millones de habitantes mantendrán de momento su asignación, y el resto se completará con las desaladoras. La Mancomunidad de Canales del Taibilla y la Confederación Hidrográfica del Segura tienen preparado un plan alternativo para evitar cortes de agua a la población.

Vuelve el riego
Los regantes del trasvase han empezado a tomar agua del embalse de La Pedrera en virtud del acuerdo alcanzado la semana pasada entre el Ministerio, la Mesa del Agua y el Gobierno regional. Los riegos se han reactivado en el Campo de Cartagena y en otras zonas. Los usuarios pueden tomar un máximo de 30 hectómetros de este embalse, que serán repuestos por los caudales que se produzcan en la desaladora de Torrevieja, a un precio de 30 céntimos el metro cúbico, más IVA y transporte.
El secretario general del PSRM-PSOE, Rafael González Tovar, manifestó, por otra parte, que el programa electoral de su partido es un borrador “que tendrá que ir evolucionando a lo largo del proceso. Trabajaremos para que quede bien para la Región de Murcia”. La principal propuesta del programa es intensificar la producción de agua desalada, como publicó este diario. No se hace mención a los trasvases.

Ver Post >
La UE y los planes de cuenca
Manuel Buitrago 23-10-2015 | 1:18 | 1

Los Servicios de la Comisión Europea elaboraron un informe sobre la aplicación de los Planes Hidrológicos de Cuenca y el grado de cumplimiento  a la Directiva Marco del Agua (DMA). Analizaron los planes del primer ciclo de planificación, con un amplio listado de recomendaciones para que fueran incluidos en el siguiente (el segundo ciclo 2015-2021 recién aprobado por el Consejo Nacional del Agua).

Resumo alguno aspectos:

-Garantizar en los segundos planes hidrológicos que se evalúa el estado de todas las masas de agua de conformidad con la DMA antes de plantearse otras infraestructuras que podrían causar un deterioro del estado de las masas de agua o impedir la consecución del buen estado. Esas infraestructuras solamente pueden autorizarse si se cumplen las condiciones del artículo 4, apartado 7. Se debe incluir la justificación en el plan hidrológico. La «declaración de interés general» en la legislación española no puede equipararse automáticamente al concepto de «interés público superior » del artículo 4, apartado 7, letra c). Esto deberá justificarse caso por caso en el segundo PHC.

-Introducir tasas de captación volumétrica para todos los usuarios (también para la autocaptación de aguas subterráneas) que cubran adecuadamente los costes ambientales y de recursos calculados. 

-Revisar la manera en que se contempla la modernización del riego en los PDM. Solamente los proyectos que contribuyan realmente a los objetivos de la DMA serán calificados como tales.

-Contemplar y dar prioridad al uso de la infraestructura verde y/o medidas naturales de retención de agua que ofrecen unas ventajas ambientales (mejoras en la calidad del agua, incremento de la infiltración y, por tanto, de la recarga de acuíferos, protección frente a inundaciones, conservación de hábitats, etc.), sociales y económicas que en muchos casos pueden ser más rentables que la infraestructura gris…

 

Hace varias referencias sobre los trasvases y a la escasez de la cuenca del Segura

“Un rasgo bastante habitual de los planes hidrológicos es la interdependencia entre DH (ES017, ES018, ES040, ES070, ES060, ES080, ES091 y ES100) en cuanto al agua trasvasada desde otras cuencas (ES030 /Segura, ES091/Ebro). El plan de la demarcación ES070/Tajo indica claramente que los objetivos ambientales solamente se alcanzarán (técnica y económicamente) si se garantiza un trasvase adicional de agua mínimo de 400 hm3/año desde la demarcación ES030 o desde otras cuencas.”  

“Prácticamente todos los planes incluyen un paquete de medidas para mejorar o ampliar el suministro de agua a todos los usuarios, siguiendo el escenario de tendencias, y teniendo en cuenta los trasvasesde agua (por ejemplo, ES040, ES060 y ES070, que serán detallados en profundidad en un Plan Hidrológico Nacional), presas (por ejemplo, ES020, ES040, ES064 y ES091), plantas desalinizadoras (por ejemplo, ES060) o captaciones de aguas subterráneas (ES110, por ejemplo). Los planes hidrológicos también incluyen medidas relacionadas con la demanda (por ejemplo, eficiencia del riego, sensibilización de colectivos, etc.). Habitualmente no se contemplan medidas para limitar o restringir el consumo. No es posible evaluar la pertinencia de la proporción de medidas relacionadas con la demanda y con la oferta. En cualquier caso, en todos los planes hidrológicos (salvo el de la demarcación ES070) coinciden los datos sobre el suministro y la demanda de agua a medio plazo (incluidas las estimaciones de caudales ecológicos)”.

 

Os paso todas las recomendaciones:

 Adoptar lo antes posible los planes hidrológicos pendientes para las Islas Canarias.
 Garantizar la consulta y la adopción de los segundos planes hidrológicos de conformidad con el calendario de la DMA, evitando retrasos.
 Colmar, lo antes posible, las lagunas en la transposición existentes en las demarcaciones hidrográficas intracomunitarias.
 Mejorar la notificación al sistema WISE, garantizando que la información facilitada es la misma que se refleja en los planes hidrológicos. Presentar a WISE la información completa de los segundos PHC en lo referente a presiones significativas, incluidos los resultados del análisis cuantitativo, traducidos a un simple informe cualitativo requerido por el WISE.
 Plantearse la revisión de la legislación para incorporar de manera explícita la identificación de las masas de agua que presenten un riesgo debido al análisis de presiones e impactos.
 Garantizar la conclusión, lo antes posible, del marco para la evaluación del estado que tenga en cuenta los siguientes aspectos:
– Las condiciones de referencia y los límites entre clases respecto a los elementos de calidad deben ser vinculantes. Si es necesario, revisar la tipología para garantizar que es apta para ser utilizada como base de una clasificación.
– Trasladar los resultados del ejercicio de intercalibración a los sistemas de evaluación de una forma transparente.
– En las evaluaciones del estado respecto al segundo plan hidrológico deben tenerse en cuenta el marco de evaluación en su totalidad y, en particular, los resultados de intercalibración de 2013 y las nuevas normas introducidas por la Directiva 2013/39/UE para las sustancias prioritarias existentes.
– Colmar las lagunas de los sistemas de evaluación en lo tocante a elementos de calidad biológica y de apoyo, especialmente en el caso de la fauna ictiológica.
– Incluir sistemas de evaluación integrales para las aguas costeras y de transición.
– Presentar informes transparentes sobre la confianza y las limitaciones de las evaluaciones, según proceda.
 Colmar urgentemente las lagunas en materia de seguimiento de las aguas superficiales y garantizar un control coherente, con una cobertura apropiada (y, de ese modo, clasificar el estado de todas las masas de agua). Asegurarse de que el seguimiento cuenta con los recursos y el mantenimiento adecuados de manera que aporte información adecuada a los planes hidrológicos y sea de utilidad para la toma de decisiones sobre los PDM.
 Ampliar el seguimiento químico más allá de las masas de agua afectadas por vertidos industriales. Tener en cuenta asimismo la deposición atmosférica y los vertidos de aguas residuales urbanas como fuentes importantes de contaminación química.
 En el contexto de la designación de MAMM, desarrollar unos criterios o umbrales claros para definir el efecto adverso significativo de las medidas de restauración sobre los usos del agua, así como una evaluación (real) adecuada de otras alternativas que podrían constituir una opción ambiental mejor.
 Garantizar que el buen potencial ecológico se define correctamente para todas las MAMM y las MAA (en términos de condición biológica y medidas de mitigación).
 Garantizar que se establecen objetivos ambientales para todas las masas de agua en el segundo ciclo, incluidas las MAMM y las MAA. Si no se definen unos objetivos, tampoco será posible establecer las medidas apropiadas.
 Garantizar que la evaluación del estado cuantitativo de las aguas subterráneas tiene en cuenta todos los aspectos de la definición, incluidos los vertidos locales en la capa freática que pueden generar un riesgo en ecosistemas dependientes del agua, e incluidas las zonas protegidas.
 Desarrollar un plan para ampliar y generalizar el uso de medidores de caudal para todas las captaciones y usos de agua, y exigir a los usuarios que comuniquen con regularidad a las Confederaciones Hidrográficas los volúmenes extraídos. Usar esa información para mejorar la gestión y la planificación cuantitativas.
 Garantizar que:
– todas las captaciones quedan registradas y que los permisos se adaptan a los recursos disponibles,
– todas las captaciones son objeto de medición y de control por parte de las Confederaciones Hidrográficas,
– se promulgan las enmiendas necesarias a la legislación para exigir que todas las captaciones sean registradas y reguladas, con independencia del régimen en virtud del cual recibieron el permiso (anterior o posterior a la ley de 1985).
 Asegurarse de que los caudales ecológicos establecidos garantizan el buen estado ecológico. Si no es así, comunicar de manera transparente las desviaciones y las justificaciones sobre la base de la viabilidad técnica o de unos costes desproporcionados. En las masas de agua pertinentes, considerar los objetivos de los hábitats y las especies protegidos dependientes del agua a la hora de fijar los caudales ecológicos.
 Armonizar la consideración de corrientes temporales en la zona del Mediterráneo sobre la base de unas metodologías y criterios científicos y ecológicos firmes. Asegurarse de que existe una distinción entre las situaciones de ríos secos debido a causas naturales (corrientes temporales) y las que responden a la acción humana (debido a un exceso de captación de agua).
 Ofrecer una mejor justificación de las exenciones. No existe un análisis de las medidas necesarias para alcanzar el buen estado. Por tanto, no resulta posible justificar si las medidas tienen un coste desproporcionado o si son técnicamente inviables. En la medida en que resulte posible, es necesario adoptar medidas en relación con las masas de agua a las que se aplican exenciones, y darlas a conocer a través de los planes hidrológicos.
 Garantizar en los segundos planes hidrológicos que se evalúa el estado de todas las masas de agua de conformidad con la DMA antes de plantearse otras infraestructuras que podrían causar un deterioro del estado de las masas de agua o impedir la consecución del buen estado. Esas infraestructuras solamente pueden autorizarse si se cumplen las condiciones del artículo 4, apartado 7. Se debe incluir la justificación en el plan hidrológico. La «declaración de interés general» en la legislación española no puede equipararse automáticamente al concepto de «interés público superior » del artículo 4, apartado 7, letra c). Esto deberá justificarse caso por caso en el segundo PHC.
 Evitar presentar el mantenimiento del caudal ecológico en presas nuevas como un beneficio ecológico de la presa, y considerarlo una medida de mitigación. Justificar la cuota de protección frente a inundaciones caso por caso, incluida la justificación de que no existe una opción ambiental mejor.
 Separar de manera muy nítida en los segundos planes hidrológicos las medidas diseñadas para alcanzar los objetivos ambientales y otro tipo de medidas. Estas últimas deben ser tratadas como exenciones del artículo 4, apartado 7 cuando proceda (esto es, modificaciones de masas de agua que puedan causar un deterioro o impedir la consecución del buen estado o potencial).
 Revisar la manera en que se contempla la modernización del riego en los PDM. Solamente los proyectos que contribuyan realmente a los objetivos de la DMA serán calificados como tales. Esa contribución se justificará y cuantificará en los planes hidrológicos caso por caso. Los permisos de captación deben revisarse y adaptarse para cumplir los objetivos ambientales, y a continuación la modernización debe ser la medida de eficiencia aplicada para lograr el cumplimiento de la nueva condición del permiso.
 Garantizar que existe una adecuada integración del análisis de presiones y de impactos, de la evaluación del estado y del diseño del programa de medidas. Impedir que los PDM se definan sobre la base del statu quo y evitar una evaluación no transparente de «qué puede hacerse», sustituyéndola por un análisis genuino de lagunas que determine qué medidas son necesarias para alcanzar el buen estado y pueden respaldar la justificación de exenciones.
 Asegurarse de que los planes hidrológicos imputan los impactos a las presiones y a las fuentes/factores, para aumentar la comprensión de qué actividades y sectores son responsables (y en qué proporción) de la consecución de los objetivos.
 Garantizar que los planes hidrológicos ofrecen mucha más información sobre las medidas, como su ubicación (incluyendo el número de masas de agua), clasificación (básicas, básicas de otro tipo, complementarias) y carácter (voluntario o vinculante), el sector destinatario y la fuente, la presión que abordan (más allá del agrupamiento actual por temas generales) y los efectos específicos previstos en términos de mejora del estado.
 Contemplar y dar prioridad al uso de la infraestructura verde y/o medidas naturales de retención de agua que ofrecen unas ventajas ambientales (mejoras en la calidad del agua, incremento de la infiltración y, por tanto, de la recarga de acuíferos, protección frente a inundaciones, conservación de hábitats, etc.), sociales y económicas que en muchos casos pueden ser más rentables que la infraestructura gris, así como otras medidas de restauración, de eliminación de presas y de otras barreras hidromorfológicas.
 Asegurarse de que el proceso de selección (o no) de medidas es más sólido y transparente, incluyendo en los planes hidrológicos no solamente declaraciones de que se ha efectuado un análisis de la rentabilidad, sino también informando sobre las medidas que han sido tenidas en cuenta durante el análisis, sus resultados y cómo esta evaluación ha influido en la selección de las medidas.
 Aclarar en los planes hidrológicos qué medidas técnicas hay tras la legislación y cuánto contribuyen a reducir la brecha con el buen estado, ya que las medidas básicas suelen presentarse como actos legislativos (por ejemplo, artículos de la Ley de Aguas y reglamentos asociados).
 Garantizar que se establecen las medidas apropiadas para el control de la contaminación difusa. Las medidas básicas para abordar la contaminación difusa deben ir más allá de los códigos de prácticas de la Directiva sobre Nitratos, que son instrumentos voluntarios limitados a los nitratos. No se ocupan de otras presiones agrícolas (fosfatos, plaguicidas, etc.). Es necesario incluir en los segundos planes hidrológicos medidas obligatorias que resulten controlables.
 Garantizar que el seguimiento de las zonas de agua potable protegidas incluye todos los parámetros pertinentes de la Directiva sobre Agua Potable.
 Definir el estado de zonas protegidas para garantizar un enfoque armonizado en todo el país.
 Llevar a cabo un estudio integral junto con las autoridades responsables en materia de naturaleza para determinar las necesidades cuantitativas y cualitativas de los hábitats y especies protegidos, traducidas en objetivos específicos para cada zona protegida que vaya a ser incluida en los planes hidrológicos. Los planes hidrológicos deben contener asimismo medidas y controles apropiados.
 Introducir tasas de captación volumétrica para todos los usuarios (también para la autocaptación de aguas subterráneas) que cubran adecuadamente los costes ambientales y de recursos calculados. Asegurarse de que los instrumentos de recuperación de costes se adapten lo antes posible a la DMA a fin de garantizar que ofrecen incentivos adecuados para un uso eficiente del agua. Asimismo, los ingresos de los instrumentos de recuperación de costes deben ser suficientes para que las Confederaciones hidrográficas ejecuten de manera eficaz sus tareas de gestión del agua (actualización y mantenimiento de un registro de captaciones, controles, etc.).
 Desarrollar una armonización básica de los elementos mínimos que van a incluirse en las tarifas hídricas para el suministro de agua potable y el tratamiento de aguas residuales de manera que los segundos planes hidrológicos garanticen la sostenibilidad a largo plazo de las inversiones en protección del agua en todo el país.
 Considerar el uso de agua para la producción de energía (energía hidroeléctrica y refrigeración) como un servicio del agua. Los planes hidrológicos actualizados deben presentar de manera transparente la información correspondiente (recuperación de costes, costes ambientales y de recursos, «tipos de descuento para presas).
 Presentar de manera transparente las subvenciones y subvenciones cruzadas en los segundos planes hidrológicos (es decir, en lo tocante a aguas desalinizadas, construcción de presas, etc.) y justificar caso por caso el cálculo de descuentos para presas.
 Ampliar el cálculo de los costes ambientales a los costes relacionados con la producción de energía (hidroelectricidad, refrigeración) y la contaminación difusa de la agricultura.
 Reforzar la cooperación con Portugal y Francia en las demarcaciones hidrográficas compartidas (abarcando la caracterización, las presiones y los impactos, el seguimiento, la evaluación del estado, la consulta pública, las medidas, etc.), garantizando que se alcanza un entendimiento común acerca de estas cuestiones para las cuencas y las masas de agua transfronterizas. Los resultados de esta cooperación (en particular con Portugal) se reflejarán en los planes hidrológicos o en documentos de referencia específicos.

Ver Post >
Donde digo 'desoladoras', digo 'desaladoras'
Manuel Buitrago 22-10-2015 | 11:38 | 1

 

El borrador del programa electoral del PSOE contiene una errata con mucho salero, ya que dice ‘desoladoras’ donde debe poner ‘desaladoras’. Es evidente que el texto necesita un repaso para suprimir este desliz que se presta a interpretaciones que no tienen que ver con el interés real de los socialistas. Máxime debido a la controversia que existe sobre las fábricas de agua que se construyeron mayoritariamente durante la etapa de Rodríguez Zapatero y que no funcionan como debieran; poco o nada en algunos casos. Cristina Narbona responsabiliza al PP por las trabas que puso antes, y por la deficiente gestión de ahora.

En el programa socialista destacan las siguientes propuestas:

-La desalación como “herramienta fundamental” para garantizar el agua

-Apoyo a los bancos públicos de agua controlados por la Administración

-Impedir la mercantilización de los derechos concesionales.

-Modernización de regadíos para reducir el consumo

-Gestión de la demanda, uso eficiente y necesidades ambientales

-Plan de depuración, saneamiento, ahorro y reutilización

-Cumplimiento de la Directiva Marco del Agua de la UE “de una vez por todas”

-Marco de tasas y precios públicos justos

-Restauración de los ríos como corredores de vida natural

 

Doc_Marco_Programa_electoral_2015

http://www.laverdad.es/murcia/201510/22/psoe-impulsara-desalacion-para-20151022013836-v.html

 

Ver Post >
Trasvase-desalación, diez años después
Manuel Buitrago 21-10-2015 | 11:09 | 0

Al hilo del interesante artículo publicado por la exministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, en la “vigilia” de unas nuevas elecciones, conviene recordar qué argumentos se manejaron durante la etapa de Rodríguez Zapatero para apostar por la desalación. Uno de los principales motivos fue que el coste energético de las desaladoras sería un 30% menor de lo que habría costado transportar el agua del derogado Trasvase del Ebro. A título de inventario adjunto dos páginas publicadas en junio de 2004 y marzo de 2007. En una de ellas, Narbona señala que los cálculos energéticos fueron elaborados por la Nueva Cultura del Agua. Por lo visto, ahora son erróneos.

El hidrogeólogo de la Confederación Hidrográfica del Segura, Francisco Turrión,  le ha dado un portazo a Podemos Región de Murcia porque esta formación no tiene en cuenta sus estudios sobre los acuíferos subterráneos en la cuenca. Dice Turrión en su carta de dimisión que quien “capitanea” el tema del agua en Podemos es Pedro Arrojo, que dirige la Fundación Nueva Cultura del Agua. Señala que comparte muchas cosas de sus planteamientos, pero que “comete el error de no cuestionar los datos oficiales del agua que da la Administración”. Turrión probablemente comparte con Arrojo que hay que cerrar el Trasvase Tajo-Segura, pero a los dirigentes de Podemos en Murcia esa idea les aterra, de ahí que hayan aceptado sin pestañear la dimisión de Turrión. ¿Serán capaces de tener un discurso único a nivel nacional?  

Narbona, 29 junio 2004

Narbona,15 marzo 2008

http://www.bez.es/578168022/Los-mitos-de-la-politica-del-agua.html

 

NARBONA SE REINVENTA

(Publicado 20 octubre 2015)

Dice ahora que el coste energético del trasvase del Ebro y la desalación es el mismo, y desinfla el argumento que usó para eliminar el canal

MANUEL BUITRAGO

 La exministra de Medio Ambiente Cristina Narbona ha querido desmontar algunos “mitos” sobre la política del agua, “en la vigilia de la campaña electoral”, a través de un artículo de opinión que ha sido el deleite de los colectivos antitrasvasistas. Entre los aspectos más llamativos está su aseveración de que las desaladoras requieren prácticamente la misma energía de la que hubiera necesitado el derogado Trasvase del Ebro. Narbona dice ahora algo completamente distinto a su discurso de diez años atrás, cuando insistió en que el canal del Ebro habría necesitado un 30% más de energía que las desaladoras. Precisamente el consumo energético fue uno de los principales argumentos –una idea fuerza– que utilizó el PSOE para derogar aquel proyecto. Basta con repasar la hemeroteca. Y ahora resulta que una y otra opción consumirían lo mismo, incluso llevando el agua desde el delta hasta Almería. (Eso en el supuesto de que fuera así, ya que los partidarios de aquel trasvase siempre han sostenido que el gasto de energía es muy superior en las desaladoras). Si la eliminación del acueducto del Ebro se hizo en parte sobre la base de semejante cálculo, ¿qué fiabilidad podían tener otros datos aportados por los socialistas para el mismo fin? A toro pasado, Narbona dice lo contrario de lo que defendió. Además, duda de que muchas desaladoras se estén utilizando, de lo cual culpa al PP.

En su artículo en www.bez.es, la exministra dice que no se comunicó a los usuarios el precio del agua trasvasada. Pasa por alto que el Ministerio informó de que serían 30 céntimos el metro cúbico. Bien al contrario, lo que no se sabía realmente era lo que costaría la desalación, sobre la que Narbona admite que es un problema para los regadíos y que hay que abaratar las tarifas. En muchos casos el agua supera los 60 céntimos puesta en la finca. Durante su etapa, Narbona solucionó el grave problema de los abastecimientos cubriendo el déficit con la desalación. También recuerda que la Directiva del Agua de la UE admite excepciones para subvencionar la tarifa. El análisis de la exministra está acompañado por la fotografía de una de las crecidas del río Ebro a su paso por Zaragoza.

Turrión dimite de Podemos porque no le hacen caso. Podemos Murcia no se atreve a tocar el Tajo-Segura

Francisco Turrión, geólogo de la Confederación Hidrográfica del Segura y candidato por la comarca del Altiplano en las pasadas elecciones, ha presentado su dimisión como miembro del Consejo Ciudadano Autonómico de Podemos. En una carta dirigida a Óscar Urralburu, explica que no se han tenido en cuenta sus estudios sobre los acuíferos subterráneos en la cuenca del Segura y su tesis de que sobra agua en la Región para su desarrollo económico “sin tener que desecar ríos, como el Tajo, con trasvases”. Turrión se queja de que su documento no fue incluido en el programa electoral de Podemos y que se ve en “la obligación de no callar” para denunciar lo que considera “el engaño sobre el agua en Murcia”. Sostiene que hay que cerrar el acueducto del Tajo en cinco años y que la desalación es muy cara para los regantes. A su juicio, la solución consiste en sacar más agua de los acuíferos. El geólogo subraya que la política del agua de Podemos la capitanea Pedro Arrojo, que dirige la Fundación Nueva Cultura del Agua (contraria a los trasvases), pero que discrepa de él porque se cree la cifras oficiales del déficit del Segura.
Óscar Urralburu señaló que ha aceptado la dimisión de Turrión, la cual atribuye “a su percepción personal sobre la importancia que le concedemos a sus hipótesis”. “Le indicamos que lo plantearíamos en su momento porque había que contrastar los datos que él ofrecía y comprobar si tienen un aval científico. De momento, sus propuestas no tenían entidad suficiente para ir en el primer plano del programa electoral”. Urralburu añadió que Podemos defiende la continuidad del Trasvase Tajo-Segura, aunque su gran apuesta es la desalación. Sobre Pedro Arrojo indicó que es un asesor más de Podemos. “Consultamos a personas de todas las tendencias”.
Andalucía también quiere abaratar la desalación

La consejera de Agricultura de la Junta de Andalucía, Carmen Ortiz, reclamó ayer al Gobierno central que rebaje el precio del agua desalada para los regantes de las comarcas del Almanzora y el Levante de Almería “en la misma proporción” en que se ha hecho para el colectivo en la Región de Murcia en “compensación” por el agotamiento del trasvase Tajo-Segura, informó EP. Los regantes del Trasvase podrían empezar a tomar agua del embalse de La Pedrera lo antes posible, que después sería repuesta por la desaladora de Torrevieja.

Ver Post >
El pacto de la desalación
Manuel Buitrago 20-10-2015 | 11:33 | 0

 

Acuerdo desalación. PDF

El sector lo considera un precedente. PDF

Los regantes del Trasvase Tajo-Segura podrán utilizar en breve el agua almacenada en el embalse de La Pedrera (Vega Baja de Alicante) para sus cultivos, hasta un máximo de 30 millones de metros cúbicos. Ese caudal se repondrá después con el agua que se produzca en la desaladora de Torrevieja. El acuerdo para abaratar la desalación se centra en esta planta y en este embalse porque son dos puntos estratégicos en la cuenca: ambos abarcan y pueden llegar al mayor número de las zonas regables del Trasvase. El precio final será de 36-38 céntimos por metro cúbico. Los regantes consumirán esos 30 hectómetros antes de enero, y después a mirar el cielo, esperando a que se recupere la cabecera del Tajo.

Habrá otra rebaja de la tarifa en la desaladora de Valdelentisco (Cartagena) de 10 céntimos. El precio actual es de 57, el más alto entre las plantas de Acuamed, debido a los contratos que se firmaron en su día. Como se ve, cada desaladora es un mundo. Águilas no entra en este acuerdo porque ya tiene un precio bajo en comparación con el resto de instalaciones. Es de 35 céntimos, más gastos de transporte e IVA. Como compensación, se construirán varias impulsiones para transportar los caudales a zonas del Guadalentín.

La desaladora de Escombreras tampoco entra en el acuerdo, aunque el Gobierno regional lo ha intentado para darle oxígeno a esta planta promovida por la Comunidad Autónoma. Igualmente quedan al margen las cuatro desaladoras de la Mancomunidad de Canales del Taibilla, destinadas a abastecer a la población. 
La Junta de Andalucía, a través de su consejera de Agricultura, ha pedido que también se abarate el agua de las desaladoras de Almería; mientras que el Gobierno de Castilla-La Mancha se ha llevado una decepción por el carácter excepcional de este acuerdo, ya que los desembalses desde la cabecera del Tajo seguirán cuando se recuperen las reservas y las reglas de explotación lo permitan. El PP ha respirado tranquilo al ver que se cumple el compromiso de Rajoy -de hace un año- sobre el ‘precio social’ del agua desalada antes de que acabe la legislatura. 

 

 

 

Ocho millones de euros para subvencionar 50 hectómetros mientras dure la sequía

(Publicado 16 octubre)

:: M. BUITRAGO

MURCIA. Los regantes dispondrán los próximos meses de agua desalada más barata tras el acuerdo alcanzado ayer tarde con el Ministerio de Agricultura después de varios meses de negociaciones. Es la primera vez que el Gobierno central accede a subvencionar el agua industrial para los regantes. En este caso lo ha hecho para minimizar el impacto por la falta de recursos del Trasvase. Aunque es una medida provisional, los regantes y empresarios destacaron que sienta un precedente importante para el futuro. El Estado ha consultado con la Comisión Europea y aportará 8 millones de euros coincidiendo con el decreto de sequía, por lo que esta ayuda será transitoria. La rebaja no será lineal y la medida solo afectará a las desaladoras de Torrevieja y Valdelentisco. Los abastecimientos no se verán beneficiados debido a que el acuerdo no implica a las desaladoras de la Mancomunidad de Canales del Taibilla.

El “precio social” que prometió Mariano Rajoy hace un año se traducirá en una tarifa de 30 céntimos en la desaladora de Torrevieja, y de 47 en la planta de Valdelentisco. Los más beneficiados serán los regantes del Trasvase, que suplirán de esta forma la falta de recursos del Tajo al quedar cerrado el grifo de la cabecera. En los próximos meses se movilizarán 50 hectómetros de agua desalada, según lo acordado ayer entre el presidente de la Comunidad Autónoma, Pedro Antonio Sánchez, y la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, y su equipo.
La delegación murciana que se desplazó a Madrid con el objetivo de cerrar el acuerdo estuvo integrada por la consejera Adela Martínez-Cachá, el presidente de los regantes del Trasvase, José Manuel Claver, el dirigente de la patronal Croem, José María Albarracín, los responsables de Proexport y de la federación de cooperativas, Juan Marín y Santiago Martínez respectivamente, así como el secretario regional de Coag, Miguel Padilla. Además de la desalación, se incluye la construcción de las presas de Lébor y Las Moreras y el recrecimiento del pantano de Camarillas.
A 30 céntimos
Como viene publicando “La Verdad”, el acuerdo prevé una tarifa de 30 céntimos para los regantes del Trasvase, y por otro lado una rebaja de 10 céntimos para los usuarios de Valdelentisco. En el primer caso se reducirá el precio de Torrevieja en 20 céntimos, contando con que a Acuamed le cuesta 50 producir cada metro cúbico. El nuevo precio se fijará con el agua depositada en el embalse de La Pedrera, y habrá que sumarle 5 céntimos con el IVA y los gastos de peaje. Beneficiará a los regadíos del Trasvase, que son los que están viviendo la peor situación. Podrán disponer de 30 hectómetros a partir de la próxima semana, ya que La Pedrera almacena 123. Pertenecen a la cuenca y se tomarán a cuenta para ser devueltos con agua producida en Torrevieja.
Los usuarios de Valdelentisco tendrán un descuento de 10 céntimos durante seis meses para la comprar 20 hectómetros. En el acuerdo no está incluida la desaladora de Águilas porque ya cuenta con la tarifa más baja; y tampoco la planta de Escombreras que impulsó el Gobierno regional, por su limitada capacidad de producción.

 

El sector destaca que es un precedente para afrontar otras sequías

La subvención de las tarifas durará como máximo hasta el 1 de octubre del año que viene, el plazo de vigencia del decreto de sequía. Entre tanto, los regantes confían en que regresen las lluvias y se recupere la cabecera del Tajo. El acuerdo alcanzado ayer tiene esa provisionalidad, aunque el sector destaca que se ha sentado un precedente importante para el futuro. Dado que los decretos de sequía son recurrentes, será más fácil en la próxima ocasión reducir las tarifas de las desaladoras.

El Ministerio ha consultado a la Comisión Europea, que no pondrá obstáculos porque se acoge al régimen de excepcionalidades de la Directiva Marco de Aguas, indicaron fuentes del Gobierno murciano. Dentro de la excepcionalidad, el Gobierno murciano calificó de “histórico” el acuerdo alcanzado con el Ministerio y los regantes del Trasvase. Los dirigentes del Partido Popular respiraron ayer aliviados al comprobar que el “precio social” prometido hace un año por Mariano Rajoy ha sido posible antes de que acabe la legislatura. Han soportado un reguero de críticas por la tardanza del Ministerio para aminorar el precio. El departamento de Isabel García Tejerina ha apurado hasta el último momento, justo al borde de los “trasvases cero”. Es probable que el Ministerio autorice un desembalse para este mes, aunque sería para los abastecimientos y, llegado el caso, testimonial para los regadíos. La cabecera se encuentra en una situación “alarmante”, con 334 hectómetros. La reserva intocable está en los 304, y en enero será de 336. No se descarta que los usuarios propios de la cuenca del Segura también tengan dificultades en breve.
El presidente murciano, Pedro Antonio Sánchez, recordó que este acuerdo es el resultado del compromiso que adquirió Rajoy. “Es la primera vez que se subvenciona el agua desalada”. Destacó que beneficiará a 146.000 usuarios del Trasvase y a más de 200 empresas y cooperativas. “Aporta más seguridad al permitir que los regantes puedan disponer de recursos complementarios mientras dure la sequía y mantener 100.000 empleos”. “Son medidas de carácter extraordinario ante una situación excepcional. Ayudará a minimizar el impacto de la sequía mientras no se recupere la cabecera del Tajo para autorizar nuevos trasvases”. Recalcó que no hay que olvidar el objetivo de un Pacto Nacional del Agua.
Fuentes de Ciudadanos señalaron que, en principio, les parece “un acuerdo que genera regantes de primera y de segunda”. “Lamentamos que solo vaya a beneficiar a los del Trasvase”.

Agua proporcionada hasta ahora

Volúmenes laminados: Se ha puesto a disposición de los regantes 61,6 hectómetros de agua de lluvia retenida en los embalses.
Sondeos propios y ajenos: La Confederación Hidrográfica ha autorizado la extracción de 50 hectómetros de pozos.
Cesión de derechos y sustitución de caudales: Otros 20 hectómetros proceden de los contratos de agua dentro y fuera de la cuenca, así como de una venta de recursos de la Junta de Hacendados a las comunidades de regantes de Águilas y Mazarrón.

Nuevas inversiones a cargo del Estado

Presa de Lébor y Las Moreras: Laminarán el agua de las avenidas en Totana y Mazarrón, evitando daños e incrementando la capacidad de almacenamiento de agua para redotar los regadíos con un máximo de 38 hectómetros (25 en Las Moreras y 13 en Lébor).
Recrecimiento de Camarillas: Es un antiguo proyecto para elevar la altura de la presa en unos 25 metros, lo cual permitirá aumentar la capacidad hasta los 100 hectómetros. No puede hacerse hasta que se construya la variante ferroviaria.

Ver Post >

Etiquetas

Otros Blogs de Autor