La Verdad

img
“El AVE no llegará hasta el día del juicio”
img
Manuel Buitrago | 28-11-2016 | 22:37

El exjefe de Adif de Levante relata en una grabación los «follones» de las obras en el tramo de Murcia

Martínez Pombo, investigado por el presunto fraude del AVE, dijo que no se iba a hacer nada, el mismo día en el que la compañía estatal acordó soterrar las vías

 M. BUITRAGO


MURCIA. La tramoya de las obras para la llegada del AVE a Murcia se movió en dos escenarios paralelos que explican en gran medida los retrasos que ha ido acumulado este proyecto: uno bajo los focos de las negociaciones entre Adif y el Gobierno regional; y el otro en la oscuridad del presunto fraude descubierto en las obras de la Vega Baja, así como de las carcajadas que provocó la adjudicación a la baja del tramo entre Pulpí y Cuevas de Almanzora. Por un lado, el augurio de que los trenes AVE no iban a llegar nunca a Murcia. Y por otra parte, la chanza de que solo habría dinero para construir casetas en el tramo de Almería limítrofe con la Región de Murcia. Todo al pairo de una supuesta impunidad.
Hay que situarse en el 28 de julio del año pasado. El mismo día en el que los responsables de Adif se comprometieron desde Madrid a ejecutar el soterramiento integral de Murcia en el plazo de cuatro años, una vez que estuvieran aprobados los proyectos, el entonces jefe de infraestructuras de la empresa estatal en la zona de Levante, José Luis Martínez Pombo, manifestó que los trenes no iban a llegar a Murcia “hasta el día del juicio”. Apostilló que perdían el tiempo y que las obras se podían haber terminado antes.

 
Una charla sin desperdicio


Es un testimonio que sirve de ejemplo sobre la descoordinación que existía dentro de Adif. Así figura en una de las grabaciones realizadas por la Unidad de Vigilancia Aduanera de la Guardia Civil en el transcurso de la investigación sobre la trama del AVE que se dedicó presuntamente a hinchar facturas por más de 35 millones de euros en cuatro tramos de las obras entre Crevillente y Murcia.
José Luis Martínez Pombo, que fue detenido en su día acusado de beneficiarse del supuesto expolio a las arcas públicas, mantuvo una reveladora conversación telefónica “con un tal Fernando” –señala la Guardia Civil–, quien le comunicó que se habían quedado con un montaje de vía entre Callosa y Beniel. Martínez Pombo le corrigió diciendo que se trataba del tramo Beniel-Murcia, y comentó que “hasta el día del juicio no van a llegar ahí los trenes… son las tonterías de montar follones”. “Pierden el tiempo, y ahora no se va a hacer nada; que podía estar ya hecho”.
El exjefe de Adif de Levante no especificó, pero probablemente se estaba refiriendo a la polémica que arreciaba en esos momentos sobre el soterramiento del AVE en Murcia, el rechazo de la Plataforma pro Soterramiento y de los partidos de la oposición a los planes de Adif y a la denuncia que presentó la Fiscalía en la Audiencia Nacional aduciendo la falta de un estudio de impacto ambiental de la primera fase, que fue rechazada posteriormente.
Su interlocutor, Fernando, le dio la razón a Martínez Pombo y convino en que no le hicieron caso. “Ahora que espabilen”, apostilló.
El mismo día en el que se registró dicha conversación, el 28 de julio, Adif, el Ayuntamiento de Murcia y el Gobierno regional anunciaron un principio de acuerdo para ejecutar el soterramiento integral del AVE en un periodo de cuatro años a partir de la aprobación del proyecto, con plazos y compromisos de pago. Dicho acuerdo quedó ratificado cinco meses después por la Sociedad Murcia Alta Velocidad. Entre medias, el Gobierno regional y el partido Ciudadanos llegaron a un acuerdo.
Martínez Pombo es uno de los principales investigados en la trama destapada por la Agencia Estatal Tributaria de Murcia que instruye el Juzgado de Instrucción número 9. Cuando fue detenido le intervinieron grandes cantidades de dinero en metálico, propiedades inmobiliarias y vehículos de lujo.

 

Risas por el contrato a la baja en Pulpí

La conversación que mantuvo José Luis Martínez Pombo con el «tal Fernando» fue premonitaria del problema que ha surgido ahora con las obras del AVE entre Pulpí y Cuevas de Almanzora, donde Sacyr ha pedido la rescisión del contrato que logró con una oferta a la baja de más del 53%. Fernando le contó que había hablado días antes con Alberto, de Sacyr, porque le habían adjudicado el tramo de Pulpí. Martínez Pombo dijo asombrado si se lo habían dado a dicha constructora, y su interlocutor le contestó que sí, «con un cincuenta y tantos por ciento a la baja». Ambos sonrieron, indica el atestado de la Guardia Civil. Martínez Pombo preguntó «que si lo que van a hacer es montar las casetas y poco más, y pedir el modificado» para ver lo que hacen. Fernando explicó que le había dado la enhorabuena al representante de Sacyr, y que pensaban quedar un día para tomarse unas cañas.

 

 

Etiquetas

Otros Blogs de Autor