La Verdad

img
Categoría: General
Lo que se cuece en Bruselas

El informe sobre escasez elaborado el pasado verano por el jefe de aguas de la Comisión Europea, sucesor de Patrick Murphy, no está en contra de los trasvases. Los contempla como una fórmula posible en última instancia, en aquellas zonas que han agotado todos los sistemas previos y que pese a todo no pueden resolver la falta de agua.

Tampoco es para alegrarse o decepcionarse, ya que considera los trasvases pocos sostenibles desde el punto de vista de los conflictos territoriales que genera. En cuanto a las desalinizadoras, propone llevar cuidado porque no se conocen los efectos a medio y largo plazo.

Ver Post >
De la Vega los seduce

De la Vega los seduce. La vicepresidenta primera del Gobierno y los
regantes tienen feeling, después de cuatro reuniones al más alto nivel
en el Palacio de La Moncloa con el Comité de Crisis de la Sequía. Desde
el otro lado se interpretará que los agricultores del Segura son
agradecidos y no tienen más remedio que aceptar lo que les conceda el
Gobierno de Rodríguez Zapatero. Ese feeling, cuentan, llegó al extremo
de desear que la vicepresidenta siga en su cargo en la próxima
legislatura, si el PSOE gana las elecciones. De la Vega dejó caer en la
última reunión celebrada en Madrid -acompañada por las ministras
Cristina Narbona y Elena Espinosa– que no sabe si continuará. Los
miembros de la delegación murciana y alicantina se mostraron dispuestos
a hablar con Rodríguez Zapatero para que la mantenga en su sitio.

La
vicepresidenta se comprometió a que no cambien las reglas del Trasvase
Tajo-Segura en la próxima legislatura. Subrayó a los miembros del
Comité de Crisis que no es contraria a los trasvases, pero sí que se
opone sólo a uno, que es el del Ebro. Precisamente un río que ha vuelto
a demostrar, en el tercer año de sequía, que tiene excedentes en la
desembocadura para derivar a otras cuencas.
En los despachos de
Madrid está funcionando lo que el socialista Pedro Saura llama «la red
del murcianismo exigente», que tiene ahora a otro valedor en el
ministro de Justicia y cabeza de lista por Murcia, Mariano Fernández
Bermejo
, que empuja a favor de la Región en las reuniones del Consejo
de Ministros.

MILAGRO: HAY TRASVASE
Elecciones a la vista

Muy
pocos o nadie esperaba que el Consejo de Ministros autorizara el
viernes un desembalse del Tajo para los regadíos, aunque fuera un
chorrico de 11 hectómetros cúbicos, como lo define el PP murciano. A
decir verdad, no lo esperaban ni los regantes, a la vista de la crítica
situación de los embalses de Guadalajara y Cuenca, con 322 hectómetros
almacenados.

¿Cómo van a sobrevivir los regantes hasta el próximo
mes de octubre? En contra de lo que parece, han empezado este año
hidrológico con más envíos del Tajo que el ejercicio anterior. Con el
desembalse aprobado el viernes, el Consejo de Ministros les ha
concedido ya 42, 5 hectómetros. Y con la cabecera temblando, puesto que
si no llueve pronto se rozará la línea roja no trasvasable. El
presidente del Sindicato Central, Francisco del Amor, ha echado cuentas
y espera reunir este año hidrológico 120 hectómetros cúbicos: 50 de la
cabecera del Tajo, 20 de los pozos concedidos por la Confederación
Hidrográfica del Segura, otros 20 que les devolverá Canales del
Taibilla para saldar la deuda y 30 que esperan comprar a Estremeras
(Madrid), como en los dos años anteriores.

El Gobierno de Zapatero
ha aprobado el último desembalse antes de las próximas elecciones de
marzo, ya que la Comisión de Explotación del Acueducto se reúne cada
tres meses y la siguiente no toca hasta después de los comicios
generales. El guiño político parece claro. Ahora no importa tanto la
cantidad concedida -técnicamente no se puede enviar más sin comprometer
los abastecimientos- sino lo que significa cualitativamente: El
Trasvase Tajo-Segura sigue vivo.

¡MECACHIS EN LA MAR!
¡Qué mala es el agua “desalá”!

El
Gobierno regional, a través de la campaña Agua para Todos, está
promocionando un anuncio en contra del agua desalinizada. Por boca de
una niña se dice que estos caudales no sirven para beber ni para regar,
ya que hay que mezclarlos antes con agua de río. La conclusión, según
la niña, es que las cosas son más sencillas trayendo agua directamente
de otros ríos de donde sobra.
Quitando problemas puntuales de
concentración de boro, el agua desalinizada se consume desde hace años
para beber y regar una vez tratada; y si se mezcla es precisamente para
reducir su coste, que es elevado. Una cosa es la controversia técnica y
económica, y otra meter el miedo en el cuerpo. Además, ¿no promueve el
Gobierno murciano su propia desalinizadora en Escombreras?

Ver Post >
Los aguadores del PP

Cuesta cada vez más trabajo entender la política nacional del PP en
materia de agua. Su grupo parlamentario en el Congreso se ha ido
cubriendo de gloria en los últimos meses con iniciativas que rompen las
líneas de defensa de sus correligionarios murcianos. En mayo
propusieron un envío de agua del Tajo a Las Tablas de Daimiel con el
triste balance de que el 85% del caudal se perdió por el camino en
pleno estiaje manchego. Ni que decir tiene que ese desembalse de bajo
sostén técnico se hizo en menoscabo del agua que esperaban los regantes
del Trasvase Tajo-Segura. El Gobierno murciano se atrevió a calificar
aquella iniciativa de, cuanto menos, «inoportuna».

La segunda llegó
el mes pasado, cuando se presentó una enmienda a los Presupuestos del
Estado para construir el Trasvase del Ebro -en su tramo valenciano (?)-
y tres días después tuvo que ser retirada tras la bronca que
organizaron los populares aragoneses, que obtuvieron además la
confesión del portavoz Eduardo Zaplana de que el PP «no tenía voluntad
política» de insistir en sus peticiones trasvasistas.
La tercera, en
este momento, es una enmienda para que no se construya la
desalinizadora de Torrevieja que debe garantizar los regadíos del
Trasvase Tajo-Segura. Que se sepa, y así consta, esta obra fue incluida
y aprobada por el Gobierno de Aznar en el anexo de inversiones del Plan
Hidrológico.

La lectura que hace el PP es que esa desalinizadora es
una trampa porque servirá para reducir los caudales del Tajo. Si los
regantes la solicitaron, sería por algo. Por ahora, existe el
compromiso de la ministra Cristina Narbona, recogido en una entrevista
publicada en La Verdad, de que no habrá sustitución de caudales. A lo
mismo se comprometió Acuamed en sus negociaciones con los regantes. Si
el Gobierno central cambia de criterio, tendrá que responder por ello
porque con rotundidad se le recordará ese compromiso de su ministra,
pero no parece razonable que el PP se oponga de esta forma a una obra a
todas luces necesaria (producirá agua equivalente a la demanda de 1,2
millones de habitantes).

Si se acaba el Tajo-Segura no será por la
desalinizadora de Torrevieja, sino más bien por el calentamiento
global, por las directivas europeas, por las demandas de Madrid y sobre
todo por quienes exigen su eliminación: los socialistas de Barreda y
también los populares de De Cospedal, que siguen echando leña al fuego.
Otro dato: la revisión del Trasvase del Tajo también se aprobó en el
PHN de Aznar, y el PSOE la ha mantenido. Si en Madrid el PP quiere
hacer política con el agua, que no nos mande más jamones.

Ver Post >
Trasvase con marcha atrás

Con Aragón amotinado, los dirigentes nacionales del Partido Popular han tenido que plegar velas a toda prisa y retirar una enmienda a los Presupuestos Generales del Estados que proponía habilitar 600 millones de euros para el Trasvase del Ebro a las cuencas del Júcar y segura. Tramo Comunidad Valenciana. La enmienda se dio a conocer el viernes pasado y se escenificó en una rueda de prensa de los diputados nacionales por Murcia. La propuesta presto llegó a orillas del Ebro y en cuatro días horas se retiró bajo la explicación del PP de que se había tratado de un error.

Fue el vice portavoz del Partido Popular, Vicente Martínez-Pujalte -quien con toda probabilidad figuarará en la lista al Congreso por Murcia- quien el lunes por la mañana presentó una corrección a la enmienda anterior (la número 2.389) que cambiaba el título. En lugar de figurar Trasvase del Ebro a las cuencas del Júcar y Segura, debía poner Trasvase Júcar-Vinalopó en la Comunidad Valenciana.
Andrés Ayala, que lideró la rueda de prensa en Murcia el viernes pasado, no acierta a explicar lo que había sucedido. Las claves van llegando desde Zaragoza, y tampoco dejan en buen lugar el hilo argumental del PP en torno al Trasvase del Ebro. Más bien revela las profundas discrepancias que existe dentro de este partido a nivel territorial, y que llevan a la cúpula nacional a oficiar como un bombero cada vez que se organiza un revuelo como la de ahora. Esta labor de apagafuegos introduce más confusión en el mensaje nacional del PP sobre el agua y los trasvases. Ya apuntamos hace año y medio el giro que tomaron los dirigentes de la calle de Génova -y en concreto Mariano Rajoy– cuando se diluyó la contundencia mostrada hasta ese momento sobre la ejecución del Trasvase del Ebro cuando el PP recuperara el poder.

El Trasvase del Ebro es una opción técnica factible desde el punto de vista de la ingeniería hidráulica y tan defendible como la desalinización gran escala, pero a la hora de defender sus posiciones fueron algunos dirigentes nacionales del PP quienes se movieron de la foto presionados por sus correligionarios de Aragón y de Castilla-La Mancha.

A partir de ahí la reivindicación del acueducto del Ebro desde las comunidades de Murcia y Valencia se ha convertido en un músculo electoral que tiene más valor como discurso político que como realidad en un plazo determinado. La prueba del algodón la dará Rajoy si gana las elecciones, puesto que esas discrepancias territoriales se podrían multiplicar y puede que no en beneficio de Murcia. Si la cúpula del PP ha cedido ante Aragón, ¿cómo podrá plantear de nuevo la ejecución de este trasvase? ¿Si gana Rajoy, va a resucitar este proyecto con la misma rapidez con la que lo derogó Zapatero? Frente a eso, el PSOE y el Gobierno de Zapatero han armado en ersta legislatura una política más coherente, guste más o menos, de desterrar el Ebro y apostar por la desalinización. Aunque estuvieran equivocados en sus planeamientos, al menos no transmiten confusión.

La explicación que ofreció la oficina del portavoz Eduardo Zaplana a la enmienda trasvasista tampoco es tranquilizadora. Explicaron que esta propuesta se presenta año tras año cuando llegan los Presupuestos, pero que en este ejercicio se traspaleló por error, «se colocó en el montón y nadie se dio cuenta de quitarla». Es decir, que para el próximo año electoral no tocaba reivindicar el Ebro.

Abundando en lo mismo, el Heraldo de Aragón reprodujo ayer unas declaraciones atribuidas a Eduardo Zaplana, quien le comentó al líder de los populares aragoneses, Gustavo Alcalde, que el Grupo del PP en el Congreso «no tenía voluntad política» de insistir en sus peticiones trasvasistas. Valcárcel trató del año pasado de recomponer un mínimo consenso dentro de su partido con la cumbre de barones en Madrid, bajo el postulado general de transferir agua de las cuencas excedentarias a las deficitarias. El problema llega cuando se quieren ponen nombres y apellidos.

Ver Post >
El agua sube y sube…

Murcia se ha convertido en la tercera comunidad con el precio del agua
más caro, sólo por detrás de Baleares y Canarias. El coste medio del
metro cúbico se sitúa en 1,52 euros y supera a Cataluña, según el
Instituto Nacional de Estadística (INE). La media española no llega al
euro. En el precio del agua para la población está influyendo
decisivamente el coste de la desalinización, que está experimentado
incrementos anuales del 20% en las tarifas domésticas.

Unido a
esto, ha bajado el consumo medio por habitante y día. Ahora se sitúa en
161 litros, uno menos que en el año 2006. La Región de Murcia está por
debajo del consumo medio nacional. Hay que hacer la precisión de que
los datos del INE corresponden al año 2005. Y desde entonces ya llovido
algo, por lo que las cifras hay que tomarlas con cautela. Cierto es que
el recibo del agua sube en Murcia más que en ninguna otra comunidad
autónoma. Y también es verdad que se ha contenido el consumo medio por
habitante, según la Mancomunidad de Canales del Taibilla. Por ejemplo,
el consumo fue el pasado verano similar al del anterior. Las regiones
cuyos habitantes más agua gastan son Andalucía y Cantabria. A nivel
nacional, el consumo de agua para abastecimientos ronda los 2.700
hectómetros. Los regadíos, por su parte, consumen otros 17.000. Sobre
las fugas, ya se sabe que entre el 15 y el 20% del agua se pierde en
las redes de suministro, pero varía mucho por ciudades.
La
Universidad de Murcia, por cierto, ha convocado un concurso para
instalar dispositivos de ahorro de agua en sus centros. El presupuesto
es de 120.000 euros.

El informe realizado por la patronal Croem, basándose en datos del INE, refleja que Murcia es la región que menos agua consume por habitante, y sin embargo el precio ha crecido cuatro veces más que la media nacional. Y eso que las desalinizadoras no están a tope…

LLUEVE MÁS EN EL ESTE
Los registro
de lluvias de la Confederación Hidrográfica del Segura indican que las
mayores precipitaciones se han producido este mes en la franja oriental
de la Región, principalmente en el Altiplano, Abanilla, Fortuna, Murcia
y Orihuela. Así figura en el mapa de la izquierda. Donde menos agua ha
caído hasta ahora ha sido en la zona de Mazarrón y el límite con
Almería. No están registradas las lluvias del martes. Esta tarde se
esperan chubascos débiles y moderados en el litoral. Por cierto, los
pantanos del Segura siguen por los suelos. Sólo almacean el 13,1% de su
capacidad (148 hm3 sobre un total de 1.129 hm3).

ARANJUEZ SE “AMOTINA”

El
Pleno municipal de Aranjuez ha aprobado por unanimidad una declaración
institucional contra la venta de derechos de agua del Tajo al Segura.
Los regantes del Canal de las Aves han realizado dos ventas al
Taibilla, que están respaldadas jurídicamente por decreto, el cual
sigue vigente. Ha sido una especie de motín del agua, que traerá
consecuencias en el año 2015 con la obligación de aumentar los caudales
ecológicos de los ríos.

Ver Post >
Cuaderno de Bitácora / ¡Menudo negocio!

Primero: ¿Por qué hay que comprar agua a otras comunidades de regantes
(léase Estremera y Canal de las Aves) cuando según la ley existen
excedentes en la cabecera del Tajo para enviar al Segura. Segundo: Esa
agua se paga, de media, al doble de precio que la tarifa del Trasvase
Tajo-Segura, ya que hay que compensar a los vendedores por lo que dejan
de ingresar al no cultivar sus tierras. Tercero: Los caudales
adquiridos a través del intercambio de derechos se computan a todos los
efectos como volúmenes trasvasables. Así lo dice el real decreto ley
del 15 de diciembre del 2005. Es decir, se restan de las reservas
disponibles para enviar a Murcia; cuando en realidad se trata de
concesiones situadas en el Alto Tajo y, por lo tanto, consideradas como
consumos propios de aquella cuenca.

Lo que antecede nos puede llevar
a la conclusión de que en las circunstancias actuales -en que existen
sobrantes- se está pagando hasta tres veces por el mismo agua. En tanto
que hubiera excedentes, se habría tenido que trasvasar para regar la
parte correspondiente, sin saltarse el envío de primavera, como se ha
hecho. En resumen, se paga el doble y además se resta de lo legalmente
trasvasable…, cuando debía tratarse de un volumen extra, que además
viene muy bien.

Es cierto que un mínimo principio de prudencia exige
asegurar los abastecimientos a la población. Si se quiere, a seis meses
vista. Pero también lo es que, según el Ministerio, en la cabecera
quedarán unas reservas de 386 hectómetros al día 1 de octubre; casi 150
por encima de la línea roja. Qué más garantías.

Asimismo, hay otros
hechos consumados que son discutibles. Por un lado los 240 hectómetros
por debajo de los cuales no se puede trasvasar no son intocables, sino
que están ahí precisamente para garantizar que toda la cuenca alta del
Tajo, desde Sacedón hasta Aranjuez, pueda recurrir a ese agua cuando
tenga problemas. En segundo lugar, ¿por qué se tienen que computar
también como trasvasables los caudales enviados a Daimiel, restándolos
de las asignaciones al Segura? Las Tablas, además, no están en la
cuenca del Tajo, sino en la del Guadiana; que por cierto, en su zona
oriental tiene los pantanos al 63% de capacidad. Añadir asimismo que,
esa derivación, que será al final de 50 hectómetros anuales, nace de un
real decreto que se antepone sobre una ley.

Por último, queda poco
elegante que el Gobierno central dé esperanzas a los regantes (reunión
pre electoral y de tregua con De la Vega, Narbona y Espinosa), y sin
embargo al final les manden 20 hectómetros justitos. En cuanto al
Partido Popular y su proposición a favor de Las Tablas, el favor está
hecho. Eramos pocos…

Ver Post >

Etiquetas

Otros Blogs de Autor