La Verdad
img
Contenidos
img
Portavoz | 06-02-2018 | 11:13

Por Carlos Recio.

Una de las cosas que más me gusta de trabajar en una agencia de publicidad y, en concreto en la relación con clientes, es que aprendo de muchas cosas que me eran completamente desconocidas o, incluso, que creía conocer y de eso nada… Aprendo cómo conseguir una excelente lechuga empleando el agua justa, cómo se relaciona el cambio de divisa y el precio de los electrodomésticos, las ventajas de un seguro agrupado frente a una selección individual… De verdad, para los que somos curiosos y nos gusta aprender, esto es realmente apasionante.

Pero de lo que quiero yo hablar no es de mi curiosidad ni de lo interesantes que son las relaciones humanas, eso ya lo dejamos para algún blog de psicología, quiero hablar una vez más de digital.

Y, ciertamente, el conocimiento que muchas empresas tienen sobre todo lo que rodea a sus negocios, y cómo les afecta y cómo se interrelaciona, es enorme. Y este conocimiento está oculto, oculto en las mentes del personal, oculto en documentación interna, oculto en los discos duros… Y es una pena, pues miles de personas están muy interesadas en gran parte de esta información, interesadas en conocer y saber muchas cosas que en tu empresa se conocen y no forman parte de ninguna propiedad intelectual.

Me estoy refiriendo a todas aquellas cuestiones que me afectan, por ejemplo, en mi vida cotidiana, las que me ayudan a resolver dudas de consumo, a las de si riego mis macetas por la mañana o por la noche… Por supuesto, no me estoy refiriendo a información de valor que sostenga una ventaja competitiva en tu mercado. Y digo yo, ¿no sería interesante compartirlas de un modo “desinteresado”?

Indudablemente sí, y hoy internet nos ofrece varios modos fáciles y económicos de compartir esa información, ese conocimiento y, de paso, dar valor a nuestra marca, no como objetivo directo sino indirecto, no dando una publicidad sino un contenido. Y si consideramos, además, que entre esos miles de personas interesadas hay cientos de potenciales compradores de nuestro producto, ya no tenemos excusa para, de una forma ordenada e inteligente, compartir vía internet todo ese conocimiento.

 

Sobre el autor Portavoz
Carlos Recio Caride, socio fundador y director general de Portavoz, es un apasionado de dos mundos: la comunicación y la empresa. Javier Franco Román, director de proyectos en Portavoz, es un amante de la empresa y el emprendimiento, que fue seducido por la publicidad. Fernando Caride Vázquez, socio fundador de Portavoz, y su director creativo ejecutivo, sigue buscando el lado izquierdo de su cerebro.

Etiquetas

Otros Blogs de Autor