Los dígrafos del español

A lo largo de su história, el abecedario español ha pasado por muchas transformaciones, al igual que muchas lenguas, el español proviene del latín, y si bien el actual alfabeto español tiene mucho parecido con el latín básico; se ha ido transformando para incluir nuevas letras y sonidos. Por ahí cuenta la história por ejemplo, que en la época de los escribas, si se quería representar “nn” se escribía “ñ” como una forma de continuidad y para ahorrar papel, hoy en día la ñ forma parte del idioma español, una letra que para muchos otros idiomas puede ser un poco rara y difícil de interpretar y que surgió por misma razón del desarrollo lingüístico.

Pero también existen otros sonidos que no han tenido la suerte de transformarse en letras como la ñ, pero que de igual forma son ampliamente usados en el idioma, por supuesto nos referimos a los dígrafos.

¿Qué son los dígrafos?

Los dígrafos son representaciones gráficas de dos letras del abecedario común, la característica primordial de los dígrafos es que representan un sólo sonido compuesto de dos letras.

Siendo así los dígrafos del español son; Gu, Qu, RR. Desde el 2010, la última actualización formal que se le hizó a al alfabeto español, la Ch y Ll dejaron de formar parte del abecedario español y pasaron a formar parte de los dígrafos, totalizando en 5:

¿Cuales son los dígrafos del idioma español?

GU | Qu | Rr | Ch | Ll

Ejemplos:

Algunos ejemplos de palabras que podemos destacar de los dígrafos del español son;

Gu | Guitarra, Qu | Queso, Rr | Correr, Ll | Llano Ch | Chocolare

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
laverdad.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.