La Verdad
img
Categoría: Afición
Un empate con sabor a triunfo

No lo entiendo. Muchos aficionados siguen enfadados por el empate del Real Murcia en La Condomina. Dicen que un equipo con las aspiraciones de los granas debía haber ganado ante un rival directo como es el UCAM CF. Vamos a ver. Quizás, se les olvida a estos aficionados que el Real Murcia está por delante del UCAM CF en la tabla. Era el equipo universitario el que tenía que ganar sí o sí para adelantar al conjunto grana en la clasificación. Al Real Murcia le bastaba con un empate para salir vivo de La Condomina. De este modo, las cosas siguen como estaban: el UCAM detrás del Real Murcia. Todo sigue igual. 

Tampoco entiendo que estos aficionados no se acuerden de que el factor campo es clave siempre. Y en Segunda B aún más: la igualdad reina en toda la categoría. Hoy en día, empatar fuera de casa es siempre positivo. El Real Murcia lo hizo en el derbi: remontó un 1-0 y empató en el tiempo de descuento.

Además, los que critican el empate se olvidan de que el Real Murcia llegaba a este partido con muchas bajas significativas y con varios jugadores que no habían disputado un solo minuto con la camisola grana. El empate tiene un mayor sabor a triunfo. El equipo de Salmerón sigue muy serio en defensa, solo ha recibido 6 goles en los últimos 14 partidos, es el segundo equipo menos goleado de la categoría y está empatado a puntos con el cuarto puesto. Cifras para sentirse muy satisfecho después del comienzo liguero con Sanlúcar, donde la defensa era un auténtico coladero. Qué rápido se olvida lo malo. 

Por último, el sector crítico que ataca de forma gratuita a los murcianistas cada semana tampoco valora los últimos fichajes granas como el de Chrisantus, que ya lleva un gol menos que Chamorro con 24 partidos menos. El jugador nigeriano fue muy criticado cuando se hizo público su nombre como nuevo jugador murcianista. Algunos decían que era un delantero en horas bajas y otros decían que después de varias temporadas acumulaba muchos fracasos. Primeros minutos de Chrisantus como grana y un gol que sabe a triunfo. 

Qué manía tienen algunos en criticar por criticar. No lo entiendo. Vamos por el buen camino. 

Ver Post >
Yo me abono

No tengo ninguna duda: acompañaré un año más al Real Murcia en su camino de vuelta a la Segunda División.

Moro vuelve a acertar. Primero, abriendo la campaña de abonos cuanto antes. Segundo, el suculento descuento del precio del abono si el Real Murcia asciende a Segunda. Y tercero, con los precios.

Samper era nefasto gestionando el Real Murcia en general y, sobretodo, en el terreno social en particular. El madrileño ninguneaba a la afición pimentonera. Siempre lanzaba las campañas de abonos muy tarde. La masa social grana se enfriaba. Los precios de Samper eran desproporcionados para la categoría donde el club militaba. Mucho más caros que los que propone Moro para la próxima temporada. Y, por último, Samper no se preocupó jamás en acompañar esos altos precios con ningún tipo de descuentos.

Moro, en cambio, se detiene en lo más importante que tiene un club de fútbol: su afición. Moro la cuida. Y eso, desde su llegada, ha provocado que los aficionados granas se vuelquen con el equipo como hacía años no sucedía. Grande Moro. El extremeño ha devuelto la ilusión a Murcia pese a los varapalos deportivos que esta ciudad recibe año tras año. Es consciente que el ascenso empieza en la grada: mimando al abonado.

Que sí, que los precios para la próxima temporada son más caros que los de Abarca de esta temporada. Pero así nos fue en el terreno deportivo con tan poco dinero recaudado de los abonos. Un ejemplo de ello: Wilson Cuero, delantero centro titular en 23 ocasiones y 0 goles. Si queremos una plantilla competente para quedar primero en la liga regular, hace falta dinero. Y los abonos son ingresos. Nuestro granito de arena en este proyecto. ¡Qué menos!

Estoy deseando que el balón empiece a rodar. “Qué sí, joder, que vamos a ascender”. Yo me abono. ¿Y tú, te abonas?

Hasta el final… ¡Vamos Real!

 

Ver Post >
Fieles sufridores

Una aficionada del Real Murcia romper a llorar tras consumarse el descenso grana a Segunda B en el estadio Montilivi de Girona :: Edi Kelele

Como si de una broma de mal gusto se tratara, el Real Murcia dijo adiós al ascenso a Segunda División de la peor forma posible: en el último minuto sin merecerlo. Un nuevo varapalo para la parroquia murcianista. Y es que pocas han sido las alegrías estos últimos años. La afición del Real Murcia ha sido maltratada social y deportivamente desde que Jesús Samper llegó a Murcia. 

Fieles sufridores, los abonados pimentoneros han aguantado carros y carretas. Planificaciones deportivas desastrosas, temporadas banales, encuentros soporíferos, fichajes decepcionantes y entrenadores deleznables. Sin olvidarnos del ninguneo del presidente a su afición. 

Y, sobre todo, los mazazos administrativos y deportivos y sus respectivos descensos de categoría: el verano pasado en los despachos y en Montilivi aquel domingo fatídico de junio del 2010.

Por ello, desde aquí y en estos momentos tan delicados, un merecido homenaje a aquellos aficionados que incondicionalmente, pase lo que pase, acompañan, animan, apoyan y alientan a este club centenario.

¡Siempre Real Murcia!

Ver Post >
Otro 'samperazo'

Jesús Samper no tiene vergüenza. Pensaba que la nefasta política social del mandamás grana no se superaría pero me sigue sorprendiendo aunque sigan pasando los años. Samper hace lo que mejor sabe: ningunear a la afición del Real Murcia.

¿En qué cabeza cabe, en esta ocasión, que el Real Murcia cobre 15 euros a los aficionados del Hércules y 20 a los granas no socios?

El partido del sábado es el más importante de toda la temporada y Samper ha decido poner la entrada más barata a ¡20 euros! para llenar Nueva Condomina. Ironías aparte y no contento con ello, el presidente del Real Murcia ofrece entradas más baratas a los aficionados del Hércules. ¡Qué cúmulo de despropósitos, señor Samper!

Muchos son los aficionados del Real Murcia que esta temporada, por unas razones o por otras, no han podido hacerse abonados del conjunto grana. Y ahora, en el momento más decisivo del año, quieren acudir en masa para apoyar a los murcianistas y no pueden hacerlo por el precio desorbitado de las entradas.

Y me da igual que el motivo sea por el embargo dictado por el Juzgado número 5 de lo Social de Murcia que obliga al club grana a entregar el próximo sábado lo recaudado en las taquillas a Juanma Valero, exjugador al que el Real Murcia debe un premio por su fidelidad al club grana. Y que Samper quiera aprovecharse del tirón del Real Murcia-Hércules para quitarse de un plumazo la deuda con Juanma.

Es un partido donde el Real Murcia necesita más que nunca el aliento de su afición. Es necesario poner precios asequibles, aunque se recaude menos dinero, con el fin de que el Real Murcia se sienta arropado por un estadio casi lleno y no diga adiós al ascenso a Segunda a las primeras de cambio. Samper debe poner ahora sobre la mesa lo que no tiene: murcianismo.

Ver Post >
Eterno Real Murcia

Aquel trágico día, mientras llovía y lloraba en Montilivi, pensé que no iba a sentir más impotencia en mi vida. Iluso. Qué equivocado estaba. Un descenso administrativo no es más doloroso que uno deportivo; es desolador.

Cuando piensas que las cosas no pueden ir peor, la vida te demuestra que te equivocas: que el negro puede ser más negro. Pero la vida, sin darte cuenta, también te enseña que después de la tormenta llega la calma y que todo tiene solución menos la muerte. Y el Real Murcia no está muerto. Está tocado pero no hundido. No es momento para los lamentos sino para estar más unidos e ilusionados que nunca.

No me importa estar en Segunda B. No me importa que nos desciendan de forma injusta por la vía administrativa. No me importa que los políticos de esta ciudad pudieran hacer más y no lo hayan hecho. No me importa que Javier Tebas le hiciera un traje a medida al Real Murcia para provocar su inmediato descenso. Ni mucho menos me importa que un juez desautorice a otro. Ni que un juez se declare incompetente a la hora de tomar una decisión tan importante como ésta. Y me importa aún menos que la mayoría de equipos de fútbol de este país deban mucho más dinero que el Real Murcia a Hacienda. No me importa que la Justicia sea injusta ni que no sea igual para todos. No me importa que aquellos jugadores granas que parecían antes tan implicados con esta camiseta, huyan ahora en desbandada. No me importa nada que enturbie y ensucie un escudo con más de 100 años de historia.

Y quien menos me importa es Jesús Samper. El principal culpable del descalabro grana. Siento indiferencia por este tipo. Desde su llegada a Murcia, he estado en contra de su gestión económica, deportiva y social. Sólo hay que darse una vuelta por este blog para comprobarlo. Durante todos este años, he repetido hasta la saciedad: ¡Fuera Samper! Lo fácil ahora es hacer leña del árbol caído. No me apetece. El dueño del Real Murcia, tarde o temprano, dejará el club. Y el murcianismo seguirá vivo sin él. ¿Alguien lo duda?

El Real Murcia es eterno le pese a quién le pese.

Ver Post >
Hoy juega el Real Murcia

#SOSRealMurcia
#RealMurciaEn2A

Ver Post >
Sobre el autor Nacho López de Sá
Separar el trigo de la paja. Ese es el secreto de 'El Cedazo'.

Últimos Comentarios

unoconganas 18-07-2017 | 18:52 en:
Yo me abono
capital de murcia 15-06-2017 | 17:11 en:
Yo me abono
alawad 01-11-2016 | 21:08 en:
Un alcalde provocador
kazekami 28-06-2014 | 00:52 en:
Este presidente no aprende

Etiquetas

Otros Blogs de Autor