La Verdad

img
Categoría: Sin categoría
Un alcalde provocador

El alcalde José López, protegido por la Policía, mientras se dirigía a las entrañas de la Nueva Condomina. / Nacho García / AGM

El alcalde José López, protegido por la Policía. / Nacho García / AGM

Provocador. Así es como definían al alcalde de Cartagena decenas de aficionados murcianistas el domingo pasado. Y así es como defino yo la conducta de José López  tras ver con mis propios ojos todo lo acontecido en los aledaños de Nueva Condomina en los momentos previos al encuentro.

Suscribo todas y cada una de las palabras de mi compañero Raúl Hernández en su relato de lo sucedido acerca del regidor cartagenero.

Dejando a un lado el motivo real de por qué dio la vuelta al estadio Nueva Condomina, es inadmisible su conducta. Hay formas y formas.

Para empezar, un alcalde debe ser consciente que representa a una ciudad y debe ser consecuente con sus actos. Lo que hizo el domingo denota de todo menos responsabilidad.

Después, una persona cabal evita pasar (en un partido declarado de máximo riesgo) por la zona de animación de la afición visitante si no es con el objetivo de provocar al respetable. Y aún más si cabe, cuando aparece escoltado por una docena de agentes, llamando poderosamente la atención e la parroquia murcianista. Perfectamente, el edil cartagenero podría haber bordeado el estadio por la parte de abajo y no tener que cruzar la marea grana a falta de unos minutos que comenzara el partido.

Y por último, un alcalde no puede pasearse en tierra hóstil respondiendo a los seguidores pimentoneros que le increpaban su chulería con risas burlescas y saludos por doquier con toda la ironía del mundo. Eso en tierra tiene una palabra: provocación. 

Pero qué puede esperarse de un alcalde de una ciudad que afirma a un periodista que quiere que gane el Cartagena en el último minuto, de penalti injusto.

Por suerte, la afición murcianista no cayó en la provocación del cartagenero y no hubo que lamentar ningún incidente grave. Quizás, José López no se salió con la suya. ¿Afán de protagonismo?

 

Ver Post >
El Murcia es el favorito

El Murcia es el favorito. Siempre lo será. Eso es lo que piensa la mayoría de aficionados que sienten el murcianismo en sus venas. El derby es el partido del año para muchos de ellos. Es un día para la ilusión. Todo el año esperando que llegue esta fecha. Un momento ideal para demostrar a todo el mundo que ser del Real Murcia es más que un sentimiento. El Cartagena tiene más puntos pero el Real Murcia tiene más años. La historia suma. Llevar el escudo grana en la camiseta es como salir al campo con 1-0 en el marcador.

Los jugadores deben darlo todo en Nueva Condomina. Ganar al Cartagena es el primer regalo que pueden hacer esta temporada a una afición maltratada deportivamente en los últimos años. La plantilla debe ser consciente que la camiseta que visten no es una camiseta cualquiera. Es la del Real Murcia. Un equipo con más de 100 años de historia. Y eso implica dejarse la piel durante los 90 minutos. Sudar sangre, dirían algunos. Sentir los colores, dirían otros.

La afición tampoco debe fallar. Es el momento de acudir y no huir, de apoyar y no silbar, de sentir y no sufrir. La parroquia murcianista debe dejar a un lado el mal comienzo de los de Paco García y vivir el partido del domingo como lo que es: una auténtica final. Si el público responde y acude en masa, el Real Murcia también contará con otro gol a su favor. El Efesé no viene solo. Muchos son los aficionados cartageneros que se darán cita en Nueva Condomina. Por ello, ninguno de los más de 7.000 abonados que tiene el conjunto grana debería faltar a la cita para golear en la grada a la afición visitante.

De todos modos, y pase lo que pase el domingo, el Real Murcia seguirá vivo gracias a su afición. Una afición que no da la espalda a su equipo año tras año. Y una afición que considera favorito siempre al Real Murcia, juegue contra quien juegue.

Ver Post >
#nocambiolagranaporlasotana

El UCAM sube a Segunda División y el Real Murcia no. Ya tenemos lío. Opiniones para todos los gustos: los que se alegran porque un equipo murciano suba a Segunda, los que temen que Mendoza quite masa social a los pimentoneros, los que les da absolutamente igual porque van a seguir apoyando fielmente al conjunto grana o los que sienten una envidia tremenda por la hazaña de los azulones ante el estrepitoso fracaso de los murcianistas.

No es la primera vez que al Real Murcia le aparece una sombra: pasó con el Cartagena, pasó con el Ciudad de Murcia y, ahora, con el UCAM Murcia. Hasta la fecha, el Real Murcia ha sobrevivido a todas sus sombras. Y es que Murcia no es una ciudad para dos equipos. A la vista está. El club centenario es incapaz de tener más de 4.000 abonados y el club universitario cuenta con tantos aficionados como invitaciones reparte.

Esto no acaba más que empezar. Lo único evidente es que los aficionados fieles granas apoyan incondicionalmente a este Real Murcia hasta el punto de llevar el hashtag de Twitter #nocambiolagranaporlasotana a Trending Topic nacional.

Yo me mojo: Por siempre, Real Murcia.

Ver Post >
El Real Murcia por encima de todo

Era uno de los partidos más importantes de la temporada. Todo estaba en contra y se hizo lo más difícil: ganar. El Real Murcia llegaba a Écija tras no llevarse los tres puntos en su últimos dos encuentros. Un empate en casa ante el San Roque, uno de los mejores equipos que ha pasado por Nueva Condomina; y una derrota en Ceuta que llegaba en el tiempo añadido y que nadie esperaba. Dos motivos que algunos aprovechaban durante la semana para sembrar desaliento y desconcierto a la parroquia murcianista a las primeras de cambio.

Qué confundidos estaban… Este Real Murcia es muy grande. No sólo ganó en el Municipal de San Pablo sino que lo hizo con muchos factores en contra. Cada visita a domicilio, los murcianistas tienen que jugar en auténticos barrizales. El de Écija no iba a ser menos. Luego estaba el árbitro. Una vez más, el colegiado del encuentro perjudicó notablemente al conjunto pimentonero. En esta ocasión, dejándolo con diez y sin pitar un claro penalti a Abraham. Por si fuera poco, los de Iñaki Alonso tenían también en contra los números: el Écija no había perdido un sólo partido en su campo. De hecho, sólo había encajado un gol como local. Pese a todo, se ganó. Y con holgura, 0-2: convenciendo.

Muchos aficionados critican a este Real Murcia limitándose a decir que no les gusta cómo juega este equipo. Y es que se les olvida que los pimentoneros están en Segunda División B. En un grupo, el cuarto, donde equipos históricos como el Cádiz, Ceuta o Melilla están por debajo de él. En una categoría donde no hay juego sino patadas, donde no hay construcción sino destrucción, donde los árbitros saltan a Nueva Condomina cómodos y se crecen al arbitrar en un campo de Primera División. Pero lo que no saben o no se han dado cuenta todavía estos aficionados es que el Real Murcia estás por encima de todo. Con una sola derrota en su casillero, siendo uno de los equipos menos goleados de todas las categorías del fútbol español y a un sólo punto del liderato, el objetivo este año.

Ver Post >
Clemente, el displicente

Javier Clemente es el peor entrenador que ha pasado por el banquillo del Real Murcia después de Pablo Cerrojos, digo, Braojos. Quién mejor conoce al técnico de Barakaldo que quienes lo hemos sufrido durante un año y medio al frente del conjunto grana: la afición pimentonera. El primer año nos bajó a Segunda División. El segundo casi provoca un desastre dejando al centenario club grana al borde del pozo de la Segunda B. Gracias que lo echaron a tiempo y Campos pudo arreglar el desaguisado.

Le gusta poco aparecer en los medios y dar la nota, y el Barça-Valladolid como deselance de la Liga le viene como anillo al dedo. Muchos reportajes y entrevistas están apareciendo esta semana en los medios de comunicación. Uno de ellos, el otro día, en el periódico La Verdad: Javier Clemente: «No habrá ‘autobús’ en Barcelona». Os preguntaréis… ¿Y que tiene que ver ahora Clemente con el Real Murcia? Me indignó una de sus respuestas en la entrevista que le hizo Manolo S. Breis:

- ¿Por qué no consiguió en Murcia lo que está haciendo en Valladolid?

– El equipo no pudo hacerlo. Cuando fiché por el Murcia en Primera fue en una situación parecida a la del Valladolid, incluso mejor, ya que había más tiempo por delante. A aquel equipo le faltó consistencia para mantener los resultados. No había mucho trabajo. No había mucha pelea.

¡Qué cara más dura! Quizás no recuerda Clemente que daba dos días de descanso a su plantilla y no entrenaban hasta el miércoles. Luego les ponía a correr media hora al día. Sí, apenas 30 minutos. ¿Y me dice ahora que no había trabajo? Pues si no había ni trabajo ni lucha mucho tuvo que ver el entrenador. Pero él era el primero que no estaba comprometido con la causa. Durante su estancia en Murcia, el Real Murcia dio una imagen poco digna de un club centenario y él, y sólo él, fue el único responsable de ello. Sólo se preocupaba por hacer declaraciones “graciosas” y de mal gusto en sus ruedas de prensa y ser, sin tener que serlo, el protagonista del Real Murcia en los periódicos día sí, día también. Y gracia no tenía ninguna. Mientras él bromeaba con la prensa, el Real Murcia estaba a punto de descender a Segunda B.

Con el Real Murcia no se juega. Y la afición se lo hizo saber a Javier Clemente y a Jesús Samper con sentadas, pañoladas, cánticos, etc… A las dos semanas, Clemente -el displicente- fue cesado y Campos tomo las riendas de un equipo destrozado. Había pasado por el banquillo grana uno de los peores entrenadores de la historia del Real Murcia. Y son más de 100 años…


Ver Post >
Cerrando bocas

El Real Murcia sale de la zona de descenso como debía hacerlo: cerrando bocas. Porque nadie creía en el equipo, porque nadie confiaba en el entrenador, porque los protagonistas del partido fueron Bruno y Capdevila -con sus goles- y Elía -con sus paradas-: los tres jugadores injustamente más criticados por la grada en los últimos años.

Bruno por su calidad, Capdevila por su entrega y Elía por su compromiso, son tres pilares básicos que representan las ganas de un vestuario por devolver la ilusión a una afición tan maltratada deportiva y socialmente desde que llegó Jesús Samper al conjunto grana.

Como hemos ido defendiendo algunos -pocos- en las últimas semanas: el Real Murcia iba a salir muy pronto del descenso. José González tiene su once, el mejor: unos jugadores capaces de sacar de quicio a cualquier equipo rival. Seguros en defensa y veloces arriba. Tres goles a favor y ninguno en contra en los últimos dos partidos es una prueba evidente de ello. Contamos con dos de los mejores extremos de la categoría: Isaac y Pedro. Por no hablar de los laterales: Albiol, De Coz y un inconmensurable Sergio Escudero. Una zaga veterana e infranqueable. Y Natalio, arriba, es un seguro de vida. La falta de puntería de Kike o Chando no es un contratiempo; es una simple anécdota. La ansiedad desaparecerá cuando lleguen los goles y, con ellos, las victorias.

Ahora es tiempo para saborear el triunfo. Y a quiénes no creían o siguen sin creer… El Real Murcia seguirá cerrando sus bocas con victorias.

Ver Post >
Sobre el autor Nacho López de Sá
Separar el trigo de la paja. Ese es el secreto de 'El Cedazo'.

Últimos Comentarios

alawad 01-11-2016 | 21:08 en:
Un alcalde provocador
kazekami 28-06-2014 | 00:52 en:
Este presidente no aprende
kazekami 27-06-2014 | 21:52 en:
Este presidente no aprende

Otros Blogs de Autor