La Verdad

img
Pobreza y exclusión social
img
ElGrillo | 12-06-2015 | 20:49

Dar voz a los que sufren el mayor problema actual de España y para los que urge un cambio en las políticas y sobre todo un gran acuerdo de TODOS los partidos, así como de los agentes sociales. Que les devuelva la ilusión y la esperanza .

Hoy día cualquier trabajador está en riesgo de exclusión económica y social y como consecuencia humillado, pierdes la autoestima te encierras en la angustia la desesperanza, no encuentras salida.

Crece el número de hogares en paro. Crecen los jóvenes que no tienen empleo. Algunos piensan, como muchos ya lo han hecho, salir del país para buscar oportunidades, eso sí hay que estar cualificado. Otros se resignan y aceptan “lo que salga”.

Esta es una historia triste de exclusión, paro, precariedad laboral y en definitiva pobreza y desigualdad social.

Comenzó en 2008, pero unos años antes compramos la vivienda a un precio alto, incrementando así la deuda hipotecaria con respecto al valor actual de la misma, muy por debajo del que compramos. Consecuencia, que nos hemos empobrecido patrimonialmente.

Pero la crisis llevaba algunos años instalada en la sociedad española, disfrazada tras la vorágine económica y provocada por la burbuja inmobiliaria y el consumo disparado a golpe de créditos bancarios. La pobreza existía pero no se veía. Los pobres eran invisibles. Pensábamos que era solo cosa de inmigrantes.

Estábamos muy ocupados disfrutando de unos boyantes años y los políticos ya no pisaban la calle, gobernaban desde los despachos enmoquetados y coche oficial con chófer. Tratando sus chanchullos sin que nadie controlara, porque todos éramos felices, también el Banco de España y la Agencia Tributaria.

 Mientras tanto las calles se llenaban de personas sin techo durmiendo en parques y cajeros automáticos, los comedores sociales al completo y los ahorros de las familias se acababan y algunas volvían bajo el techo de los abuelos, desahuciados sin trabajo pero con hijos.

Los partidos políticos y siendo este año de elecciones, tienen que ofrecer un poco de esperanza a los ciudadanos más golpeados por la crisis y comienzan a incluir en sus programas diversas medidas para resolver la grave situación ante el panorama de autentica emergencia nacional, o proponen cambios drásticos en las políticas económica y social o llegaremos a una revolución ya que la desigualdad puede degenerar en un peligro de seguridad ciudadana. Ya que la desafección de los ciudadanos hacia la clase política y sus instituciones es notoria y de “cabreo” y viene del empobrecimiento que ha causado la crisis económica y los recortes sociales realizados durante los últimos cinco años.

El partido en el Gobierno, que tiene mucho que hacer y que decir, para afrontar el problema de la desigualdad deberá realizar una reforma fiscal, guerra contra el fraude y la corrupción, transparencia en las instituciones y la mejora del capital humano desde la base, con una reforma del sistema educativo que sirva a los jóvenes para algo, ¡competir a nivel europeo!

Unas 20 leyes, sociales y económicas, pretende aprobar el Estado antes de agotar la legislatura.

A su vez, mantienen la teoría de que la forma de luchar contra el paro, y la desigualdad es recuperando el crecimiento económico, de la mano llegará, como ya lo esta haciendo, la creación de empleo y entonces la brecha de la desigualdad comenzará a estrecharse.

En Estados Unidos defienden que para luchar contra la pobreza hay que crear riqueza y es mejor centrarse en el crecimiento económico que en la redistribución y corrección de las desigualdades a base de subsidios. Cierto, solo a medias, hoy disfrutan de una buena posición económica y han llegado casi al pleno empleo (5,6%). Sin embargo es uno de los países con mayor desigualdad del mundo. Pero eso es otra historia

Rafael Domenech, directivo del BBVA, insiste en la preparación académica, “el bajo nivel de capital humano provoca la desigualdad en un problema crónico y que cuando vienen mal dados los años, como esta última crisis, hay una parte de la sociedad que lo pasa muy mal, no están preparados, millones de jóvenes que abandonaron sus estudios por los altos sueldos que le ofrecía el sector de la construcción, cuando llegó la crisis se encontraron en la calle, sin prestación, ni una formación que les permita conseguir un nuevo trabajo”.

Antes si tenías trabajo salias de la pobreza, pero ahora, puede que tengas un empleo que no dé para salir de ese oscuro pozo de la desigualdad”.

En definitiva, el paro, el endeudamiento de los hogares y los insuficientes sistemas de protección social( por la menor recaudación del Estado) han llevado a que la fractura social se siga ampliando en las familias, repercutiendo especialmente en los niños, “existiendo un riesgo claro de transmisión intergeneracional de la pobreza, como ya ocurrió en la crisis de los ochenta y nueve” según el economista Fernández Maillo. Y lo que es peor a que nos acostumbremos a ella. Y la veamos como algo natural.

Murcia, 12 de junio 2015

Sobre el autor ElGrillo
Gusto de narrar mi entorno más inmediato, con frases pequeñas y bonitas.

Últimos Comentarios

ElGrillo 26-09-2016 | 14:51 en:
Buscando un futuro
adepradosanz_650 26-09-2016 | 08:43 en:
Buscando un futuro
ElGrillo 28-06-2016 | 20:30 en:
Fronteras del miedo

Etiquetas

Otros Blogs de Autor