La Verdad

img
Categoría: Región de Murcia
Despedidas a 40 grados

Ayer desperté con dificultad de una calurosa noche de verano. Se encendieron las canículas solares y los inquilinos terrestres comenzamos la sudoración, provocando fatiga, ansiedad y perturbaciones mentales

En mi nostálgico rincón urbano, me viene a la mente imágenes refrescantes de cuando disfrutaba con mi gente. Subiendo al faro, saltando las calas y observando el trasiego del puerto, barcos que regresan de su larga noche, veleros que zarpan a sotavento para disfrutar de su tiempo. Pescadores, caña en mano, esperan que al engaño de su cebo pique el mero.

Pero la realidad mañanera me devuelve al sofoco del día, que no es poco.

calor

El rojo color del asfalto en las aceras queda solo aliviado por la sombra de las moreras, árbol emblemático y representativo de la ciudad que en el escudo del municipio debería figurar.

Pero nos queda la mota del rio que si madrugamos podremos percibir algo de brisa.

Pero deprisa, porque si a las 9:30 horas te encuentra la mañana crecerá la fatiga.

Siempre que el verano llega iniciamos las despedidas, los niños del colegio, los padres del trabajo (claro el que tenga), de la peña ciclista de los sábados, de los vecinos, «¡cuidarme las plantas!».

Quizás también se despida Ronaldo o James. El que ya lo hace es Morata.

Se despiden los refugiados de sus viviendas quemadas, también los inmigrantes sin papeles que furtivamente tratan de cruzar la frontera, en camión o en patera.

Mágica noche de San Juan, las parejas se despiden con fugaces escenas de arrumacos en un amor sin compromiso y sin permiso saltando entorno a la hoguera. Cumpliendo el ritual amatorio sin pensar qué pasará mañana cuando el sol vuelva a calentar.

hoguera

Nos pasamos la vida despidiéndonos. Un ejercicio honroso de desapego para quedarnos en paz con nosotros mismos.

No importa cuantas veces nos despidamos en vida porque la última es la que verdaderamente importa, el silencio, el olvido, el no estar.

Murcia a 24 de junio de 2017

Ver Post >
Cuento de Navidad (2015)

Las luces intermitentes de los grandes almacenes, los barrocos adornos colgando, la parafernalia de los brillantes escaparates distorsionando las miradas y reclamando nuestra presencia en una provocación intencionada para que ejerzas el consumo.

El repetitivo sonido de los villancicos…(“beben y beben y siguen bebiendo”.. “y campanas y más campanas”… y por fin El Chirriquitin, mi favorito) entibian el alma, produciendo sentimientos, primero de alegría y después de melancolía y tristeza.

Todo ello hacen que esta noche sea distinta a las demás

Entre la multitud, que entra y sale de los almacenes, vemos familias cualificadas, distraídas y risueñas pero también observamos personas desteñidas, sin rumbo aparente, sentadas en cualquier lugar, como fuera de contexto, se les ve pero no se les mira. Ellos, sin levantar la vista saludan en una cantinela repetitiva y tienden su mano. Estos son los indigentes.

A las afueras de la ciudad se alza un campo de refugiados procedentes de países en guerra, instalados en tiendas preparadas por el voluntariado y arropados con mantas facilitadas por las ONG, iluminado por seis mediocres focos, alivian el intenso frío mediante hogueras encendidas en el exterior y 15 puntos de agua, a lo largo de todo el campo, reponen su aseo corporal.

Y circundando el cielo del campamento un drón puesto en órbita por el gobierno del país para vigilar sus movimientos.

Pero observo en sus caras ilusión y optimismo se sienten seguros y no dudan que a partir de ahora comenzarán una nueva vida.

De pronto, y de no se sabe dónde, aparece una estrella de brillante cola, provocando un gran apagón, toda la ciudad enmudece ,las personas quedan inmóviles el silencio se hace irrespirable, acompañado de una atronadora nube seca relampagueante.

Sólo los parias e indigentes se percatan de tal situación y reaccionan, todos se dirigen al mismo punto de encuentro, paso lento primero como con temor, luego van acelerando su caminar para encontrarse ambos grupos en un lugar final donde habita una familia con algunos animales, todo sencillo.

Se miran unos a otros, se saludan tímidamente, y se abrazan llevados de un entusiasmo nunca vivido.

¿Qué les está pasando?, ¿qué calor fraternal perciben?, jamas lo habían experimentado, ya no se sienten solos, algo les está ocurriendo.

Desde la bóveda galáctica truena una potente voz, !paz en la tierra a los hombres de buena voluntad! ! No temáis, no sintáis miedo, nadie podrá haceros más daño! !Alguien acaba de nacer, es un hombre bueno misericordioso y de paz…. Salid a su encuentro, no tiene pérdida su lugar si lo buscáis con amor ,esperanza y perdón a los que os agraviaron.

Mientras el resto de personas y familias cualificadas y acomodadas siguen su tramoyante deambular por los pasillos de los grandes almacenes comprando y celebrando su particular fiesta navideña.

Porque en verdad no es un día cualquiera, es Navidad

Murcia, 27 diciembre de 2015

Ver Post >
Otoño en el mar

 

 

 

 

Donde la gaviota, aprovechando la época de celo,

planea dibujando arabescos sobre el luminoso cielo

mientras el niño la sigue contemplando su gracioso vuelo

y sus pequeños brazos levanta como queriendo atraparla.

Donde la luna se toca con la aurora

donde uno morir quisiera con alegría,donde no existe el tiempo ni la hora,

donde la calma se hace sinfonía.

Donde las madres en madrugada velan

y esperan que los barcos arriben a puerto

contando uno a uno sus tripulantes que zarparon

por si alguno olvidaron.

Pero a mí, en esta hora crepuscular, la playa me sabe a dolor y sudor,

a pateras a la deriva de hambres pendientes,

y esperanzas compradas a hermanos delincuentes

que prometieron futuro incierto sin ningún pudor.

Ahora, la playa es un cementerio de sueños truncados por el mar,

es lugar de hambre, llantos y olvidos,

es refugio de escondidos y perseguidos.

Ahora la playa no es lugar para turistas…tampoco para amar.

Mientras la rizada mar, y a contrapelo, se hizo espumosa

y yo, yo me siento un naufrago en el mar de la confusión

y yo, yo debo volver tierra adentro,

donde mi vida se hace monótona y vivo sin emoción.

La caída de la hoja expulsando lo viejo da paso a los nuevos tallos,

y en la mar, la morena busca su guarida para invernal,

y los albatros cruzan océanos para anidar.

El otoño ha vuelto y nos sirve para ver que el movimiento es necesario,

renueva la materia y quizás el espíritu, tanto en la tierra como en el mar.

El otoño está en mi mente,

y yo, yo sólo deseo que no me olvide mi gente.

 

Murcia, 22 noviembre 2015

 

Ver Post >
.Día dedicado a los mayores

Un reciente estudio patrocinado por la ONCE y AXA concluye que la soledad abruma a cuatro millones de españoles”. Y añade que existe una diferencia entre las personas que viven solas y aquellas que dicen sentir la soledad, aun viviendo en familia o en pareja”.

Los motivos mas comunes en las personas que se sienten solas son la inactividad (desempleo), personas con alguna discapacidad y la vejez.

Dice el Gobierno que no puede atender debidamente a estas personas, sus presupuestos actuales no lo permiten. Reclama pues el apoyo de las organizaciones sociales (Cáritas, Asociaciones religiosas y cívicas) para paliar el mal de la soledad.

El ser humano es social por naturaleza, la tendencia innata de toda persona a compartir su existencia con otros. Cuando comprueba que no puede establecer ese contacto humano se siente excluido y no le permite ser quien es, entonces aparece la soledad, es su peor enemigo. Si no se logra se siente incompleta. Es por ello por lo que trata de vivir la vida de los demás, sumido en la rutina, carente de expectativas, de proyectos, y sorpresas.

La vejez es uno de esos momentos en los que más fácilmente se puede experimentar la soledad por ir acompañada de una sucesión de pérdidas, como el trabajo, las relaciones sociales, algunas capacidades físicas y lo que es peor, en ocasiones, al cónyuge o pareja.

Podríamos situar su comienzo en la jubilación, el fin de la vida laboral que constituye el origen de las principales relaciones sociales, supone un sentimiento de desvalorización y dependencia.

El trabajo no es solo una forma de ganar dinero, de tener seguridad o un cierto prestigio social, es una forma de participar en la vida social, de sentirse útil. Su perdida afecta a la vida de la persona en su conjunto.

Pero no es lo mismo estar sólo que sentirse sólo. Estar solo no siempre es un problema. Todos pasamos tiempo solos y nos viene bien para conseguir ciertos objetivos. La soledad deseada no supone un problema para las personas. Soledad elegida para desarrollar una vida interior vivida de manera positiva, deseas crear algo como en el caso de los pintores, escritores, científicos que sienten la necesidad de la soledad para testimoniar y dejar algo que les defina.

Siempre se ha venido buscando el contacto personal, centros de mayores, club, casinos, etc… Para desarrollar actividades, se obligaba a mantener el cara a cara con los demás. Mientras que en la actualidad la irrupción de las nuevas tecnologías (Internet, whatsapp o skype) permiten la posibilidad de mantener una activa vida social sin necesidad de salir de casa.

Bueno, posiblemente tengamos más amigos con el sistema, pero sigo pensando que la soledad sigue siendo hoy más soledad que nunca, las familias se alejan de los mayores, depositándolos en centros residenciales o contratando una extraña para que pase la vida con los abuelos.

La alegría y la tristeza están tan cerca que casi se rozan. Impulsemos y favorezcamos la primera, ya que la segunda viene de la mano de la soledad.

Uno de octubre de 2015.

Ver Post >
Pobreza y exclusión social

Dar voz a los que sufren el mayor problema actual de España y para los que urge un cambio en las políticas y sobre todo un gran acuerdo de TODOS los partidos, así como de los agentes sociales. Que les devuelva la ilusión y la esperanza .

Hoy día cualquier trabajador está en riesgo de exclusión económica y social y como consecuencia humillado, pierdes la autoestima te encierras en la angustia la desesperanza, no encuentras salida.

Crece el número de hogares en paro. Crecen los jóvenes que no tienen empleo. Algunos piensan, como muchos ya lo han hecho, salir del país para buscar oportunidades, eso sí hay que estar cualificado. Otros se resignan y aceptan “lo que salga”.

Esta es una historia triste de exclusión, paro, precariedad laboral y en definitiva pobreza y desigualdad social.

Comenzó en 2008, pero unos años antes compramos la vivienda a un precio alto, incrementando así la deuda hipotecaria con respecto al valor actual de la misma, muy por debajo del que compramos. Consecuencia, que nos hemos empobrecido patrimonialmente.

Pero la crisis llevaba algunos años instalada en la sociedad española, disfrazada tras la vorágine económica y provocada por la burbuja inmobiliaria y el consumo disparado a golpe de créditos bancarios. La pobreza existía pero no se veía. Los pobres eran invisibles. Pensábamos que era solo cosa de inmigrantes.

Estábamos muy ocupados disfrutando de unos boyantes años y los políticos ya no pisaban la calle, gobernaban desde los despachos enmoquetados y coche oficial con chófer. Tratando sus chanchullos sin que nadie controlara, porque todos éramos felices, también el Banco de España y la Agencia Tributaria.

 Mientras tanto las calles se llenaban de personas sin techo durmiendo en parques y cajeros automáticos, los comedores sociales al completo y los ahorros de las familias se acababan y algunas volvían bajo el techo de los abuelos, desahuciados sin trabajo pero con hijos.

Los partidos políticos y siendo este año de elecciones, tienen que ofrecer un poco de esperanza a los ciudadanos más golpeados por la crisis y comienzan a incluir en sus programas diversas medidas para resolver la grave situación ante el panorama de autentica emergencia nacional, o proponen cambios drásticos en las políticas económica y social o llegaremos a una revolución ya que la desigualdad puede degenerar en un peligro de seguridad ciudadana. Ya que la desafección de los ciudadanos hacia la clase política y sus instituciones es notoria y de “cabreo” y viene del empobrecimiento que ha causado la crisis económica y los recortes sociales realizados durante los últimos cinco años.

El partido en el Gobierno, que tiene mucho que hacer y que decir, para afrontar el problema de la desigualdad deberá realizar una reforma fiscal, guerra contra el fraude y la corrupción, transparencia en las instituciones y la mejora del capital humano desde la base, con una reforma del sistema educativo que sirva a los jóvenes para algo, ¡competir a nivel europeo!

Unas 20 leyes, sociales y económicas, pretende aprobar el Estado antes de agotar la legislatura.

A su vez, mantienen la teoría de que la forma de luchar contra el paro, y la desigualdad es recuperando el crecimiento económico, de la mano llegará, como ya lo esta haciendo, la creación de empleo y entonces la brecha de la desigualdad comenzará a estrecharse.

En Estados Unidos defienden que para luchar contra la pobreza hay que crear riqueza y es mejor centrarse en el crecimiento económico que en la redistribución y corrección de las desigualdades a base de subsidios. Cierto, solo a medias, hoy disfrutan de una buena posición económica y han llegado casi al pleno empleo (5,6%). Sin embargo es uno de los países con mayor desigualdad del mundo. Pero eso es otra historia

Rafael Domenech, directivo del BBVA, insiste en la preparación académica, “el bajo nivel de capital humano provoca la desigualdad en un problema crónico y que cuando vienen mal dados los años, como esta última crisis, hay una parte de la sociedad que lo pasa muy mal, no están preparados, millones de jóvenes que abandonaron sus estudios por los altos sueldos que le ofrecía el sector de la construcción, cuando llegó la crisis se encontraron en la calle, sin prestación, ni una formación que les permita conseguir un nuevo trabajo”.

Antes si tenías trabajo salias de la pobreza, pero ahora, puede que tengas un empleo que no dé para salir de ese oscuro pozo de la desigualdad”.

En definitiva, el paro, el endeudamiento de los hogares y los insuficientes sistemas de protección social( por la menor recaudación del Estado) han llevado a que la fractura social se siga ampliando en las familias, repercutiendo especialmente en los niños, “existiendo un riesgo claro de transmisión intergeneracional de la pobreza, como ya ocurrió en la crisis de los ochenta y nueve” según el economista Fernández Maillo. Y lo que es peor a que nos acostumbremos a ella. Y la veamos como algo natural.

Murcia, 12 de junio 2015

Ver Post >
La Morenica

En trono de plata navegas lentamente

por un rio de romeros para estar con tu gente.

Con tu piadosa mirada y tu hijo en el regazo

levantas pasiones y devociones.

Vivir en tu cueva santoral quiero, para,

protegerme de las tormentas y de las mentirosas promesas.

Manantial de la fuente, hoy, sigue vigente,

sin necesidad de trasvases riegas la huerta y

calmas la sed del penitente.

Redentora patrona de la lluvia, salvadora de la sequia,

pronto rivalizaste con la “Titular”, Sta.María de la Arrixaca,

destronándola como nueva Patrona de la Ciudad y la huerta,

por tus milagros pluviosos, convertiste la Región en parajes hermosos.

 

Cuando regresas se repite la oleada de romeros, y en llegando a tu Santuario las “siete cuestas” pone a prueba la devoción y sacrificio de tus devotos, que escalan, unos de rodillas, otros descalzos para superar promesas que cumplir.

Madrugada de auroros, cánticos gozosos

calor en el hogar, alegre despertar,

hogaza de pan en la mesa,

taña la campana y salto de la cama,

el grupo del Rosario, concita al novenario y

la romería me espera…..

Y en silencio escucho canciones de mi época que entibian el alma y transportan sensaciones de aquellas ruidosas romerías.

 

Murcia, 26 de febrero de 2015

Ver Post >
Sobre el autor ElGrillo
Gusto de narrar mi entorno más inmediato, con frases pequeñas y bonitas.

Últimos Comentarios

ElGrillo 26-09-2016 | 14:51 en:
Buscando un futuro
adepradosanz_650 26-09-2016 | 08:43 en:
Buscando un futuro
ElGrillo 28-06-2016 | 20:30 en:
Fronteras del miedo

Etiquetas

Otros Blogs de Autor