La Verdad

img
Categoría: Región de Murcia
Albatros

Ya despierto del frío letargo y me traslado a lugares donde mis ojos pueden navegar.

Allí donde un baño matutino pone en movimiento mis aletargados músculos.

Un lugar donde la puesta de sol es cada día un espectáculo en colores,

aún cuando tú no lo notes.

Trinos de gaviotas en busca de su prole, golondrinas a la caza del mosquito: su manjar favorito.

De pronto, la temperatura cambia y los efectos marinos

amenazan tsunami, con rayos y truenos en el mar.

Miré por la ventana y… ¡tormenta de verano! 

Vi tu figura reclamando ayuda.

Con tus largas alas te posaste en el espigón de poniente.

albatros-volando-600x450

Buscabas tu fiel pareja. Cuarenta años unidos.

Pero anidarás un único descendiente.

Tu torpe, pero rítmico aleteo, te delatan.

Primero y único en el nido que tu madre dejó en el olvido.

Laysan albatrosses, also known as gooney birds, are shown on Midway Island in the Midway Atoll National Wildlife Refuge, in a photo from Dec. 13, 2005. First lady Laura Bush arrived on Midway Atoll on Thursday, March 2, 2007, along with Interior Secretary Dirk Kempthorne, to make her first visit to the Northwestern Hawaiian Islands Marine National Monument, created by her husband last spring. (AP Photo/Lucy Pemoni)

Mientras, tu madre volaba para salvarte cruzando mares y océanos empujada por corrientes monzónicas.

Pero comiste del plástico que la mar te servía creyendo ser un calamar.

Repitiendo la fatalidad medio ambiental: 

la muerte por ingestión de un bello ejemplar en vías de extinción.

Y así sólo quedaste, sin poder volar ni conocer otros lugares donde practicar tu dinámico y prolongado vuelo.

EMBARGOED UNTIL MIDNIGHT NOVEMBER 9, 2004 - A wandering albatross, caught on a longline hook is dragged under water in this undated file photo. Satellite tracking data has shown the global zones where longline fishing trawlers and albatrosses cross paths, often with fatal consequences for the majestic sea birds, according to a report collated by UK-based BirdLife International and the Royal Society for the Protection of Birds (RSPB). More than 300,000 seabirds, including 100,000 albatrosses,are believed to drown each year because they are lured by baited hooks and then pulled under the water. NO ARCHIVE REUTERS/HO/RSPB/Graham Robertson/Australian Antarctic Division

Tu final quizás sea de aburrimiento, varado en tierra como ave de corral que no hace más que engordar.

Como a más de uno le gustaría volar y ausentarse de esta apatía que el tiempo consume.

Murcia, 11 agosto 2017

Ver Post >
Faros y fareros

Trabajó cinco años en buque mercante navegando por todo el mundo. Un día se fijó en una gigantesca linterna que les salvó de unos peligrosos bajos donde había encallado y naufragado otras embarcaciones. La misión de esta columna lumínica le conquistó, puso pie en tierra y allí fijó su residencia.

Como gigante mitológico erguido y solitario, flotando sobre el océano, entre la delgada franja de tierra y el inmenso mar, perteneciendo a ambos mundos y a ninguno.

FARO DE CABO DE PALOS CABO DE PALOS 08-05-2017 cartagena faro cabo de palos

No hay imagen más sobrecogedora que la de un faro en medio de la tormenta. Quizás sea el símbolo de la soledad azotado por las fuerzas exteriores. Te das cuenta de lo pequeño que eres, de la sensación de inseguridad que transmite la naturaleza en su forma más viva y tormentosa.

Los fareros son hombres de mar varados en tierra. Barba hirsuta, pantalón semicorto y botas, jersey a rayas y gruesa chaqueta. Seres solitarios poco habladores.

Observadores de la cúpula estelar y capaces de situar cada estrella en su línea de constelación, al tiempo de predecir, con 24 horas de antelación, las posibles tormentas.

No es una vida complicada, bien al contrario permite desarrollar otras aficiones, escribir canciones y cuentos sobre el faro, e incluso dibujarle. Polemizar sobre todo y sobre nada, sin que nadie te lleve la contraria”.

En la actualidad, la llegada de las nuevas tecnologías a los faros convierte al farero, tal como románticamente le conocemos, a recluirse en un cuarto mirando la pantalla del ordenador y apagando y encendiendo luces a varios kilómetros del faro sin el sonido machacón de las olas.

Es posible que la profesión se extinga o se transforme, pero las muchas leyendas sobre estos hombres de mar y tierra tal vez no perezca nunca.

Subo al faro del Cabo y disfruto de las vistas de edificios que nacen del mar, de su levantina brisa, recordando las clandestinas citas de amores.

Y sin prisa, recorro sus calas, donde los buceadores cumplen su baño de iniciación. Todo ello y a mi juicio, justifica que su entorno quede tal cual, pero sin ánimo de polemizar.

Murcia, 1 de agosto 2017

Ver Post >
Despedidas a 40 grados

Ayer desperté con dificultad de una calurosa noche de verano. Se encendieron las canículas solares y los inquilinos terrestres comenzamos la sudoración, provocando fatiga, ansiedad y perturbaciones mentales

En mi nostálgico rincón urbano, me viene a la mente imágenes refrescantes de cuando disfrutaba con mi gente. Subiendo al faro, saltando las calas y observando el trasiego del puerto, barcos que regresan de su larga noche, veleros que zarpan a sotavento para disfrutar de su tiempo. Pescadores, caña en mano, esperan que al engaño de su cebo pique el mero.

Pero la realidad mañanera me devuelve al sofoco del día, que no es poco.

calor

El rojo color del asfalto en las aceras queda solo aliviado por la sombra de las moreras, árbol emblemático y representativo de la ciudad que en el escudo del municipio debería figurar.

Pero nos queda la mota del rio que si madrugamos podremos percibir algo de brisa.

Pero deprisa, porque si a las 9:30 horas te encuentra la mañana crecerá la fatiga.

Siempre que el verano llega iniciamos las despedidas, los niños del colegio, los padres del trabajo (claro el que tenga), de la peña ciclista de los sábados, de los vecinos, «¡cuidarme las plantas!».

Quizás también se despida Ronaldo o James. El que ya lo hace es Morata.

Se despiden los refugiados de sus viviendas quemadas, también los inmigrantes sin papeles que furtivamente tratan de cruzar la frontera, en camión o en patera.

Mágica noche de San Juan, las parejas se despiden con fugaces escenas de arrumacos en un amor sin compromiso y sin permiso saltando entorno a la hoguera. Cumpliendo el ritual amatorio sin pensar qué pasará mañana cuando el sol vuelva a calentar.

hoguera

Nos pasamos la vida despidiéndonos. Un ejercicio honroso de desapego para quedarnos en paz con nosotros mismos.

No importa cuantas veces nos despidamos en vida porque la última es la que verdaderamente importa, el silencio, el olvido, el no estar.

Murcia a 24 de junio de 2017

Ver Post >
Cuento de Navidad (2015)

Las luces intermitentes de los grandes almacenes, los barrocos adornos colgando, la parafernalia de los brillantes escaparates distorsionando las miradas y reclamando nuestra presencia en una provocación intencionada para que ejerzas el consumo.

El repetitivo sonido de los villancicos…(“beben y beben y siguen bebiendo”.. “y campanas y más campanas”… y por fin El Chirriquitin, mi favorito) entibian el alma, produciendo sentimientos, primero de alegría y después de melancolía y tristeza.

Todo ello hacen que esta noche sea distinta a las demás

Entre la multitud, que entra y sale de los almacenes, vemos familias cualificadas, distraídas y risueñas pero también observamos personas desteñidas, sin rumbo aparente, sentadas en cualquier lugar, como fuera de contexto, se les ve pero no se les mira. Ellos, sin levantar la vista saludan en una cantinela repetitiva y tienden su mano. Estos son los indigentes.

A las afueras de la ciudad se alza un campo de refugiados procedentes de países en guerra, instalados en tiendas preparadas por el voluntariado y arropados con mantas facilitadas por las ONG, iluminado por seis mediocres focos, alivian el intenso frío mediante hogueras encendidas en el exterior y 15 puntos de agua, a lo largo de todo el campo, reponen su aseo corporal.

Y circundando el cielo del campamento un drón puesto en órbita por el gobierno del país para vigilar sus movimientos.

Pero observo en sus caras ilusión y optimismo se sienten seguros y no dudan que a partir de ahora comenzarán una nueva vida.

De pronto, y de no se sabe dónde, aparece una estrella de brillante cola, provocando un gran apagón, toda la ciudad enmudece ,las personas quedan inmóviles el silencio se hace irrespirable, acompañado de una atronadora nube seca relampagueante.

Sólo los parias e indigentes se percatan de tal situación y reaccionan, todos se dirigen al mismo punto de encuentro, paso lento primero como con temor, luego van acelerando su caminar para encontrarse ambos grupos en un lugar final donde habita una familia con algunos animales, todo sencillo.

Se miran unos a otros, se saludan tímidamente, y se abrazan llevados de un entusiasmo nunca vivido.

¿Qué les está pasando?, ¿qué calor fraternal perciben?, jamas lo habían experimentado, ya no se sienten solos, algo les está ocurriendo.

Desde la bóveda galáctica truena una potente voz, !paz en la tierra a los hombres de buena voluntad! ! No temáis, no sintáis miedo, nadie podrá haceros más daño! !Alguien acaba de nacer, es un hombre bueno misericordioso y de paz…. Salid a su encuentro, no tiene pérdida su lugar si lo buscáis con amor ,esperanza y perdón a los que os agraviaron.

Mientras el resto de personas y familias cualificadas y acomodadas siguen su tramoyante deambular por los pasillos de los grandes almacenes comprando y celebrando su particular fiesta navideña.

Porque en verdad no es un día cualquiera, es Navidad

Murcia, 27 diciembre de 2015

Ver Post >
Otoño en el mar

 

 

 

 

Donde la gaviota, aprovechando la época de celo,

planea dibujando arabescos sobre el luminoso cielo

mientras el niño la sigue contemplando su gracioso vuelo

y sus pequeños brazos levanta como queriendo atraparla.

Donde la luna se toca con la aurora

donde uno morir quisiera con alegría,donde no existe el tiempo ni la hora,

donde la calma se hace sinfonía.

Donde las madres en madrugada velan

y esperan que los barcos arriben a puerto

contando uno a uno sus tripulantes que zarparon

por si alguno olvidaron.

Pero a mí, en esta hora crepuscular, la playa me sabe a dolor y sudor,

a pateras a la deriva de hambres pendientes,

y esperanzas compradas a hermanos delincuentes

que prometieron futuro incierto sin ningún pudor.

Ahora, la playa es un cementerio de sueños truncados por el mar,

es lugar de hambre, llantos y olvidos,

es refugio de escondidos y perseguidos.

Ahora la playa no es lugar para turistas…tampoco para amar.

Mientras la rizada mar, y a contrapelo, se hizo espumosa

y yo, yo me siento un naufrago en el mar de la confusión

y yo, yo debo volver tierra adentro,

donde mi vida se hace monótona y vivo sin emoción.

La caída de la hoja expulsando lo viejo da paso a los nuevos tallos,

y en la mar, la morena busca su guarida para invernal,

y los albatros cruzan océanos para anidar.

El otoño ha vuelto y nos sirve para ver que el movimiento es necesario,

renueva la materia y quizás el espíritu, tanto en la tierra como en el mar.

El otoño está en mi mente,

y yo, yo sólo deseo que no me olvide mi gente.

 

Murcia, 22 noviembre 2015

 

Ver Post >
.Día dedicado a los mayores

Un reciente estudio patrocinado por la ONCE y AXA concluye que la soledad abruma a cuatro millones de españoles”. Y añade que existe una diferencia entre las personas que viven solas y aquellas que dicen sentir la soledad, aun viviendo en familia o en pareja”.

Los motivos mas comunes en las personas que se sienten solas son la inactividad (desempleo), personas con alguna discapacidad y la vejez.

Dice el Gobierno que no puede atender debidamente a estas personas, sus presupuestos actuales no lo permiten. Reclama pues el apoyo de las organizaciones sociales (Cáritas, Asociaciones religiosas y cívicas) para paliar el mal de la soledad.

El ser humano es social por naturaleza, la tendencia innata de toda persona a compartir su existencia con otros. Cuando comprueba que no puede establecer ese contacto humano se siente excluido y no le permite ser quien es, entonces aparece la soledad, es su peor enemigo. Si no se logra se siente incompleta. Es por ello por lo que trata de vivir la vida de los demás, sumido en la rutina, carente de expectativas, de proyectos, y sorpresas.

La vejez es uno de esos momentos en los que más fácilmente se puede experimentar la soledad por ir acompañada de una sucesión de pérdidas, como el trabajo, las relaciones sociales, algunas capacidades físicas y lo que es peor, en ocasiones, al cónyuge o pareja.

Podríamos situar su comienzo en la jubilación, el fin de la vida laboral que constituye el origen de las principales relaciones sociales, supone un sentimiento de desvalorización y dependencia.

El trabajo no es solo una forma de ganar dinero, de tener seguridad o un cierto prestigio social, es una forma de participar en la vida social, de sentirse útil. Su perdida afecta a la vida de la persona en su conjunto.

Pero no es lo mismo estar sólo que sentirse sólo. Estar solo no siempre es un problema. Todos pasamos tiempo solos y nos viene bien para conseguir ciertos objetivos. La soledad deseada no supone un problema para las personas. Soledad elegida para desarrollar una vida interior vivida de manera positiva, deseas crear algo como en el caso de los pintores, escritores, científicos que sienten la necesidad de la soledad para testimoniar y dejar algo que les defina.

Siempre se ha venido buscando el contacto personal, centros de mayores, club, casinos, etc… Para desarrollar actividades, se obligaba a mantener el cara a cara con los demás. Mientras que en la actualidad la irrupción de las nuevas tecnologías (Internet, whatsapp o skype) permiten la posibilidad de mantener una activa vida social sin necesidad de salir de casa.

Bueno, posiblemente tengamos más amigos con el sistema, pero sigo pensando que la soledad sigue siendo hoy más soledad que nunca, las familias se alejan de los mayores, depositándolos en centros residenciales o contratando una extraña para que pase la vida con los abuelos.

La alegría y la tristeza están tan cerca que casi se rozan. Impulsemos y favorezcamos la primera, ya que la segunda viene de la mano de la soledad.

Uno de octubre de 2015.

Ver Post >
Sobre el autor ElGrillo
Gusto de narrar mi entorno más inmediato, con frases pequeñas y bonitas.

Últimos Comentarios

ElGrillo 26-09-2016 | 14:51 en:
Buscando un futuro
adepradosanz_650 26-09-2016 | 08:43 en:
Buscando un futuro
ElGrillo 28-06-2016 | 20:30 en:
Fronteras del miedo

Etiquetas

Otros Blogs de Autor