La Verdad

img
Sospechosos habituales
img
Fernando Llopis Pascual | 18-01-2017 | 11:04| 0

¿Controla Ortiz los hilos del Ayuntamiento?

(Publicado en el diario La Verdad el 15/01/2017)

“El mejor truco del diablo fue convencer al mundo de que no existía” decía uno de los protagonistas de la película “Sospechosos habituales” al policía que trataba de descubrir al culpable de un múltiple asesinato. El principal sospechoso parece ser un tal Keyser Sözé. La frase esconde una de las claves de la original trama tratada en el film, Sözé, el asesino implacable al que buscan, ¿existe realmente?

Sobre un presunto delito muy diferente al de la película llevamos hablando durante los últimos años en Alicante, me estoy refiriendo al posible amaño del Plan General de Ordenación Urbana en favor de un determinado empresario. No es un tema nuevo, llevamos más de siete años con el mismo y afecta a dos ex alcaldes de la ciudad, Luis Díaz Alperi y Sonia Castedo, y a un conocido empresario, Enrique Ortiz entre otros. Para muchos, son los sospechosos habituales de la ciudad en temas de corrupción, aunque es cierto que recientemente se archivaba el caso Rabasa que también implicaba a dos de ellos.

El asunto no es baladí para todos los actores de este film real. No podemos olvidar que en Alicante existe una cierta sensación de que el empresario Enrique Ortiz ha manejado durante mucho tiempo los hilos de los unos y los otros para incrementar sus beneficios. Pero la justicia no se basa en sensaciones, la cuestión es si se va a demostrar la culpabilidad o si el asunto se cerrará de forma similar al Plan Rabasa. En contra de Ortiz quizá juegue que no ha utilizado la estrategia del diablo narrada en la película de tratar de pasar desapercibido. Su vinculación al club de fútbol de la ciudad y las grabaciones de su voz que hemos podido escuchar, parecen demostrar que es un hombre que hace gala de su poder y ambición.

Volviendo a la película, ¿existe ese poder de Ortiz controlando los hilos del Ayuntamiento? Si estudiamos las contratas más importantes que podía otorgar el Ayuntamiento en la época que gobernaba el Partido Popular, como son el de limpieza, recogida y tratamiento de residuos o el de la limpieza de dependencias municipales y colegios, observamos que en todas ellas Ortiz está vinculado a las empresas que se les adjudicó. Por si fuera poco, en la primera, a pesar de ofrecer un servicio mal considerado por la ciudadanía, apenas ha sufrido multas por baja efectividad.

Ustedes dirán, se fue el Partido Popular, llegó el tripartito y con todo lo que éstos dijeron en la oposición, el final de Ortiz como empresario de cabecera municipal habrá acabado. Pues yo voy a empezar a creer que el diablo existe, ya que sus empresas siguen sin recibir multas considerables a pesar de la pobre limpieza de la ciudad y sigue cobrando fuera de contrato más de dieciocho meses (ya con gobierno tripartito) por la limpieza de colegios y dependencias municipales. Y después se enfadan cuando decimos de ellos “Cáspita, vaya tropa”.

 

 

Ver Post >
Noche de Reyes
img
Fernando Llopis Pascual | 09-01-2017 | 09:07| 0

Sin duda, el día más largo del año

 

(Publicado en el diario La Verdad el 08/01/2017)

En la carroza del gran Rey de Oriente Baltasar, al principio de su paso por el barrio de Villafranqueza, no pude dejar de  pensar en aquellos primeras cabalgatas de las que guardo todavía un grato recuerdo. Realmente la noche de reyes empezaba unos días antes cuando acudía junto a mi hermano a una papelería a comprar una carta específica para SS.MM. los Reyes Magos de Oriente. Los siguientes días nos dedicábamos a la escritura de la misma, pidiendo regalos para prácticamente todos y cada uno de los miembros de mi familia. Recuerdo que todos los años las acabábamos solicitando unos abrigos de visón para mis abuelas. La escritura de las cartas era de gran responsabilidad ya que era el momento de tratar de acertar el regalo que consumaría tus ilusiones para ese año.

En la víspera de reyes tocaba depositar la carta en unas burritas (Podemos todavía no las había puesto en duda) que llevadas por los pajes reales recorrían toda la ciudad. A partir de ese momento ya estaba todo el trabajo hecho, sólo quedaba esperar y soportar las bromas de tus hermanos mayores, que insinuaban que una burrita, casualmente la que llevaba tu carta, se había perdido y los reyes jamás podrían leerla. La espera se hacía eterna. Para mí aquel era el día más largo del año hasta que la cabalgata llegaba a su fin y con cierto nerviosismo esperabas que los Reyes hubiesen acertado aquel año.

La noche de reyes siempre ha sido un momento especial y me consta el esfuerzo que hacen muchas familias para que los reyes siempre aparezcan. Por eso me parece fantástica la iniciativa de la Asociación de Vecinos de Villafranqueza de que tras la cabalgata haya regalos para todos los niños y niñas, vengan de donde vengan.

Este año, desgraciadamente se ha tenido que incrementar notablemente la seguridad en las cabalgatas debido a las amenazas de atentados terroristas como los ocurridos recientemente en Niza o Berlín.  Parece que es un hecho al que tendremos que acostumbrarnos, cuando precisamente ya nos habíamos acostumbrado a no tener que acostumbrarnos.  Afortunadamente no hubo incidentes, y tras el día de reyes llegó para todos el día después.

¿Y qué decir del intento fracasado de los independentistas catalanes en convertir la cabalgata retransmitida por su televisión autonómica en la enésima reivindicación independentista? Pues eso, que uno entiende que la gente lleve esteladas  a una manifestación independentista, que puede entender que la lleven a un campo de fútbol, como quien lleva la bandera confederada o la del sol naciente, pero utilizar a los niños para estas cosas me parece totalmente absurdo.

De esa noche prefiero quedarme con la alegría de los niños y el trabajo de cientos de personas en muchos lugares de España que, muchas veces con pocos medios, con mucha ilusión y entrega, consiguen que los Reyes Magos lleguen a todos los rincones de nuestro país en una mágica noche.

 

 

 

Ver Post >
#TrotskiAsíNo
img
Fernando Llopis Pascual | 01-01-2017 | 15:58| 0

El partido de la gente ha mostrado su cara real

(Publicado en el Diario La Verdad el 31/12/2016)

En la portada del libro destacaban los ojos siniestros de un señor sobre fondo rojo y la foto de un anciano, con apariencia venerable.  El título, de lo más sugerente, “Como asesinó Stalin a Trotski”. Aquel libro, que leía mi padre, llamó la imaginación del chaval que  yo era entonces.

Recuerdo algunas de las fotos del libro y las contestaciones de mi padre ante mi inusitada curiosidad por saber más de aquellos personajes.

Parece que, Stalin, tan poco amigo de las críticas internas y de los rivales que podían oscurecer su brillo, decidió cargarse a otro de los principales actores de la Revolución Rusa. Quizá temiera que al igual que en la última y recomendable película de Star Wars, Trotski se adentrara en la Unión Soviética para robar los planos de su particular estrella de la muerte.

Si aquella historia fue muy anterior a la Wikipedia, también lo fue a la importancia de las redes sociales en general y de Twitter en particular. Es posible que si aquellas desavenencias entre Stalin y Trotski se hubiesen producido en la actualidad, en vez de borrar a este último de las fotos de la revolución (gracias a artistas que todavía no utilizaban el Photoshop) y mandar a unos cuantos asesinos a cargárselo, Stalín se hubiese conformado con lanzar miles de tuits con el lema #TrotskiAsíNo de la misma forma que los seguidores de Pablo Iglesias han hecho con el hasta ahora su segundo Iñigo Errejón.

Y es que el partido de la gente, de los abrazos, del dialogo, ha mostrado, como era esperable su cara más dura y dictatorial al servicio de su líder. Como decía Alfonso Guerra, “el que se mueve no sale en la foto”, los Pablistas han empezado a cesar o destituir a sus rivales Errejonistas sin ninguna piedad ni explicación.

Pero creo que se equivocan, González y Guerra interpretaron una fabulosa pareja de dos caras que consiguió perpetuarse en el poder durante mucho tiempo. Cada cara tenía su polo de atracción más moderado o más revolucionario en función del tiempo y lugar. Pero González y Guerra eran dos políticos inteligentes, capaces de estar por encima de sus egos. Iglesias y Errejón  en vez de seguir su ejemplo, han preferido romper con la otra parte antes siquiera de llegar al poder.

Así, las huestes Pablistas, convencidas por el mensaje de su líder o por la comodidad del sueldo que reciben y que podrían perder, han lanzado una campaña en Twittter con el lema #IñigoAsíNo para atajar cualquier atisbo de crítica.

Si usted se pregunta como han vistos sus votantes este desbarajuste imprevisto, lo ignoro, pero el otro día tomé un café con un viejo conocido, podemita desde los primeros tiempos. Me sonrió cuando le pregunté el porque me felicitaba la Navidad y no el solsticio de Invierno y cuando le mencioné el lío del #IñigoAsíNo sentenció con cierta amargura “Fue bonito mientras duró”.  Por mi parte,  yo les deseo de todo corazón que el 2017 sea lo más bonito posible para ustedes.

 

Ver Post >
Eres más vago que el Tripartito
img
Fernando Llopis Pascual | 26-12-2016 | 18:31| 0

El Negre Lloma no trabaja por más que le pinchen

(Publicado el día 24/12/2016)

“Estàs més brut que el Negre Lloma” y “És mes gos que el Negre Lloma” son dos de los dichos más conocidos sobre un popular personaje al que el Tripartito le ha dedicado una calle, muy céntrica y cercana al Ayuntamiento de Alicante.  Si no conoce la traducción al castellano de los mismos, a medio plazo debería preocuparse si vive en esta Comunidad dada la deriva catalano-valencianista del gobierno del Consell.  A efectos de este artículo no debe preocuparse ya que lo hago yo encantado. Los dichos vienen a decir “Estás más sucio que el Negro Lloma” y “Es más vago que el Negro Lloma”.

El tal “Negre Lloma” fue un marinero estadounidense de un barco que se incendió en el puerto de Alicante. Mientras el resto de la tripulación fue progresivamente repatriada, el Negre Lloma prefirió quedarse a disfrutar de las bondades del clima alicantino.

En el seminario de la época “El tío Cuc” escribían de él que “Era un hombre con talento ya que no trabaja por más que le pinchen” o que solía gritar a las chicas con las que se cruzaba “¡Mujer estás para comerte!”.

Esta frase dicha por cualquiera indignaría a la concejala responsable de la Memoria Histórica, Maria José Espuig, pero dicha por el Negre Lloma parece que suena a piropo elegante. Así, que por ello o por su capacidad de trabajo, el Tripartito decidió darle su nombre a una calle, siendo la segunda cuyo nombre se ha cambiado por la interpretación del Tripartito de la ley de la Memoria Histórica.

La tercera calle cambiada tiene también su aquel. En vez de dársela e a José Coloma, se la dan al nombre de la revista que fundó y dirigió durante mucho tiempo “El Tio Cuc”. Es como si en vez de darle una calle al genial Ibáñez se la dieran a Mortadelo o a Filemón. En esta línea, si se quisiera dar el nombre a una calle en honor al actual equipo de gobierno, se le podría llamar “Pepe Gotera y Otilio”, por lo de las chapuzas a domicilio.

Por supuesto no hay nada que discutir sobre los nombres de las calles que han sido sustituidas, militares tan sólo conocidos por haber formado parte del alzamiento.

Si estas dos calles fueron la segunda y la tercera, la primera se dio en recuerdo a las primeras 27 diputadas de las cortes de nuestra actual democracia. Nombre en teoría sin afán revanchista, de quitar a unos para poner a otros, si no fuera porque la concejala Espuig rápidamente destacó que una de las 27 fue la comunista Dolores Ibarruri, alias La Pasionaria. Parece que tras un discurso del Diputado Calvo Sotelo, Ibarruri le dijo que aquel discurso sería el último. Días después, Calvo Sotelo, fue asesinado.  Así, el Tripartito ha decidido quitar el nombre de la plaza que recuerda a Calvo Sotelo y reivindicar la figura de La Pasionaria. Vamos que el afán de revanchismo vuelve ochenta años después.

Solo me queda felicitarles la Navidad y desear que el Tripartito recupere las ansias de participación ciudadana que ha olvidado en temas como este.

 

Ver Post >
La batalla más estúpida del tripartito
img
Fernando Llopis Pascual | 19-12-2016 | 10:56| 0

¿Es tan difícil llegar a acuerdos sin enfrentamientos públicos?

(Publicado en el diario La verdad el 18/12/2016)

A finales del siglo XVIII el imperio austríaco inició una guerra contra el imperio otomano. Jose II de Habsburgo al mando del ejército austríaco al mando se dirigió hacia un lugar llamado Karánsebes. Por precaución, mandó a una avanzadilla formada por húsares. Éstos no encontraron rastro del ejército turco, pero sí a unos zíngaros que les vendieron unos barriles de alcohol a buen precio.

Mientras tanto, José II, preocupado por la tardanza de los húsares, mandó otro grupo de soldados a buscarlos. Estos al encontrar a los húsares completamente borrachos, les reclamaron que compartieran el alcohol con ellos. Al parecer se entabló una batalla entre ambos grupos que se agravó cuando, bajo los efectos del alcohol, confundieron al resto del ejercito austríaco, que se acercaba al oír los disparos, con el ejército turco. Dos días después, los turcos no daban crédito cuando encontraron a 9.000 soldados austríacos muertos en el campo de batalla y ninguno de otra nacionalidad. Aquel incidente se calificó como la batalla más estúpida.

En Alicante hemos tenido estos días un enfrentamiento no tan sangriento como el de Karánsebes, pero al menos bastante estúpido a propósito de la renovación del contrato con “El arca de Noe”, una especie de santuario para animales salvajes que dependía del apoyo económico del Ayuntamiento.

Tras un año y medio de mandato del tripartito sin ninguna incidencia al respecto, apareció Marisol Moreno, concejala de Guanyar, exigiendo el cese de la actividad por los múltiples informes negativos en su contra. En el otro lado, el alcalde socialista Echavarri se posicionaba defendiendo la continuación de la actividad e insinuaba intereses espurios de la concejala y la animaba a dimitir. La tercera pata del tripartito, los de Compromís, expertos en no mojarse ni en la peor de las inundaciones, inicialmente parecieron apostar por una decisión intermedia.

Por fin llega la junta de gobierno donde se debía tomar la decisión, a la que, extrañamente, los concejales de Compromís, que ya habían anunciado su intención final de no apoyar al alcalde, llegan tarde. El alcalde en vez de esperarlos somete a votación la propuesta, que gana con su voto de calidad. Cuando los concejales tardones de Compromís se enteran, exigen una nueva votación que se produce días después, en la que finalmente doblegan la voluntad del alcalde de seguir apoyando al centro.

Una vez más, a pesar de los altos grados de tensión alcanzados, el apego al poder y los sueldos hicieron que el tripartito no se rompiera ante la nueva disputa por un tema que no parecía ser tan vital.

Quizá ustedes se pregunten el porqué este tema sólo aparece al tener que renovar el contrato o porqué los dirigentes del tripartito no pueden debatirlo y llegar a acuerdos sin enfrentamientos públicos tan llamativos.  Yo también me lo preguntó, y al no encontrar respuesta me digo a mí  mismo “Cáspita vaya tropa”.

 

Ver Post >
Kennedy, Echavarri, González y Sánchez
img
Fernando Llopis Pascual | 12-12-2016 | 08:18| 0

Nunca debes temer negociar

(Publicado en el Diario La verdad el 11712/2016)

“Compatriotas, no pregunten qué puede hacer su país por ustedes, pregunten qué pueden hacer ustedes por su país”, es una de las frases que John Fitzgerald Kennedy dejó para la posteridad. Fue en enero de 1961, cuando el recién elegido presidente de los Estado Unidos daba su discurso inaugural. Ignoro si Donald Trump en su sesión de investidura llegará de manera tan profunda como lo hizo Kennedy.

Kennedy no olvidó en su discurso al “otro bloque” y dijo “Que nunca negociemos por miedo, pero nunca temamos negociar.” Una frase con todo el simbolismo del mundo en plena Guerra Fría, en el mundo de los dos bloques, capitalismo y comunismo separados por el férreo telón de acero.

La negociación forma parte de nuestra vida desde los inicios, desde las primeras transacciones. En la vida puedes actuar imponiendo tus pensamientos, pero sólo si tienes la suficiente fuerza. Incluso aunque la tengas, puede que te sea más útil convencer que imponer. Conseguir que todos nos sintamos parte de la solución, siempre augura más probabilidades de que ésta sea un éxito.

Estamos a final de año, momento en el que los organismos públicos deben aprobar sus presupuestos. Este proceso además de cuadrar ingresos previstos y proyectos de gastos e inversiones a realzar, puede ser más complicado si no gozas de la mayoría absoluta que te permita confeccionarlos mirándote al espejo. Por obra y gracias de los votantes, esta mayoría absoluta no es tan frecuente como antaño. Es curioso contrastar como los dirigentes afrontan de manera tan diferente el arduo proceso de negociación.

El presidente de la Diputación, Cesar Sánchez, parece que prefirió acabar con sus problemas por la vía rápida. Casualidades de la vida, en cuestión de horas el diputado de un partido se hizo tránsfuga y nadie duda que apoyará la propuesta de los populares.

En Elche, el alcalde Carlos González prefirió negociar con un grupo de la oposición, Ciudadanos. Con el trabajo de unos y otros, con el tiempo y la cintura suficiente el presupuesto salió adelante. Seguro que este consenso permitirá que muchas actuaciones se ejecuten mucho mejor.  Si el alcalde de Alicante, Gabriel Echavarri, hubiese mirado como le fue a su vecino probablemente no hubiese puesto un ultimátum horario encima de la mesa al mismo grupo, Ciudadanos, para conseguir su apoyo. Es gracioso que pretendiera un análisis y apoyo en 48 horas para un documento que tantos meses le costó realizar. Una simple hoja en un presupuesto, puede implicar mucho más de lo que parece inicialmente. Es probable que Echavarri prefiera elegir el modelo Sánchez y trate que alguno de los tránsfugas escuche cantos de sirena y le apoye. Sería llamativo que el trásfuga Sepulcre apoyara en Diputación y Ayuntamiento ambos presupuestos.

De Rajoy, en su negociación presupuestaria podemos esperar cualquier cosa, excepto que pida el apoyo a Sepulcre, entre otras cosas porque este señor todavía no es diputado nacional.

Ver Post >
Los hechiceros de Compromís
img
Fernando Llopis Pascual | 05-12-2016 | 07:59| 0

Lo único que se valora es el hablar valenciano antes que nada

 

(Publicado en el diario La Verdad el 04/12/16)

Las cuatro plumas es una famosa novela de principios del siglo XX. Narra las aventuras y desventuras coloniales de unos soldados ingleses en el Sudán. Ha sido llevada al cine hasta en siete ocasiones, siendo sin duda mi favorita la que dirigió Korda en 1939 y que varias generaciones pudimos ver en innumerables sábados por la tarde. La historia que cuenta es la de un soldado que para poder casarse, se licencia del ejército justo en el momento que va a partir hacia la guerra. Sus compañeros y hasta ese momento amigos, le dan cada uno de ellos una pluma blanca en símbolo de reproche por su cobardía. A partir de ese momento, el joven inicia una serie de peligrosas aventuras para recuperar el honor perdido.

Uno de los hechos históricos que narra la película es la batalla de Omdurman, claro ejemplo de enfrentamiento entre fanatismo y tecnología. En la misma, miles de fanáticos derviches(sudaneses) armados con espadas, lanzas y fusiles parecidos a los utilizados en las fiestas de moros y cristianos, se lanzaron a campo abierto contra el ejército inglés armado con modernos fusiles, ametralladoras y cañones. Los derviches fueron al desastre bastante confiados, ya que parece que su líder espiritual les había prometido que estaban protegidos por un encantamiento.

Algo más de un siglo más tarde, en un mundo con un mercado laboral cambiante y cada vez más exigente, había cierta expectación por cuales iban a ser las acciones que iba a tomar el Conseller de Educación, Vicent Marzá. ¿Tendría un buen plan para mejorar la preparación de nuestros jóvenes, como han hecho en otros lugares, o algo más parecido al encantamiento del líder derviche?

Yo deseaba más inversión, más autonomía para los centros pero a su vez más evaluación de su desempeño, enseñanza de lenguas extranjeras, medidas contra abandono escolar, impulso de la Formación profesional, y modernización e internacionalización de la universidad. Desgraciadamente en Compromís han preferido los encantamientos derviches, primero en forma de lucha absurda contra la educación concertada (máxime vistos los resultados del último selectivo) y ahora en su decreto por el plurilingüismo. En éste, básicamente lo único que se valora en los centros educativos es el hablar valenciano antes que nada. En ocasiones, parece que hasta potencia la discriminación del castellano. Así, han elegido incrementar la inmersión lingüística, con medidas, que por mucho que algunos fieles al bipartito gobernante quieran esconder, serán de obligado cumplimiento en toda la Comunidad. Y cuando otros indicaban que estas cosas sólo se les ocurren en Valencia, llega Natxo Bellido, portavoz de Compromís en el Ayuntamiento de Alicante, e indica que los funcionarios deben hablar en valenciano para poder recuperar la autoestima.

Al menos, de momento parece que no van a dar plumas blancas a los que sigan utilizando el castellano, aunque todo es cuestión de tiempo.

 

Ver Post >
Punset y Rivera en Gettysburg
img
Fernando Llopis Pascual | 28-11-2016 | 12:48| 0

Cuando se inicia cada elección, los candidatos no parten de cero

 

(Publicado en el Diario La Verdad el 27/11/2016)

Los estadounidenses también tuvieron su guerra civil a mediados del siglo XIX. La historia, muy conocida por una serie de televisión, Norte y Sur, tuvo su momento culminante en la batalla de Gettysburg. En 1993, Ted Turner, decidió producir por todo lo alto una película que reflejara de la forma más verídica posible aquella batalla. Es envidiable ver como los azules y los grises, los vencedores y los derrotados, los errores y los aciertos son tratados sin maniqueísmo.

Así, un día de julio de 1863, el invicto General Confederado Robert E. Lee se cruzó en su camino con un importante ejército de la Unión. Lee siempre había sido muy cuidadoso en la elección de un campo de batalla favorable, pero aquel día no era el caso, como le indicó su lugarteniente Longstreet.

Pero tal como dicen en uno de los diálogos de la película “lo más parecido a Dios en la Tierra es un general en el campo de batalla”. Así, la decisión que afectará a sus hombres la va a tomar el general, que decide atacar.

La conversación entre Lee y Longstreet, acerca del estar arriba y pertrechado o abajo y tener que atacar una posición, me vino a la mente cuando leía las declaraciones de Carolina Punset sobre que pensaba plantear batalla a Albert Rivera por la presidencia de Ciudadanos si “había juego limpio”.

Parece obvio que ahora mismo, por las actuaciones de uno y otro en estos últimos años, Albert Rivera se encuentra en una mejor posición que Punset.  Por eso, no parece que necesite ningún tipo de juego sucio para poder vencer en las elecciones, en la que votarán los afiliados de Ciudadanos. Tampoco creo que Punset hablara hace dos años de juego sucio o limpio cuando ella era la favorita en las primarias a candidata a la presidencia de la Generalitat.

Las elecciones son un mecanismo útil y democrático para elegir candidatos, presidentes, directivas que cada vez se utiliza más. De hecho, sólo el Partido Popular es el que las ha descartado, aunque no hace más que decir que suspira por implantarlas.

Pero no podemos olvidar que cuando se inicia cada proceso de elección, los candidatos no parten de cero. Sus acciones pasadas forman parte de su debe o de su haber en la mente de los votantes. Por ello, más que ponerse la venda antes de la herida (Trump también lo hizo), entiendo que Punset debería poner en valor su actuación como portavoz en las Cortes. De hecho, muchos la añoran en comparación con el trabajo de su sucesor en el mismo puesto.  Si Punset desea ser la presidenta del partido, debe trabajar por ello desde la situación actual. El General Lee no pensó en pedir a su rival que abandonara la colina fortificada, como tampoco él lo hubiese hecho en una situación inversa.

Aquel día, Lee fue derrotado, pero a lo largo de la historia no siempre ha vencido el que en mejor posición se encontraba, sino que se lo pregunten a Sarkozy.

 

 

Ver Post >
Ikea, al filo del mañana
img
Fernando Llopis Pascual | 21-11-2016 | 08:44| 0

El alcalde sólo debe vencer las reticencias de su concejal de urbanismo

(Publicado en el Diario La verdad el 20711/16)

“Vive, muere, repite” era el eslogan con el que se anunciaba la película futurista “Al filo del mañana”, sobre guerras entre soldados y aliens, tema sobre el que he de reconocer que tengo una gran debilidad. Con ciertos aires de  “Atrapado en el tiempo”, contaba la historia de un oficial que es enviado a una misión casi suicida contra unos peligrosos aliens que han invadido la tierra. En la primera escaramuza con estos, el oficial muere, pero adquiere la extraña habilidad de poder resucitar y regresar un día atrás en el tiempo, pero recordando todo lo que ha aprendido.

El oficial, interpretado por Tom Cruise, trata por todos los medios de conocer como vencer a los extraterrestres utilizando el método habitual de los videojuegos: ante una amenaza o reto, elegir una opción y si mueres, vuelves a empezar.

En su cuarto intento serio en Alicante, la lucha contra los aliens se ha convertido en una carrera contra reloj por la llegada de Ikea antes de la aprobación de nuevas leyes que probablemente lo dificultaran. Los papeles de Tom Cruise y de la amenaza alien los han asumido respectivamente el alcalde socialista Echavarri y el concejal podemita de urbanismo Miguel Angel Pavón.

Es curioso comprobar la cantidad de titulares, propuestas, contrapropuestas y cambiantes giros de opinión varios que se han ido produciendo en el tiempo.

El pecado original se produjo en un momento en el que daba la sensación, ignoro si real o no pero era lo que parecía, que si querías hacer negocios en Alicante debías pasar por un determinado empresario. El caso es que el Partido Popular gestionó de forma infame y muy chapucera esta posible llegada de Ikea, siempre con una sombra oscura de sospecha. Del PSOE no sabría decir cuál fue su postura, ya que parecía variar en función de si el día era impar o par. Afortunadamente, el alcalde se ha dado cuenta por fin que hay que encontrar vías para esa llegada de la multinacional, por los posibles beneficios que supone para la ciudad.

Me agrada saber que más allá del “No a Ikea” o “nosotros no negociamos con delincuentes”,  puede que al final se imponga la tesis que yo defendí en su momento, y que era que la solución se hallaba en limitar la superficie de los centros comerciales anexos.

El alcalde sabe que uno de sus pocos éxitos que vender a la ciudadanía, puede ser la llegada de Ikea, ya que dudo mucho que su apresurado y sectario cambio de nombres de las calles le pueda suponer algún beneficio electoral. Con Compromís siempre de perfil, el alcalde solo debe vencer las reticencias de su concejal de urbanismo, cada vez más solo en “No a Ikea”.  Pavón, muy feliz con su poder en Urbanismo, sabe que este poder peligra si se empeña en su defensa numantina. Yo confío que esta vez será la buena, y no habrá muerte y repetición. Todo apunta en la buena dirección, aunque, como ustedes ya saben, con el Tripartito este nunca se sabe.

 

 

 

Ver Post >
Genghis Trump y la película maldita
img
Fernando Llopis Pascual | 14-11-2016 | 10:58| 0

El error es pensar que vas a ganar porque no van a votar al otro.

(Publicado en el diario La verdad el 13711/2016)

“Nunca pensamos que lo que ocurrió a nuestros vecinos nos podría pasar a nosotros”, rezaba una de las frases escritas en un panel de una exposición, celebrada en Budapest, sobre las invasiones móngolas de Europa. Una exposición que me gustó, no sólo por su contenido, sino porque la información además de en la lengua local, se hallaba en inglés (dato por si algún responsable cultural de por aquí lo lee y se siente por aludido).

Los mongoles habían masacrado previamente a los polacos y a los caballeros Teutónicos, y cuando llegaron a Hungría, todavía muchos nobles pensaron que aquellos bárbaros no suponían ningún riesgo y que toda precaución era excesiva. Aquello acabó con el Rey húngaro Bela huyendo con su ejército destruido a sus espaldas. Tal fue su sensación de derrota que prometió que ingresaría a su hija en un convento como ofrenda a Dios para que éste les liberara de los malvados mongoles. Ignoro si fue por actuación divina, pero cuando los mongoles planificaban seguir sus conquistas por Europa, el gran Khan murió y los príncipes mongoles tuvieron que volver a casa a elegir uno nuevo.

Más de setecientos cincuenta años después, deberíamos pensar en aquella frase y tomar algún tipo de medida o al menos dejar de sorprendernos con nuestro curioso comportamiento democrático. Contra todo pronóstico, más bien casi todo, Donald Trump será el nuevo presidente de los Estados Unidos. Así lo han decidido los americanos libre y democráticamente. Como los ingleses decidieron que era mejor abandonar a la Unión Europea, como los españoles votaron en gran número a Podemos, como en su día los venezolanos pensaron que Hugo Chaves era la solución de sus problemas y también como los valencianos pensaron que un candidato a punto de sentarse en el banquillo de los acusados era la mejor opción para ser el presidente de la Generalitat.

Es curioso comprobar los racionales intentos de analizar los resultados de todas estas votaciones, ya que las encuestas suelen ser cada vez menos fiables, porque la gente ya no dice la verdad sobre lo que va a votar. Yo me quedo con la idea de que es muy probable que Hillary no ilusionara a la gente, y que simplemente pensara que iba a ganar porque sencillamente ere imposible que Trump fuera masivamente votado. Como los húngaros pensaron que los tártaros jamás les iban a derrotar.

¿Y ahora qué? Donald Trump es el nuevo Khan de los Estados Unidos y un referente mundial. Su mandato lo veremos en cuatro años. Los americanos lo podrán refrendar o no, ventajas de la democracia. Podrá ser recordado como uno de los mejores presidentes, como el caso curioso de Ronald Reagan, o pasar al olvido como la película que dedicó Howard Hawks al gran conquistador mongol Genghis Khan. Un fracaso absoluto que solo es recordada por ser una de las películas malditas, ya que al ser rodada en un lugar donde se habían realizado pruebas nucleares, la mayoría de los que intervinieron en ella murieron de cáncer.

Ver Post >
Sobre el autor Fernando Llopis Pascual
Artículos y pensamientos liberales en 'La Verdad'

Últimos Comentarios

sergiolujanmora 21-06-2016 | 13:04 en:
Podemos y la cosa

Categorías

Etiquetas

No hay tags a mostrar

Otros Blogs de Autor