La Verdad

img
Noche de Reyes
img
Fernando Llopis Pascual | 09-01-2017 | 09:07

Sin duda, el día más largo del año

 

(Publicado en el diario La Verdad el 08/01/2017)

En la carroza del gran Rey de Oriente Baltasar, al principio de su paso por el barrio de Villafranqueza, no pude dejar de  pensar en aquellos primeras cabalgatas de las que guardo todavía un grato recuerdo. Realmente la noche de reyes empezaba unos días antes cuando acudía junto a mi hermano a una papelería a comprar una carta específica para SS.MM. los Reyes Magos de Oriente. Los siguientes días nos dedicábamos a la escritura de la misma, pidiendo regalos para prácticamente todos y cada uno de los miembros de mi familia. Recuerdo que todos los años las acabábamos solicitando unos abrigos de visón para mis abuelas. La escritura de las cartas era de gran responsabilidad ya que era el momento de tratar de acertar el regalo que consumaría tus ilusiones para ese año.

En la víspera de reyes tocaba depositar la carta en unas burritas (Podemos todavía no las había puesto en duda) que llevadas por los pajes reales recorrían toda la ciudad. A partir de ese momento ya estaba todo el trabajo hecho, sólo quedaba esperar y soportar las bromas de tus hermanos mayores, que insinuaban que una burrita, casualmente la que llevaba tu carta, se había perdido y los reyes jamás podrían leerla. La espera se hacía eterna. Para mí aquel era el día más largo del año hasta que la cabalgata llegaba a su fin y con cierto nerviosismo esperabas que los Reyes hubiesen acertado aquel año.

La noche de reyes siempre ha sido un momento especial y me consta el esfuerzo que hacen muchas familias para que los reyes siempre aparezcan. Por eso me parece fantástica la iniciativa de la Asociación de Vecinos de Villafranqueza de que tras la cabalgata haya regalos para todos los niños y niñas, vengan de donde vengan.

Este año, desgraciadamente se ha tenido que incrementar notablemente la seguridad en las cabalgatas debido a las amenazas de atentados terroristas como los ocurridos recientemente en Niza o Berlín.  Parece que es un hecho al que tendremos que acostumbrarnos, cuando precisamente ya nos habíamos acostumbrado a no tener que acostumbrarnos.  Afortunadamente no hubo incidentes, y tras el día de reyes llegó para todos el día después.

¿Y qué decir del intento fracasado de los independentistas catalanes en convertir la cabalgata retransmitida por su televisión autonómica en la enésima reivindicación independentista? Pues eso, que uno entiende que la gente lleve esteladas  a una manifestación independentista, que puede entender que la lleven a un campo de fútbol, como quien lleva la bandera confederada o la del sol naciente, pero utilizar a los niños para estas cosas me parece totalmente absurdo.

De esa noche prefiero quedarme con la alegría de los niños y el trabajo de cientos de personas en muchos lugares de España que, muchas veces con pocos medios, con mucha ilusión y entrega, consiguen que los Reyes Magos lleguen a todos los rincones de nuestro país en una mágica noche.

 

 

 

Sobre el autor Fernando Llopis Pascual
Artículos y pensamientos liberales en 'La Verdad'

Últimos Comentarios

sergiolujanmora 21-06-2016 | 13:04 en:
Podemos y la cosa

Categorías

Etiquetas

No hay tags a mostrar

Otros Blogs de Autor