La Verdad

img
Autor: fernandollopis_673
Sospechosos habituales
img
Fernando Llopis Pascual | 18-01-2017 | 12:04| 0

¿Controla Ortiz los hilos del Ayuntamiento?

(Publicado en el diario La Verdad el 15/01/2017)

“El mejor truco del diablo fue convencer al mundo de que no existía” decía uno de los protagonistas de la película “Sospechosos habituales” al policía que trataba de descubrir al culpable de un múltiple asesinato. El principal sospechoso parece ser un tal Keyser Sözé. La frase esconde una de las claves de la original trama tratada en el film, Sözé, el asesino implacable al que buscan, ¿existe realmente?

Sobre un presunto delito muy diferente al de la película llevamos hablando durante los últimos años en Alicante, me estoy refiriendo al posible amaño del Plan General de Ordenación Urbana en favor de un determinado empresario. No es un tema nuevo, llevamos más de siete años con el mismo y afecta a dos ex alcaldes de la ciudad, Luis Díaz Alperi y Sonia Castedo, y a un conocido empresario, Enrique Ortiz entre otros. Para muchos, son los sospechosos habituales de la ciudad en temas de corrupción, aunque es cierto que recientemente se archivaba el caso Rabasa que también implicaba a dos de ellos.

El asunto no es baladí para todos los actores de este film real. No podemos olvidar que en Alicante existe una cierta sensación de que el empresario Enrique Ortiz ha manejado durante mucho tiempo los hilos de los unos y los otros para incrementar sus beneficios. Pero la justicia no se basa en sensaciones, la cuestión es si se va a demostrar la culpabilidad o si el asunto se cerrará de forma similar al Plan Rabasa. En contra de Ortiz quizá juegue que no ha utilizado la estrategia del diablo narrada en la película de tratar de pasar desapercibido. Su vinculación al club de fútbol de la ciudad y las grabaciones de su voz que hemos podido escuchar, parecen demostrar que es un hombre que hace gala de su poder y ambición.

Volviendo a la película, ¿existe ese poder de Ortiz controlando los hilos del Ayuntamiento? Si estudiamos las contratas más importantes que podía otorgar el Ayuntamiento en la época que gobernaba el Partido Popular, como son el de limpieza, recogida y tratamiento de residuos o el de la limpieza de dependencias municipales y colegios, observamos que en todas ellas Ortiz está vinculado a las empresas que se les adjudicó. Por si fuera poco, en la primera, a pesar de ofrecer un servicio mal considerado por la ciudadanía, apenas ha sufrido multas por baja efectividad.

Ustedes dirán, se fue el Partido Popular, llegó el tripartito y con todo lo que éstos dijeron en la oposición, el final de Ortiz como empresario de cabecera municipal habrá acabado. Pues yo voy a empezar a creer que el diablo existe, ya que sus empresas siguen sin recibir multas considerables a pesar de la pobre limpieza de la ciudad y sigue cobrando fuera de contrato más de dieciocho meses (ya con gobierno tripartito) por la limpieza de colegios y dependencias municipales. Y después se enfadan cuando decimos de ellos “Cáspita, vaya tropa”.

 

 

Ver Post >
Noche de Reyes
img
Fernando Llopis Pascual | 09-01-2017 | 10:07| 0

Sin duda, el día más largo del año

 

(Publicado en el diario La Verdad el 08/01/2017)

En la carroza del gran Rey de Oriente Baltasar, al principio de su paso por el barrio de Villafranqueza, no pude dejar de  pensar en aquellos primeras cabalgatas de las que guardo todavía un grato recuerdo. Realmente la noche de reyes empezaba unos días antes cuando acudía junto a mi hermano a una papelería a comprar una carta específica para SS.MM. los Reyes Magos de Oriente. Los siguientes días nos dedicábamos a la escritura de la misma, pidiendo regalos para prácticamente todos y cada uno de los miembros de mi familia. Recuerdo que todos los años las acabábamos solicitando unos abrigos de visón para mis abuelas. La escritura de las cartas era de gran responsabilidad ya que era el momento de tratar de acertar el regalo que consumaría tus ilusiones para ese año.

En la víspera de reyes tocaba depositar la carta en unas burritas (Podemos todavía no las había puesto en duda) que llevadas por los pajes reales recorrían toda la ciudad. A partir de ese momento ya estaba todo el trabajo hecho, sólo quedaba esperar y soportar las bromas de tus hermanos mayores, que insinuaban que una burrita, casualmente la que llevaba tu carta, se había perdido y los reyes jamás podrían leerla. La espera se hacía eterna. Para mí aquel era el día más largo del año hasta que la cabalgata llegaba a su fin y con cierto nerviosismo esperabas que los Reyes hubiesen acertado aquel año.

La noche de reyes siempre ha sido un momento especial y me consta el esfuerzo que hacen muchas familias para que los reyes siempre aparezcan. Por eso me parece fantástica la iniciativa de la Asociación de Vecinos de Villafranqueza de que tras la cabalgata haya regalos para todos los niños y niñas, vengan de donde vengan.

Este año, desgraciadamente se ha tenido que incrementar notablemente la seguridad en las cabalgatas debido a las amenazas de atentados terroristas como los ocurridos recientemente en Niza o Berlín.  Parece que es un hecho al que tendremos que acostumbrarnos, cuando precisamente ya nos habíamos acostumbrado a no tener que acostumbrarnos.  Afortunadamente no hubo incidentes, y tras el día de reyes llegó para todos el día después.

¿Y qué decir del intento fracasado de los independentistas catalanes en convertir la cabalgata retransmitida por su televisión autonómica en la enésima reivindicación independentista? Pues eso, que uno entiende que la gente lleve esteladas  a una manifestación independentista, que puede entender que la lleven a un campo de fútbol, como quien lleva la bandera confederada o la del sol naciente, pero utilizar a los niños para estas cosas me parece totalmente absurdo.

De esa noche prefiero quedarme con la alegría de los niños y el trabajo de cientos de personas en muchos lugares de España que, muchas veces con pocos medios, con mucha ilusión y entrega, consiguen que los Reyes Magos lleguen a todos los rincones de nuestro país en una mágica noche.

 

 

 

Ver Post >
#TrotskiAsíNo
img
Fernando Llopis Pascual | 01-01-2017 | 4:58| 0

El partido de la gente ha mostrado su cara real

(Publicado en el Diario La Verdad el 31/12/2016)

En la portada del libro destacaban los ojos siniestros de un señor sobre fondo rojo y la foto de un anciano, con apariencia venerable.  El título, de lo más sugerente, “Como asesinó Stalin a Trotski”. Aquel libro, que leía mi padre, llamó la imaginación del chaval que  yo era entonces.

Recuerdo algunas de las fotos del libro y las contestaciones de mi padre ante mi inusitada curiosidad por saber más de aquellos personajes.

Parece que, Stalin, tan poco amigo de las críticas internas y de los rivales que podían oscurecer su brillo, decidió cargarse a otro de los principales actores de la Revolución Rusa. Quizá temiera que al igual que en la última y recomendable película de Star Wars, Trotski se adentrara en la Unión Soviética para robar los planos de su particular estrella de la muerte.

Si aquella historia fue muy anterior a la Wikipedia, también lo fue a la importancia de las redes sociales en general y de Twitter en particular. Es posible que si aquellas desavenencias entre Stalin y Trotski se hubiesen producido en la actualidad, en vez de borrar a este último de las fotos de la revolución (gracias a artistas que todavía no utilizaban el Photoshop) y mandar a unos cuantos asesinos a cargárselo, Stalín se hubiese conformado con lanzar miles de tuits con el lema #TrotskiAsíNo de la misma forma que los seguidores de Pablo Iglesias han hecho con el hasta ahora su segundo Iñigo Errejón.

Y es que el partido de la gente, de los abrazos, del dialogo, ha mostrado, como era esperable su cara más dura y dictatorial al servicio de su líder. Como decía Alfonso Guerra, “el que se mueve no sale en la foto”, los Pablistas han empezado a cesar o destituir a sus rivales Errejonistas sin ninguna piedad ni explicación.

Pero creo que se equivocan, González y Guerra interpretaron una fabulosa pareja de dos caras que consiguió perpetuarse en el poder durante mucho tiempo. Cada cara tenía su polo de atracción más moderado o más revolucionario en función del tiempo y lugar. Pero González y Guerra eran dos políticos inteligentes, capaces de estar por encima de sus egos. Iglesias y Errejón  en vez de seguir su ejemplo, han preferido romper con la otra parte antes siquiera de llegar al poder.

Así, las huestes Pablistas, convencidas por el mensaje de su líder o por la comodidad del sueldo que reciben y que podrían perder, han lanzado una campaña en Twittter con el lema #IñigoAsíNo para atajar cualquier atisbo de crítica.

Si usted se pregunta como han vistos sus votantes este desbarajuste imprevisto, lo ignoro, pero el otro día tomé un café con un viejo conocido, podemita desde los primeros tiempos. Me sonrió cuando le pregunté el porque me felicitaba la Navidad y no el solsticio de Invierno y cuando le mencioné el lío del #IñigoAsíNo sentenció con cierta amargura “Fue bonito mientras duró”.  Por mi parte,  yo les deseo de todo corazón que el 2017 sea lo más bonito posible para ustedes.

 

Ver Post >
Eres más vago que el Tripartito
img
Fernando Llopis Pascual | 26-12-2016 | 7:31| 0

El Negre Lloma no trabaja por más que le pinchen

(Publicado el día 24/12/2016)

“Estàs més brut que el Negre Lloma” y “És mes gos que el Negre Lloma” son dos de los dichos más conocidos sobre un popular personaje al que el Tripartito le ha dedicado una calle, muy céntrica y cercana al Ayuntamiento de Alicante.  Si no conoce la traducción al castellano de los mismos, a medio plazo debería preocuparse si vive en esta Comunidad dada la deriva catalano-valencianista del gobierno del Consell.  A efectos de este artículo no debe preocuparse ya que lo hago yo encantado. Los dichos vienen a decir “Estás más sucio que el Negro Lloma” y “Es más vago que el Negro Lloma”.

El tal “Negre Lloma” fue un marinero estadounidense de un barco que se incendió en el puerto de Alicante. Mientras el resto de la tripulación fue progresivamente repatriada, el Negre Lloma prefirió quedarse a disfrutar de las bondades del clima alicantino.

En el seminario de la época “El tío Cuc” escribían de él que “Era un hombre con talento ya que no trabaja por más que le pinchen” o que solía gritar a las chicas con las que se cruzaba “¡Mujer estás para comerte!”.

Esta frase dicha por cualquiera indignaría a la concejala responsable de la Memoria Histórica, Maria José Espuig, pero dicha por el Negre Lloma parece que suena a piropo elegante. Así, que por ello o por su capacidad de trabajo, el Tripartito decidió darle su nombre a una calle, siendo la segunda cuyo nombre se ha cambiado por la interpretación del Tripartito de la ley de la Memoria Histórica.

La tercera calle cambiada tiene también su aquel. En vez de dársela e a José Coloma, se la dan al nombre de la revista que fundó y dirigió durante mucho tiempo “El Tio Cuc”. Es como si en vez de darle una calle al genial Ibáñez se la dieran a Mortadelo o a Filemón. En esta línea, si se quisiera dar el nombre a una calle en honor al actual equipo de gobierno, se le podría llamar “Pepe Gotera y Otilio”, por lo de las chapuzas a domicilio.

Por supuesto no hay nada que discutir sobre los nombres de las calles que han sido sustituidas, militares tan sólo conocidos por haber formado parte del alzamiento.

Si estas dos calles fueron la segunda y la tercera, la primera se dio en recuerdo a las primeras 27 diputadas de las cortes de nuestra actual democracia. Nombre en teoría sin afán revanchista, de quitar a unos para poner a otros, si no fuera porque la concejala Espuig rápidamente destacó que una de las 27 fue la comunista Dolores Ibarruri, alias La Pasionaria. Parece que tras un discurso del Diputado Calvo Sotelo, Ibarruri le dijo que aquel discurso sería el último. Días después, Calvo Sotelo, fue asesinado.  Así, el Tripartito ha decidido quitar el nombre de la plaza que recuerda a Calvo Sotelo y reivindicar la figura de La Pasionaria. Vamos que el afán de revanchismo vuelve ochenta años después.

Solo me queda felicitarles la Navidad y desear que el Tripartito recupere las ansias de participación ciudadana que ha olvidado en temas como este.

 

Ver Post >
La batalla más estúpida del tripartito
img
Fernando Llopis Pascual | 19-12-2016 | 11:55| 0

¿Es tan difícil llegar a acuerdos sin enfrentamientos públicos?

(Publicado en el diario La verdad el 18/12/2016)

A finales del siglo XVIII el imperio austríaco inició una guerra contra el imperio otomano. Jose II de Habsburgo al mando del ejército austríaco al mando se dirigió hacia un lugar llamado Karánsebes. Por precaución, mandó a una avanzadilla formada por húsares. Éstos no encontraron rastro del ejército turco, pero sí a unos zíngaros que les vendieron unos barriles de alcohol a buen precio.

Mientras tanto, José II, preocupado por la tardanza de los húsares, mandó otro grupo de soldados a buscarlos. Estos al encontrar a los húsares completamente borrachos, les reclamaron que compartieran el alcohol con ellos. Al parecer se entabló una batalla entre ambos grupos que se agravó cuando, bajo los efectos del alcohol, confundieron al resto del ejercito austríaco, que se acercaba al oír los disparos, con el ejército turco. Dos días después, los turcos no daban crédito cuando encontraron a 9.000 soldados austríacos muertos en el campo de batalla y ninguno de otra nacionalidad. Aquel incidente se calificó como la batalla más estúpida.

En Alicante hemos tenido estos días un enfrentamiento no tan sangriento como el de Karánsebes, pero al menos bastante estúpido a propósito de la renovación del contrato con “El arca de Noe”, una especie de santuario para animales salvajes que dependía del apoyo económico del Ayuntamiento.

Tras un año y medio de mandato del tripartito sin ninguna incidencia al respecto, apareció Marisol Moreno, concejala de Guanyar, exigiendo el cese de la actividad por los múltiples informes negativos en su contra. En el otro lado, el alcalde socialista Echavarri se posicionaba defendiendo la continuación de la actividad e insinuaba intereses espurios de la concejala y la animaba a dimitir. La tercera pata del tripartito, los de Compromís, expertos en no mojarse ni en la peor de las inundaciones, inicialmente parecieron apostar por una decisión intermedia.

Por fin llega la junta de gobierno donde se debía tomar la decisión, a la que, extrañamente, los concejales de Compromís, que ya habían anunciado su intención final de no apoyar al alcalde, llegan tarde. El alcalde en vez de esperarlos somete a votación la propuesta, que gana con su voto de calidad. Cuando los concejales tardones de Compromís se enteran, exigen una nueva votación que se produce días después, en la que finalmente doblegan la voluntad del alcalde de seguir apoyando al centro.

Una vez más, a pesar de los altos grados de tensión alcanzados, el apego al poder y los sueldos hicieron que el tripartito no se rompiera ante la nueva disputa por un tema que no parecía ser tan vital.

Quizá ustedes se pregunten el porqué este tema sólo aparece al tener que renovar el contrato o porqué los dirigentes del tripartito no pueden debatirlo y llegar a acuerdos sin enfrentamientos públicos tan llamativos.  Yo también me lo preguntó, y al no encontrar respuesta me digo a mí  mismo “Cáspita vaya tropa”.

 

Ver Post >
Sobre el autor Fernando Llopis Pascual
Artículos y pensamientos liberales en 'La Verdad'

Últimos Comentarios

sergiolujanmora 21-06-2016 | 13:04 en:
Podemos y la cosa

Categorías

Etiquetas

No hay tags a mostrar

Otros Blogs de Autor