La Verdad

img
Categoría: Sin categoría
En la cocina de la nueva web

Después de meses de trabajo en los que en La Verdad nos hemos tenido que morder la lengua para no hablar de lo que aguardaba en la cocina, ha llegado el momento de levantar el telón y mostrar la nueva web.
Lo hacemos con ilusión. Se trata de un importante reto y de un gran salto adelante. Nace un portal más fácil de usar, más cómodo de leer, más agradable y con mayores posibilidades informativas, que es de lo que se trata.
Como ocurre con todos los zapatos nuevos, seguro que los primeros pasos resultan algo desconcertantes, pero bastarán un par de paseos para volver a sentirlos cómodos. Os invitamos a que recorráis el portal, visitéis vuestras secciones favoritas y experimentéis las novedades. Hemos intentado hacer mejor cada esquina.
Como en todo proyecto, siempre hay una parte personal y otra profesional y en las dos me llevo mucho y bueno. En estos meses he tenido la suerte de participar en el rediseño hermano de El Diario Vasco, compartiendo ciudad, experiencias y trabajo con excelentes profesionales (gracias Jesús Falcón, Ana Vega, Lara Ochoa, Axel Guerra, Ainhoa Iglesias, Beatriz Santo-Tomás, Emilio Rodríguez, Rocío Mendoza, Liliana Martínez, Óscar Bellot…).
También hemos recibido en esta redacción a Fernando Belzunce, Miguel Crespo y Álex Ruiz, padrinos de la criatura, y a nuestro ‘equipo visitante’: Elena de Miguel, Rosario González, Inés Martínez y Jose González, que nos aportaron su energía y esfuerzo y tantas otras cosas que no caben en un post.
Os dejo un vídeo de cómo hemos pasado las últimas semanas en la redacción de La Verdad. Han sido largas jornadas de trabajo y nervios para ponerlo todo a punto.

A partir de hoy, este es nuestro nuevo aspecto. La esencia es la misma, pero retomamos la labor de informar con nuevo impulso y máxima exigencia.
Hemos cambiado los muebles, puede que incluso algún tabique, pero la casa sigue siendo vuestra. Así que pasad, leed y disfrutad. Bienvenidos.

www.laverdad.es

Ver Post >
Tecnología para despistados
img
LV 0

La tecnología iBeacon permite, mediante el uso de transmisores de baja potencia y bajo costo, el envío de notificaciones a dispositivos con iOS 7 en función de la cercanía a estos. Ya se han llevado a cabo distintas experiencias de uso en tiendas para promociones y para ampliar información al comprador cuando se acerca a un determinado producto. Uno de los últimos proyectos conocidos basados en iBeacon son unas gafas de sol que no podrás perder. Tzukuri las ha diseñado con un transmisor integrasdo, que gracias a su alimentación por una pequeña celda solar, puede avisar a su dueño con un aviso en el ‘smartphone’ si las deja olvidadas.
Así, cuando el dueño de una de estas gafas se marcha de un sitio dejándolas atrás, el teléfono muestra sucesivas alertas al alejarse a 5, 10 y 15 metros avisándole del descuido. Si pese a todo, se hace caso omiso a los mensajes, la aplicación guarda la última ubicación de las gafas y la muestra en un mapa.
El precio de cada unidad se espera en torno a los 230 dólares si se adquieren a través de una campaña de una financiación colectiva que se pondrá en marcha próximamente. Una vez finalizada, ascenderá a 320 dólares. Las primeras unidades deberían llegar al mercado entre diciembre de 2014 y enero de 2015.

http://www.tzukuri.com

Ver Post >
Microsoft, Google y Apple preparan otro 2013 movido

En el último trimestre la situación en el decisivo enfrentamiento entre Microsoft, Google y Apple se ha aclarado un poco. Este mes de octubre fue el elegido por las tres compañías para mostrar sus cartas de cara a los próximos meses. Así como las pistas sobre sus planes de futuro.

Microsoft presentó Windows 8 para ordenadores y tabletas, así como su propia visión de lo que una tableta debe ser con Surface y Surface Pro; y Windows Phone 8 para los smartphones con el apoyo de Nokia y su Lumia 920 como bandera.

Chromebook

Google, por su parte, mostró la última versión del Chromebook, una propuesta, sin réplica en otras compañías, que entiende el ordenador portátil como un dispositivo de entrada a los servicios en línea que olvida el almacenamiento local para confiar los contenidos a ‘la nube’. Sus ventajas son su precio, su velocidad, y su concepción como elemento prescindible. Puesto que todo está en la nube, su extravío no supondrá el menor problema de seguridad ni la pérdida de datos. Un nuevo Chromebook, introducir la contraseña y listo. Su principal virtud, sin embargo, es su mayor problema. Las ventas indican que la mayoría de los consumidores prefieren tener un mayor control sobre sus datos que cederlos a a los servidores de Google.

Pero el Chromebook no es la apuesta estrella de Google. La empresa del buscador está mucho más confiada en la posición de Android. Y lo ha demostrado con la ambiciosa renovación de toda su su gama de terminales Nexus, es decir: el teléfono (Nexus 4), que esta vez ha diseñado en colaboración con LG; y su tablet de siete pulgadas (Nexus 7), que ahora suma a su ya atractivo precio de entrada de 199 euros, una capacidad de 16 Gigas; pero a estos dos se les ha sumado un hermano mayor y vitaminado, el Nexus 10, un tablet con pantalla de alta definición de 10 pulgadas que compite de forma directa y muy agresiva en precio y características con el iPad. Su precio de partida es de 399 euros para el modelo de 16 Gb y cuenta con una resolución que supera a la del último iPad con retina display.

Apple, por su parte, no se ha quedado atrás y ha lanzado en solo dos meses su nueva versión del sistema operativo móvil iOS 6, el iPhone 5, el iPad mini, la cuarta generación del iPad, los Macbook Pro retina display de 15 y 13 pulgadas, el rediseño del iMac, y la renovación del Mac Mini.

Sin embargo, el que probablemente sea el movimiento más importante de Apple este año, no tiene que ver con un producto, sino con su reorganización interna. La salida anunciada ayer del vicepresidente del sistema operativo iOS, Scott Forstall, que abandonará la compañía el próximo año, y del responsable de las tiendas Apple Retail Store, John Browett, son toda una declaración de intenciones del CEO de la empresa de la manzana, Tim Cook, que parece decidido a no permitir que algunas polémicas salpiquen la imagen de la marca. Forstall, fue pieza clave en el nacimiento del iPhone, que se ha convertido en la mayor fuente de ingresos de Apple, sin embargo, su dirección de dos proyectos de tanta importancia como Siri los mapas, ha metido en algunos aprietos a la compañía de California, que prometió en ambos casos más de lo que podía ofrecer, una costumbre totalmente contraria a la filosofía de Apple, que habitualmente se muestra muy conservadora para asegurarse que los consumidores encuentran más de lo que esperan.

Lo cierto es que en el último año, los productos que han dependido de Forstall han dado cierta sensación de deriva. El vicepresidente de iOS realizó en el lanzamiento del iPhone 4S una presentación de Siri en la que obvió por completo las limitaciones de un servicio que se lanzaba como versión beta. En el caso de los mapas, la situación fue mucho más obvia. Forstall anunció como una gran noticia la sustitución de Google Maps en los dispositivos iOS por el servicio de mapas de Apple, que calificó como el “más bonito y poderoso”, una forma muy optimista de verlo, tanto que Apple tuvo que pedir perdón a sus consumidores por lanzar una aplicación que no cumplía con sus estándares de calidad.

También en la interfaz de iOS, otra de las responsabilidades de Forstall, se han visto en los últimos tiempos algunos titubeos poco propios de Apple, con la aparición de inconsistencias en el diseño de aplicaciones e iconos.

En este apartado, parece una buena noticia para los usuarios de Apple que el reputado responsable del diseño de los productos Jonathan Ive, vaya a ocuparse también del diseño del interfaz. El británico ha demostrado sobradamente su buen hacer en el diseño industrial de Apple durante las últimas dos décadas, y ahora tendrá la posibilidad de extender su visión al software.

Parece claro que cuando se lance iOS 7, habrá sorpresas.

Bob Mansfield, Eddy Cue y Craig Federighi también han sumado peso en la compañía. Todos son nombres de una trayectoria consolidada.

Con estas cartas boca arriba, parece que 2013 será nuevamente un año bastante movido.

Ver Post >
Apple contra Samsung y la protección de las ideas

Apple ha ganado la que probablemente sea la segunda batalla legal más importante de su historia. La decisión de un jurado federal estadounidense de condenar a la surcoreana Samsung a pagarle 1.000 millones de dólares por copiar la tecnología del iPhone y del iPad en algunos de sus dispositivos, marca de forma definitiva un punto de inflexión en el avance de los dispositivos móviles.

Si ésta es la segunda más importante, ¿cuál fue la primera? La primera fue con Microsoft, y Apple perdió. La compañía de la manzana acusaba entonces a Microsoft de violar su propiedad intelectual por copiar el diseño de la interfaz gráfica del Macintosh.

El precedente de los 90

Apple había licenciado a Microsoft algunas partes de la interfaz gráfica de su sistema operativo Mac OS, que utilizaba la metáfora del escritorio, las ventanas y los iconos que se hizo tan popular posteriormente y que llega a nuestros días. Así, con el acuerdo, Microsoft dio vida a Windows 1.0. Pero cuando llegó la segunda versión del sistema, Apple consideró que Microsoft estaba sobrepasando los límites del acuerdo y que directamente estaba copiándoles. Y no se referían solo a las funcionalidades, sino al denominado ‘look and feel’ o aspecto y sensación general del sistema, es decir, los detalles. Apple, como ya he dicho, perdió, y desde ese momento, Microsoft pudo copiar legalmente, amparada por su acuerdo de licencias, la interfaz que había hecho diferente al mac.

El litigio marcó la evolución de ambas compañías con resultados conocidos: Microsoft se convirtió en líder de la industria de los sistemas operativos con Windows mientras Apple se acercó peligrosamente a la desaparición, con Steve Jobs fuera de su propia empresa durante una etapa especialmente creativa de su vida en la que fundó Pixar y NeXT.

Samsung y la ‘inspiración’ californiana

El enfrentamiento entre Apple y Samsung recuerda poderosamente a la guerra con Microsoft de los 90. Apple inició con el impulso de un enfadado Jobs una guerra a los clones del iPhone. Es innegable la carrera del sistema Android de Google y de los fabricantes de teléfonos por ofrecer terminales similares al iPhone desde su aparición en 2007. No hay más que echar un vistazo a cómo eran los teléfonos antes del primer iPhone, presentado en 2007, y todo lo que ha venido detrás.

En el caso de Samsung, la cuestión es, además de obvia, ciertamente sonrojante. Los documentos que han salido a la luz durante el juicio evidencian un estricto marcaje de la compañía surcoreana a los productos de Apple, con extensos informes que desgranan las características que los hacen existosos y que ordenan cambios a su imagen y semejanza para mejorar los de Samsung.

Samsung Relative Evaluation Report on S1, iPhone

He leído en algunos sitios que esta guerra la pierden los consumidores porque reducirá la oferta de productos de su gusto, y no puedo estar más en desacuerdo. Samsung, que recurrirá la sentencia, podría tener que pagar esta suma, y posteriormente podría seguir utilizando algunas tecnologías previa licencia con Apple, pagando una canon por cada dispositivo, pero eso es un procedimiento habitual en el mundo de la tecnología, cada producto paga por usar algunas tecnologías mayoritarias pero que no son de su creación una suma en patentes.

Windows 8 también utiliza tecnología de Apple, pero la ha licenciado. La creadora de Windows paga un precio por ello a cambio -esta vez Apple ha estado más lista- de no crear ‘clones’ de los productos de la manzana. Curiosamente, este hecho no ha supuesto ningún problema para que Windows 8 llegue con un halo de sistema de éxito. La nueva versión se presentará con una interfaz con personalidad propia a una distancia suficiente de la idea de Apple como para que no haya suspicacias, y con algunos enfoques innovadores que parecen haber cosechado el favor de sus futuros usuarios.

Lo que Apple ha pedido a la Justicia es que proteja las ideas, y que no permita la copia impune. Esta batalla, a la larga, hará ganar, no perder, a los usuarios, porque fomenta la creación contra la copia. Esta sentencia le dice a las empresas tecnológicas que trabajen sus propias ideas, porque si dan con alguna que se convierta en el estándar, ganarán mucho dinero, bien vendiendo sus productos, bien licenciando su tecnología a la competencia.

Permitir la copia sin exigir un precio por ello desincentiva la creatividad y penaliza a las compañías que invierten grandes recursos y esfuerzos en el desarrollo de nuevas tecnologías. El camino es peligroso porque envía el mensaje de que es mejor y más barato esperar a que lo inventen otros y copiarlo que malgastar el dinero en explorar caminos propios que no se traduzcan en éxito comercial.

Es importante mantener un equilibrio judicial que evite la guerra de patentes como norma de comportamiento entre compañías tecnológicas y que, a la vez, deje clara la existencia de líneas rojas en el respeto a la propiedad intelectual de los competidores.

Ver Post >
D.E.P. Steve

Conectó lo puntos. Lo hizo de una manera extraordinaria.

D.E.P. Steve

Ver Post >
¿Se puede confiar en 'la nube'?

Amazon acaba de hacerlo y ahora se rumorea que Apple puede lanzar un servicio de almacenamiento en ‘la nube’, ese lugar de moda en el que se pretende que guardemos nuestros contenidos, ya sean archivos de texto, fotos, vídeos o música.

Si se busca un porqué no es difícil de encontrar: cada vez accedemos a internet desde un mayor número de dispositivos, así que si queremos enseñar nuestras fotos a los amigos en el ordenador portátil pero las hemos guardado en el disco duro del sobremesa de casa, no podremos. ‘La nube’ pretende acabar con esto. La idea es que el usuario disponga de sus contenidos allá adónde vaya.

Apple ya hizo un acercamiento con su servicio MobileMe, que sobre el papel pintaba muy bien pero que en sus inicios dio demasiados quebraderos de cabeza a la empresa, poco acostumbrada a trabajar en la web, y a los usuarios, a los que se les pide 79 euros al año por su uso.

Casi todo lo que ofrecen los servicios de pago se puede obtener de forma gratuita combinando varios servicios. Para las fotografías, Flickr; para los vídeos, Youtube; y para los archivos llegó Dropbox ofreciendo dos gigas –si no lo has probado, lo recomiendo–.
Falta quizás una solución unificada que haga más sencillo el proceso de llevar los datos del ordenador a ‘la nube’, algo que elimine la necesidad de recordar media decena de usuarios y contraseñas en distintos servicios. Seguimos a la espera.

Eso sí, con toda esta oferta creciente y el uso cada vez mayor del almacenamiento remoto, parece conveniente dar algunas recomendaciones. La primera: nunca confíes en ‘la nube’; la segunda: actúa siempre en consecuencia de la primera recomendación, esto es, si has subido un montón de vídeos a Youtube, guarda una copia de seguridad en casa; si tienes todas tus fotografías en una cuenta de Flickr, ponlas a salvo. Recuerda que todo lo que no está en tu poder, puede desaparecer. Ni siquiera los emails alojados en tu cuenta de Gmail están a salvo. En febrero de este año Google perdió los correos y contactos de 30.000 usuarios, seguro que algunos de bastante importancia. El año pasado a Hotmail le ocurrió algo muy similar y tardó una semana en restaurar los datos de 17.000 cuentas.

A los problemas de fiabilidad, además, hay que sumarle el de la privacidad. ¿Cómo de privado es un dato que se aloja en el servidor de una empresa? ¿Cómo de seguro está? Podemos preguntarle a Sony, que acaba de ver como le han robado los datos, incluidos los de las tarjetas de crédito, de miles de usuarios de su red de juego PlayStation Network.

¿Se puede confiar en ‘la nube’? Nunca del todo, pero esa no es la pregunta. La pregunta es: ¿estás dispuesto a renunciar a ella?

Ver Post >
Sobre el autor Rubén García Bastida
Periodista en la edición digital de 'La Verdad'. Escribo sobre tecnología y redes sociales en #estosemueve y guardo un rincón para las cosas pequeñas en 'La esquina doblada'. En Twitter soy @garciabastida

Etiquetas

Otros Blogs de Autor