La Verdad

img
Fecha: abril 14, 2017
Innovaciones para una Semana muy especial
Juan José Ríos 14-04-2017 | 1:02 | 0

Las previsiones del impacto económico de la Semana Santa 2017 apuntan a cifras de récord en ocupación hotelera (casi al 100%),  el número de contratos (162.500) y de desplazamientos, por tierra y por aire principalmente.

Mucha gente aprovecha estos días para viajar o simplemente descansar, como en cualquier otro período vacacional, prescindiendo de toda connotación religiosa.

Pero todavía abundan los que, creyentes o no,  siguen disfrutando de esta manifestación cultural que inunda las calles de los más de 5.000 pueblos y ciudades españolas por las que discurren las procesiones, bien como simples espectadores o como participantes en ellas.

En cuanto a las procesiones más multitudinarias , Sevilla se lleva la palma, nunca mejor dicho. La Hermandad de la Esperanza Macarena aglutina a más de 13.000 cofrades y 2.800 nazarenos.

La Madrugá de Sevilla

En la Región de Murcia destacan desfiles de Interés Turístico Internacional como los de Murcia (que, aparte de las obras de Salzillo, cuenta con una imagen de Jesús Nazareno, de autor desconocido, que data del año 1600), Cartagena  y Lorca, y otras de I. T. Nacional, como las de Cieza.

Como decía hace 2 años en esta misma sección, si existe en España un ámbito tradicional por excelencia, éste es sin duda el relativo a la Semana Santa. Sin embargo, sus múltiples dimensiones: religiosa, cultural, turística y de ocio propician que surjan algunas innovaciones dignas de mención.

En Zamora, por ejemplo, la cofradía del Santo Entierro acuña el término de procesiones cardiosaludables, desfilando con tres desfibriladores bajo los pasos con objeto de poder  atender posibles problemas cardíacos de cofrades o espectadores.

En Villarreal, el espectáculo Laquima vere combina el arte y el respeto a la tradición, permitiendo vivir la Pasión de Cristo de forma innovadora y emotiva. Participan más de 200 actores y músicos. Se celebra un castillo de fuegos artificiales y se simula una mágica levitación de Cristo Resucitado.

La gastronomía es otro punto fuerte a la hora de valorar la atracción turística de un lugar. Recrear el menú de la Última Cena ha sido un reto para muchos restauradores. No existe unanimidad, por cierto,  a la hora de determinar las viandas que degustaron esa noche Jesucristo y los Apóstoles.

Composición basada en el enigmático cuadro de Leonardo

Según unas fuentes, tomaron cordero, hierbas aromáticas, vino y pan ácimo. Pero, recientemente, el Papa Emérito Benedicto XVI ha asegurado que la Última Cena se celebró un día antes del que siempre se ha creído y que los 13 comensales tomaron anguilas en lugar de carne.

Resulta paradójico que la Historia, Sagrada en este caso, sirva de inspiración para innovaciones culinarias. Hay locales que lanzan su oferta de menús bajo el lema: “Cómete la Semana Santa”, como un gastrobar madrileño.

O la receta de raíces mediterráneas para esta Semana especial, basada en sus propias investigaciones sobre la composición de la Última Cena,  que ofrece el cocinero Quique Dacosta, tres estrellas Michelín,en su restaurante de Denia.

En el ámbito más puramente tecnológico, la semana pasada se presentó en Murcia la aplicación gratuita Blabup, dentro de su proyecto de smart city, que posibilita conocer  a través del móvil las rutas de las procesiones, amén de aportar información sobre monumentos, edificios más emblemáticos o establecimientos de la ciudad que le “hablan” al viandante detectando su geolocalización.

Esta app, que ha sido probada previamente en el municipio alicantino de Alfaz del Pí, también permite dejar mensajes privados que se activarán cuando los destinatarios de los mismos visiten determinados lugares.

También se podrán grabar comentarios públicos sobre procesiones, monumentos, restaurantes o comercios, para general conocimiento de los ciudadanos. Las pintadas tienen los días contados. Esperemos.

 

 

 

 

 

Ver Post >
Sobre el autor Juan José Ríos
Si tuviera que definirme en pocas palabras diría que me considero catalizador, promotor de cambios. Dentro de un espíritu inquieto y de sana rebeldía, me gusta definir las actuaciones dentro de un marco que las dote de coherencia. Me importa mucho el entendimiento personal. Mi mundo, hasta los 26 años, se ceñía exclusivamente al ámbito educativo. Estudié Matemáticas y la salida inmediata era la enseñanza. Nunca pensé que podría dedicarme a algo diferente. Me tocó vivir la eclosión de los ordenadores personales de la década de los 80. Empezaron a dotarse los centros educativos de PC ́s. Fui uno de los profesores de Informática de este primera ola. En esta época, junto a un amigo, adquirí mi primer ordenador personal (carísimo) para uso empresarial. Empecé a conocer el mundo de la empresa. En la década de los 90, me cautivó el Informe Bangemann, como marco inspirador de la Sociedad de la Información. De la mano de Juan Bernal, Consejero de Economía y Hacienda, fui Director General de Informática de la Comunidad de Murcia. Fue una etapa apasionante y creativa donde abordamos proyectos como la Red Corporativa de Banda Ancha, la adaptación al euro y el año 2000, la implantación de SAP o la realización de uno de los primeros proyectos de ciudad digital de nuestro país (Ciezanet). Compaginé, durante muchos años, la docencia con el desempeño de puestos de responsabilidad en empresas regionales del sector TIC. En 2009, como profesor, puse en marcha un proyecto innovador cuyo objetivo fundamental era comprometer a los padres en la mejora del rendimiento educativo de sus hijos (proyecto COMPAH). Empecé a familiarizarme con el mundo 2.0 y a emplear estos recursos en mis clases. Como admirador de Morris Kline, soy un amante de las aplicaciones de las Matemáticas al mundo real como elemento motivador de su estudio por parte de los alumnos. Mi primer contacto con las metodologías de la innovación (Design Thinking) se produjo en 2010, de la mano de un consultor, Xavi Camps, que me hizo ver que la creatividad y la innovación son la base de la prosperidad de las organizaciones y que estos atributos se pueden entrenar y perfeccionar. Desde entonces, soy un apasionado de la innovación como concepto transversal. Creo profundamente en la innovación pública. Las instituciones no pueden seguir funcionando casi como en el siglo XIX. Deben transformarse, en el contexto del paradigma de Gobierno Abierto, para convertirse en organizaciones centradas en los ciudadanos, transparentes, sostenibles, eficientes, ligeras y facilitadoras de la actividad empresarial y de la creación de empleo de la mano de iniciativas como el Open Data. Como ciudadano me preocupa especialmente la sostenibilidad de la sanidad pública, y de las pensiones, ahora que voy viendo cada vez más de cerca la edad de la jubilación. No sé contar chistes pero me divierte el humor surrealista y los juegos de palabras, que a menudo sufren familiares y amigos. He trabajado como asesor de innovación en la CARM (2012-2016). Actualmente he vuelto a mis clases en el IES Alfonso X El Sabio y participo en un proyecto empresarial.

Últimos Comentarios

JuanjoRios 31-01-2017 | 18:26 en:
La 35ª prioridad
The Truth 18-01-2017 | 19:47 en:
La 35ª prioridad

Otros Blogs de Autor