Blogs

Juan José Ríos

La i de innovación

Cinco años predicando

Hace 5 años ya que me autoimpuse esta especie de labor evangelizadora en pro de la innovación que vengo desarrollando con más o menos regularidad y acierto desde este “púlpito digital”, con los ambiciosos objetivos que enunciaba en el primer post:

Este blog surgió con la pretensión de convertirse en un modesto faro que iluminara el camino hacia la innovación sobre todo a las PYMES que piensan que es algo inalcanzable para ellas.

También se ocupará de la innovación como concepto transversal y como actitud de sana rebeldía que debe impregnar no sólo a la actividad empresarial sino también a los servicios públicos ante los clásicos “siempre se ha hecho así” y “másdelomismo”

Dado que esta bitácora no tiene una legión de seguidores, y que éstos no suelen ser muy activos haciendo comentarios, la verdad es que no sé en qué tipo de desierto pueden tener algún eco los más de 100 artículos que, con tanto esfuerzo, he venido publicando hasta ahora.

barrabes_def_innovacion

Consciente de mis propias limitaciones, he procurado, desde el principio, beber de las mejores fuentes, entre las que ocupa un lugar destacado uno de los mejores profesionales de España en  materia de innovación: Amalio Rey.

Ha sido una casualidad que, justo ahora que yo “cumplo” 5 años en este menester, Amalio celebre su décimo aniversario como autor de referencia.

Con tal motivo, su último post trata de sus vivencias como bloguero veterano, y lo traigo a colación aquí, a modo de humilde homenaje y por coincidir con él en muchas de las razones que expone, salvando las enormes distancias que nos separan en conocimiento, experiencia y proyección pública. A su favor, claro.

Por mi parte, anteriormente había aportado mi particular visión de lo que supone escribir un blog en dos artículos. El primero fue en noviembre de 2014, con el título: “Un post me manda hacer Violante”. El segundo, “Vivir en clave de blog fue publicado en julio de 2015.

En esta tercera ocasión, de forma muy resumida, puedo decir que mantener este espacio es un ejercicio de autodisciplina cuyo cáliz está uno tentado muchas veces de abandonar, que te sientes obligado a estar al día y a forzar la inspiración, que se aprende mucho pero que cuesta horrores ser sintético y ameno,…en definitiva, cada post es una especie de parto de vida muy efímera, con una recompensa que va muy poquito más allá de la mera satisfacción personal.

Con motivo de este quinto aniversario, he utilizado el nuevo Google Sites para recoger todos los artículos que he publicado sobre innovación, con objeto de facilitar su localización a los lectores interesados.

También he aprovechado la ocasión para actualizar mi CV, incluyendo otras publicaciones, presentaciones y proyectos, algunos de los cuales no pasaron de las musas al teatro, una colección de vídeos caricaturescos con los que me río una y otra vez, problemas de ingenio, todos los detalles de un proyecto educativo innovador y un espacio nostálgico dedicado a la Academia de Cieza donde cursé el Bachillerato.

Esta especie de web personal que hoy comparto, mezcla de archivo documental y de libro de memorias (“memoria expandida”, la llama Amalio Rey), que iré alimentando y actualizando continuamente, será el pie de firma de los artículos que publique en adelante.

https://sites.google.com/view/juanjo-rios-pinera/

 

 

Temas

Academia Santo Cristo Cieza, Amalio Rey, burocracia humor, divertimentos, la importancia de la i, vivir en clave de blog

Otro sitio más de Comunidad de Blogs de La Verdad

Sobre el autor

Si tuviera que definirme en pocas palabras diría que me considero catalizador, promotor de cambios. Dentro de un espíritu inquieto y de sana rebeldía, me gusta definir las actuaciones dentro de un marco que las dote de coherencia. Me importa mucho el entendimiento personal. Mi mundo, hasta los 26 años, se ceñía exclusivamente al ámbito educativo. Estudié Matemáticas y la salida inmediata era la enseñanza. Nunca pensé que podría dedicarme a algo diferente. Me tocó vivir la eclosión de los ordenadores personales de la década de los 80. Empezaron a dotarse los centros educativos de PC ́s. Fui uno de los profesores de Informática de este primera ola. En esta época, junto a un amigo, adquirí mi primer ordenador personal (carísimo) para uso empresarial. Empecé a conocer el mundo de la empresa. En la década de los 90, me cautivó el Informe Bangemann, como marco inspirador de la Sociedad de la Información. De la mano de Juan Bernal, Consejero de Economía y Hacienda, fui Director General de Informática de la Comunidad de Murcia. Fue una etapa apasionante y creativa donde abordamos proyectos como la Red Corporativa de Banda Ancha, la adaptación al euro y el año 2000, la implantación de SAP o la realización de uno de los primeros proyectos de ciudad digital de nuestro país (Ciezanet). Compaginé, durante muchos años, la docencia con el desempeño de puestos de responsabilidad en empresas regionales del sector TIC. En 2009, como profesor, puse en marcha un proyecto innovador cuyo objetivo fundamental era comprometer a los padres en la mejora del rendimiento educativo de sus hijos (proyecto COMPAH). Empecé a familiarizarme con el mundo 2.0 y a emplear estos recursos en mis clases. Como admirador de Morris Kline, soy un amante de las aplicaciones de las Matemáticas al mundo real como elemento motivador de su estudio por parte de los alumnos. Mi primer contacto con las metodologías de la innovación (Design Thinking) se produjo en 2010, de la mano de un consultor, Xavi Camps, que me hizo ver que la creatividad y la innovación son la base de la prosperidad de las organizaciones y que estos atributos se pueden entrenar y perfeccionar. Desde entonces, soy un apasionado de la innovación como concepto transversal. Creo profundamente en la innovación pública. Las instituciones no pueden seguir funcionando casi como en el siglo XIX. Deben transformarse, en el contexto del paradigma de Gobierno Abierto, para convertirse en organizaciones centradas en los ciudadanos, transparentes, sostenibles, eficientes, ligeras y facilitadoras de la actividad empresarial y de la creación de empleo de la mano de iniciativas como el Open Data. Como ciudadano me preocupa especialmente la sostenibilidad de la sanidad pública, y de las pensiones, ahora que voy viendo cada vez más de cerca la edad de la jubilación. No sé contar chistes pero me divierte el humor surrealista y los juegos de palabras, que a menudo sufren familiares y amigos. He trabajado como asesor de innovación en la CARM (2012-2016). Actualmente he vuelto a mis clases en el IES Alfonso X El Sabio y participo en un proyecto empresarial.

junio 2018
MTWTFSS
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930