La Verdad

img
Categoría: Estrategias de la innovación
Talento juvenil interconectado

La  innovación es un fenómeno centrado en las personas y protagonizado por ellas. Implica crear redes de colaboración. Va de fomentar la creatividad y de conectar talentos.

Requiere  romper las barreras organizativas mentales y físicas que tanto limitan la generación y circulación de las ideas. Estrechar el  conocimiento más próximo, concentrando actuaciones locales, pero con la necesidad de estar abiertos al mundo de forma permanente.

El proyecto DÉMOLA (espacio donde se crean demos), puesto en marcha en Finlandia en 2008, mediante un acuerdo entre NOKIA y la Universidad de Tampere, promueve la colaboración entre empresas y Universidades, y, como elemento clave, incorpora a los propios estudiantes, quienes, por su juventud y su condición de nativos digitales, pueden aportar ideas frescas y soluciones creativas a los retos planteados por las empresas.

Los universitarios son las estrellas de esta plataforma colaborativa internacional.

 

Esta iniciativa surge  del convencimiento de que las innovaciones más disruptivas surgen de la interconexión de la gente con pasión y talento, más allá de su nacionalidad, cultura y campo de especialización. Es más, estas diferencias actúan como catalizadoras de la creatividad.

 ”La innovación con verdadero impacto no surge de unidades desconectadas. Se necesita un ecosistema fuerte en lugar de grandes silos independientes”. 

La novedad de la red DEMOLA es el protagonismo de los estudiantes, de diversas disciplinas,  en la solución de retos reales que plantean las empresas, dentro de un modelo muy práctico que ofrece ventajas para todos, como se explica, de forma muy resumida, en este vídeo:

 

 

En efecto: las empresas reciben propuestas creativas y prácticas de los alumnos, en forma de prototipos y demos,  apoyados por los investigadores de las Universidades. Éstas intensifican los contactos con el tejido empresarial a la vez que motivan a los estudiantes, que ganan en experiencia y empleabilidad.

La plataforma de innovación abierta DEMOLA está activa en trece países de Europa, América y África, englobando a unos  6.000 jóvenes, de 60 Universidades, colaborando con más de 500 empresas en más de un millar de proyectos y retos propuestos por las compañías.

País Vasco, siempre en vanguardia en todo lo que concierne a la construcción de una sociedad innovadora, Canarias y Aragón, son las únicas regiones españolas que se han adherido, como una herramienta más de su ecosistema innovador,  a esta plataforma internacional de innovación abierta.

Algunos ejemplos planteados por empresas y organizaciones en nuestro país, en el ámbito de DÉMOLA:

  • La alimentación del futuro: nuevos productos de alto contenido proteico.
  • Servicios móviles en el sector agrolimentario: integración de aplicaciones en electrodomésticos, promover el desarrollo de conceptos como la venta directa desde productor a consumidor final, entrega en el mismo día, consumo colaborativo…
  • ¿Mediante qué soluciones o iniciativas innovadoras podemos integrar a las personas con discapacidad intelectual?
  • Aplicación de las TIC para diseñar planes de abono específicos
  • Tratamiento más eficiente de los residuos industriales
  • Desarrollo de tecnologías para una ciudad más inclusiva
  • Creación de una herramienta de bajo coste que permita registrar los movimientos de los clientes dentro de un hotel.
  • Diseño de una embarcación preparada para afrontar diferentes fases del rescate de personas en el mar

 

 

Ver Post >
El emprendimiento oculto

Ayer leí en La verdad un interesante artículo titulado: Competitividad y emprendimiento”. El autor es José Ramón Díez Guijarro, profesor del IE  y Director de Estudios de Bankia.

Casualmente, estaba yo preparando este post basándome en uno de los estudios que se recogían en el citado artículo: el último informe del Foro Económico Mundial (WEF) sobre el Intraemprendimiento o emprendimiento oculto.

Los matemáticos somos amantes de las definiciones precisas, aun  de los conceptos que pueden parecer más intuitivos. ¿Qué es la competitividad?  Para el WEF “el conjunto de instituciones, políticas y factores que determinan el nivel de productividad de un país”.

A mayor competitividad, más probabilidad de crecimiento económico sostenible e inclusivo y, como consecuencia, mayor prosperidad cabe esperar para toda la sociedad. El WEF mide la competitividad de los países basándose en indicadores de las áreas que se recogen en el  cuadro adjunto:

 

España ocupa el lugar 33 de los 142 países analizados, habiendo avanzado dos puestos con respecto al año pasado. La lista la encabeza Suiza, seguida de Singapur y de los Estados Unidos.

Con respecto a la conocida figura del emprendedor, existen numerosas definiciones, pero, en general, se aplica este calificativo a aquellas personas que  identifican una idea u oportunidad de negocio , aplican todos sus esfuerzos, asumen  riesgos, y crean una empresa para llevarlas a cabo.

Un concepto más reciente, es el de emprendedor interno o intraemprendedor, que alude a la persona que aporta ideas para desarrollar nuevos productos, servicios o procesos, pero en vez de hacerlo por cuenta propia, lo hace dentro de la organización a la que pertenece, sea ésta pública o privada.

De estos últimos nos hemos ocupado profusamente en este blog.  Para muchos analistas, ha llegado la hora de los intraemprendedores, personas creativas, iconoclastas, enemigas de las rutinas, que siempre intentan salirse del guión establecido, buscando el interés general; muchas veces a costa de incomprensiones e incluso de marginaciones.

Se estima que estos rebeldes van a generar el 40% del emprendimiento futuro, siempre que les dejen sus jefes o el sistema jerárquico imperante, sobre todo en las Administraciones Públicas. O ambos.

El World Economic Forum ha acuñado el Entreprenurial Employee Activity (EEA), un indicador que mide el nivel de intraemprendimiento de un país. El EEA es la proporción de la población activa implicada en el desarrollo de nuevas ideas, productos o servicios, o en la generación de nuevas unidades de negocio dentro las organizaciones.

España no destaca en Europa ni por número de emprendedores, creadores de empresas nuevas  (5.7% de la población activa, puesto 22 sobre 28) ni mucho menos por el de intraemprendedores (2% de la población activa, puesto 26, sólo por delante de Grecia y de Italia).

Especialmente lúcido me parece el párrafo final del artículo del profesor Díez Guijarro, del que entresaco algunas frases que suscribo plenamente: “A partir de ahora va a resultar clave impulsar la innovación colectiva. Mejorar la competitividad exige no sólo una mayor inversión en I+D, sino también una ofensiva innovadora que ponga en valor dicha inversión, cuyas garantías de éxito aumentarán si se involucra a todos los agentes económicos y se adopta una estrategia coordinada, transversal y conjunta”.

Modestamente, coincido con Díez en que es preciso y urgente  desatar esa “ofensiva” total, decidida e intensa  que requiere la construcción de una sociedad  innovadora. Parafraseando a Churchill: ”La era de la procrastinación, de las medias tintas se ha acabado, estamos entrando en el período de las consecuencias”.

Ver Post >
Prohibido hablar de innovación

Hace poco, un buen amigo, consultor de prestigio que colabora con varias Escuelas de Negocios españolas me comentaba que estaba diseñando con una de ellas un ambicioso y moderno programa de formación para directivos centrado en la cultura de la innovación pero le habían remarcado que en el título del curso no debería figurar la palabra sobre la que debería gravitar el peso del mismo, o sea:  “innovación”.

¿Curioso, no? Es como si se convocara un curso de Inglés avanzado y se publicitara como “Domina el esperanto del siglo XXI”. Este comentario de mi amigo me volvió a recordar el magistral post de Xavi Ferrás, uno de mis gurús de cabecera, “No te podrás jubilar”.

El trinomio I+D+i está muy visto, pero el último término, la “i” , de innovación, parece estar, inexplicablemente,  un tanto desgastado pese a ser el de aparición más reciente,  el menos comprendido y, sobre todo, el menos aplicado.

Al parecer, la palabra innovación ya “no vende”,  al menos como tal vocablo. A lo mejor habría que idear algún sinónimo o crear algún eufemismo para definir este concepto a ver si hace fortuna. Al menos en España, y sobre todo, en el Sur, porque en el norte de nuestro país y en el Norte de Europa no pierden el tiempo con cuestiones semánticas y tienen claro que sin innovación no hay futuro.

Otro tanto podría decirse de China y la prioridad por la innovación marcada por su gobierno con la estrategia  Made in China 2025cuyo objetivo es cambiar la imagen tradicional de manufacturas baratas de baja calidad por otra asociada a productos de alta tecnología y de mayor precio.

Mientras algunos se enredan en disquisiciones lingüísticas, en conflictos de competencias, de liderazgo, o de excusas,  el tiempo pasa sin que asuman  la urgencia de construir sociedades innovadoras, sin emplearse a fondo en esta tarea.

Pero el mundo no espera. Nos estamos descolgando en la lucha por el bienestar futuro, por el empleo de calidad, por el crecimiento empresarial, por la cohesión social. El Norte de Europa se dispara en la carrera por la innovación. Incluso el norte de España pierde paso en su potencia innovadora como arrojan los indicadores del último informe RIS (Regional Innovation Scoreboard) de la Comisión Europea.

La media europea en intensidad de la innovación está en 0´52. España se sitúa bastante por debajo, con un 0´36. Todas las regiones españolas, incluso el País Vasco, nuestro único “innovador fuerte”, que ha disminuido su puntuación en un 6% , han empeorado peligrosamente su capacidad innovadora.

Murcia (-15% con respecto al último informe) ,  está en una posición de “innovador moderado”,  como la gran la mayoría de regiones españolas. Nuestras fortalezas relativas se centran en el Gasto público en I+D, en los niveles de educación universitaria y en exportaciones de productos de media y alta tecnología. Nuestras debilidades se sitúan sobre todo en la insuficiente inversión privada en I+D,y,  en el ámbito de las PYMES, en los aspectos organizacionales, de marketing y de colaboración para innovar.

Los efectos de la crisis, la situación de partida,  o la discutible foto que puede arrojar el sistema de indicadores definido por la UE, son atenuantes de la calificación como innovadores  moderados de nuestro país y de nuestra región en el contexto europeo, pero las reglas del juego son las mismas para todos.

Para aspirar a ser considerados innovadores fuertes o líderes, en terminología de la Unión Europea, habrá que inspirarse en los países y regiones que ya lo son. Este objetivo supone un reto colectivo en el que los gobiernos tienen mucho que decir, pero la sociedad civil también es corresponsable.

Es preciso generar una corriente social innovadora que  ayude, que oriente, y cuestione, llegado el caso,  a las Administraciones Públicas, sean del signo que sean,  que no tienen por qué poseer ni todo el conocimiento ni todos los recursos, ni el criterio para priorizar actuaciones, ni la organización transversal necesaria para dar respuestas a los problemas actuales y futuros de la sociedad.

.

Es hora de replantear la tópica cuestión kennedyana. Que cada uno nos preguntemos, y yo, ¿qué puedo hacer? y sobre todo, ¿qué podemos hacer todos juntos?

Contribuyamos entre todos a construir una sociedad innovadora en la que se manejen con soltura y proliferen ideas y proyectos basados en conceptos como bioeconomía, economía creativa, industria conectada, Big Data, impresión 3D, smart cities, cleanweb, el mundo del trabajo, la economía circular, el nuevo management, la innovación social, el futuro de la educación, la innovación pública, el gobierno abierto,…

El reto está servido.

 

 

Ver Post >
Un faro luminoso

Hace ya más de 3 años que comencé a escribir este blog. En el primer post decía que mi objetivo fundamental era que esta bitácora se convirtiera en un humilde faro que impulsara mínimamente a las PYMES y a las instituciones públicas, los sectores más reacios, por diversas razones, a recorrer el camino de la innovación.

También reconocía la influencia que, inicialmente, había ejercido sobre mí, un consultor catalán, de abuela lorquina, Xavi Camps,  quien, además de desarrollar sus proyectos innovadores, colabora habitualmente con escuelas de negocios como ENAE .

Posteriormente he ido siguiendo y referenciando a otros grandes divulgadores, particulares faros cuyos destellos he pretendido reflejar, entre los cuales se encuentran dos ilustres tocayos y paisanos de Camps: Xavier Marcet y Xavi Ferrás, éste último, también de ascendencia murciana, ya que su madre es de Abarán, y al que va dedicado este post

Ya que estamos metidos en paisanajes y reflectores, no puedo evitar recoger aquí una asociación de ideas que para los ciezanos de mi generación,  seamos creyentes o no, actúa como un resorte pavloviano:  EL faro luminoso es el Santo Cristo del Consuelo, que nos protege desde su ermita con paternal afán, como reza la letra de un himno cuyo conocimiento es considerado como una seña de identidad propia.

Hecho este pequeño excurso espiritual,  de nuevo en el ámbito terrenal de la innovación, un faro que brilla con luz propia en el panorama nacional, es sin duda, Xavi Ferrás, al que tuve ocasión de conocer personalmente el pasado mes de julio en Murcia, en un acto organizado por el INFO.

 

faro de Cabo de Palos

Cabo de Palos

 

Xavi Ferrás, aparte de autor de dos libros,  es uno de los blogueros más seguidos en su especialidad, minoritaria todavía en nuestro país. Precisamente, hace apenas un mes publicó un post en el que “celebraba” haber alcanzado la respetable cifra de 500.000 visitas en su blog  (el mío no llega ni a la décima parte y ya me parece mucho).

Con tal motivo, a modo de modesto homenaje, pretendo hoy contribuir a que se le conozca más en nuestra Región, que también es la suya, amplificando alguno de sus mensajes, y recomendando la lectura de sus libros y sus artículos, porque Xavi Ferrás aúna preparación, experiencia, calidad literaria, capacidad didáctica,  amenidad, rigor técnico,  visión estratégica,  osadía y  posee un peculiar estilo entre irónico y provocador que busca generar reacciones y que no deja indiferente a nadie. De hecho, yo mismo, que soy un admirador suyo,  no estoy de acuerdo con alguna de sus afirmaciones, como la que paso a comentar.

En el vídeo adjunto, Ferrás habla de los mitos de la innovación, y en concreto, yo no comparto su opinión sobre el cuarto mito, el de que no es necesario escuchar a los clientes para innovar. Quizá este hecho no sea tan crítico cuando se trate de innovaciones de producto, pero considero que para el sector servicios es fundamental no sólo recabar las opiniones y observar a los clientes, sino incluso propiciar su colaboración, como preconizan las modernas tendencias de diseño de servicios integrados,  centrados en los clientes o los ciudadanos. ¿Qué opináis vosotros?

 

 

La verdad es que es un deleite leer a Xavi Ferrás. A modo de muestra, comentaré unos posts  que me han parecido especialmente interesantes y motivadores para todos los que, de una forma u otra, nos hemos encontrado con dificultades para promover cambios,o para ser escuchados siquiera,en algunos momentos de nuestra vida profesional:

1. NO TE PODRÁS JUBILAR.

Este artículo empieza así:   En cierta ocasión, cuando preparábamos una jornada sobre innovación, la Directora de Comunicación de una importante institución me dijo: “Otra vez hablando de innovación. No vendrá nadie. Habéis quemado el concepto. A pocos les interesa, y nadie entiende qué es eso de la innovación o de la I+D”. Un poco molesto, aunque sabiendo que, en el fondo, tenía razón le contesté: No te podrás jubilar… ¿Eso lo entiendes?

No parece que exista en la sociedad una conciencia general de que sin innovación no hay futuro. La innovación no forma parte de las prioridades políticas en nuestro país. Casi todos los gobiernos hablan de ella, se hacen algunas cosas pero nadie está apostando por la innovación con la intensidad suficiente. Más vale un gramo de acción que 1 kg de dicción. El cortoplacismo y la falta de visión de futuro parecen un problema endémico de nuestros dirigentes.

“No es una excusa decir que no hay recursos. La economía que viene requiere intensidad tecnológica. Se puede (y se debe) competir en I+D. Pero hay que poner los medios y las prioridades para ello. Mientras los presupuestos públicos sirvan para cubrir agujeros descontrolados, financiar intermediarios, promocionar medios de comunicación próximos, generar nuevas capas funcionariales, y crear estructuras redundantes de autocontrol, seguirá quedando (como ahora) sólo una parte residual de recursos destinados a actuaciones decididas de cambio de modelo productivo y de I+D, con la escala suficiente para que tengan impacto real en la economía.  Mientras esto siga así, vaya ahorrando porque nadie podrá pagar sus pensiones.”

2. PRINCIPIOS DEL LIDERAZGO INNOVADOR.

La innovación es una cuestión personal. Si el jefe no quiere, la empresa no innova. Pero ser un buen jefe o gestor no implica ser el líder motivador que promueve la cultura de la innovación.  En palabras del propio Ferrás, en su estilo valienteprovocador:  ” ¿Por qué un directivo excesivamente controlador se convierte en una auténtica fábrica de estúpidos? Es imposible liderar la rutina. Y no hay innovación sin liderazgo, pues la conducta humana suele ser reactiva al cambio y debe ser estimulada para avanzar hacia nuevos escenarios. Liderazgo e innovación son dos caras de la misma moneda”.

 

3. ¿POR QUÉ ES RIDÍCULO EL CONCEPTO DE  I+D+i? 

Esto escribía el autor en 2012: “El concepto “I+D+i”, pues, es un concepto inspirado en un modelo trasnochado (el modelo lineal de la innovación), incorrecto conceptualmente y que plasma de forma plástica y explícita la poca consideración que la innovación (el motor formidable de la competitividad) ha tenido en España. 

Un país, o una organización, rica en I+D, pero que desprecie la “i” (que desprecie, en definitiva, la innovación) es como una empresa que compre excelente materia prima, pero renuncie a procesarla. O un equipo de fútbol que pasee virtuosamente la pelota por el medio del campo, sin marcar un solo gol.

Empecemos a cambiar el concepto, hablemos de ”I”mayúscula, y situemos de una vez a la innovación en el centro de las estrategias de salida de la crisis”

Este post inspiró este otro mío de título parecido.

 

Interesante reflexión sobre una cuestión un tanto confusa y que genera controversia: las culturas de la calidad y de la innovación no sólo son diferentes sino antagónicas, ortogonales, en opinión de Ferrás. La innovación se basa en la creatividad, la visión estratégica, la transversalidad, la experimentación y cierta tolerancia al error. La cultura de la calidad busca simples mejoras incrementales y se fundamenta en la especialización, el perfeccionamiento de los procesos actuales y el cero defectos.
“Intentar innovar con la mente puesta en el negocio clásico, con la cultura e instrumentos del núcleo del mismo, en los entornos físicos del día a día, y con los protagonistas del presente nos lleva a un tipo de innovación exenta de incertidumbre, que dentro de poco dejaremos de calificar como tal. Será clasificada sólo como mejora continua. Este enfoque no nos permite escapar a la fuerza gravitatoria del núcleo de negocio clásico, ni vencer la inercia de la organización actual.
En los últimos años, han aparecido metodologías que nos permiten avanzar en la exploración de nuevas oportunidades de una forma experimental: Capacidades Dinámicas, Open Innovation, Lean Start-Up, Design Thinking, Blue Ocean… Instrumentos que nos permiten inventar el futuro, no mejorar el presente. Al fin y al cabo, la verdadera riqueza proviene de la innovación, de la generación de nuevo valor, no de la optimización del valor preexistente. 
Y, señor empresario, usted, que conoce su negocio a la perfección, está atrapado por las fuerzas anti-cambio de sus empleados, directivos, inversores, proveedores y clientes. Céntrese en lo que sabe hacer pero no desprecie la necesidad estratégica de innovar. Quizá sus verdaderas oportunidades no están en su sector, ni los clientes del futuro se parecerán en nada a los actuales. Por eso sus fuerzas de choque de la innovación no pueden ser su equipo directivo actual. En el mundo de la Innovación Abierta, es ineficiente intentar crear un equipo de Fuerzas Especiales a partir de una organización de fusileros de Waterloo”.
La curiosa historia del innovador envase de las patatas fritas Pringles. Su inventor se sintió tan orgulloso que pidió ser enterrado en un cilindro similar.  Moraleja 1: SE PUEDE INNOVAR DE FORMA RADICAL EN CUALQUIER PRODUCTO Y SECTOR, POR MADURO QUE SEA (si no lo haces tú, lo hará tu competidor).

Moraleja 2: ESCOGED A LOS MEJORES PARA INNOVAR.
Lo dicho, Xavi Ferrás: un faro (terrenal) luminoso,…¿o no?

Ver Post >
La innovación es cosa de todos

La Fundación COTEC, inspirada por el rey Juan Carlos y presidida actualmente por   Felipe VI acaba de publicar un interesante documento: “10 propuestas para que España se incorpore a la economía del conocimiento”, un nuevo decálogo para seguir animando e ilustrando a todos lo que somos creyentes en los pilares de una sociedad innovadora, pero no todo lo practicantes que queremos o podemos en la construcción de la misma.

 

Aunque diseñados para el ámbito nacional, los 10 mandamientos de COTEC constituyen sin duda un referente que merece la pena estudiar a fondo, haciendo el ejercicio de su adaptación a la realidad de nuestra región, dado que la innovación es un fenómeno de distancias cortas.

Ahora que tanto se habla de la necesidad de articular un nuevo pacto regional por la educación, es oportuno destacar que los 3 primeros mandamientos de COTEC aluden directamente al ámbito educativo.

También incide la Fundación COTEC en su decálogo en el papel de la Administración como reguladora y promotora de la sociedad del conocimiento y en la necesidad de su transformación como organización prestadora de servicios, sin olvidar los imprescindibles aspectos financieros asociados a la innovación y la importancia de innovar en sectores como el sanitario, el turismo o el agroalimentario. Adjunto un breve resumen:

 

1.      EDUCAR PARA INNOVAR, INNOVAR PARA EDUCAR

La educación es la primera política económica del país.   No sólo es un requisito para acceder a un empleo de calidad, sino que constituye un instrumento para garantizar la participación ciudadana, la inclusión social y la igualdad de oportunidades. Formar a personas creativas e innovadoras, preparadas para el cambio y abiertas a procesos de aprendizaje permanente.

2.-TALENTO Y CONOCIMIENTO UNIVERSITARIO

Impulsar un sistema universitario que se caracterice por: generación de conocimiento y transferencia del mismo al sector productivo; formación de alta calidad –inicial y permanente-; excelencia científica; proximidad al mercado laboral y a la sociedad; además del impulso de la universidad como organización innovadora.

3.-CIENCIA FLEXIBLE Y EFICIENTE

Blindar el peso de la I+D dentro del gasto público. Promover ante la UE que el gasto en I+D no compute como déficit en los países cuya inversión se sitúe por debajo de la media europea. Desarrollar la Agencia Estatal de Investigación.  Favorecer la transferencia de tecnología y la colaboración del sector público y privado

4.-REGULACIÓN INTELIGENTE 

Priorizar las reformas legislativas que induzcan y faciliten comportamientos innovadores en la economía. Fomentar la economía circularRegular los nuevos modelos de negocio de la economía colaborativaApostar por la innovación social .

5.-FINANCIAR EL FUTURO 

Facilitar los flujos de crédito y capital a las empresas innovadoras. Estrategias coordinadas con las CCAA para optimizar los instrumentos europeos para financiar proyectos innovadores (Plan Juncker, fondos FEDER y H2020). Incentivar la cooperación entre CCAA con fondos específicos para cofinanciar iniciativas conjuntas entre dos o más de ellas (‘jointprogramming’). Potenciar el microcrédito como puerta de entrada al emprendimiento y a la innovación.  Crear fondos de inversión público-privados de ‘match-funding’, especialmente en sectores estratégicos que co-inviertan con capital especializado, mejorando los programas existentes (Fondos Invierte, ICO, CDTI, COFIDES, etc). Favorecer la atracción de capital internacional (fondos de ‘venture capital’, centros de I+D de grandes compañías) con incentivos fiscales a la inversión….

6.-CREAR Y CRECER  

Reforzar las políticas de fomento de la creación de empresas innovadoras y, al mismo tiempo, diseñar una estrategia para acelerar el crecimiento e internacionalización de las empresas de alto potencial, para reducir la elevada atomización de los sectores de media y alta tecnología.  Contribuir al aumento del tamaño medio del tejido empresarial. Establecer incentivos para favorecer las fusiones entre pymes. Promover esquemas de innovación abierta que faciliten la colaboración entre pymes y gran empresa.

7.-COMPRAS INNOVADORAS 

Las compras públicas y las de las grandes empresas pueden convertirse en un importante tractor de innovación.  Alcanzar un 3% de Compra Pública Innovadora en las nuevas licitaciones, para el conjunto de las administraciones públicas.

8.-DIGITALIZAR LA ECONOMÍA 

La sociedad digital demanda y facilita el desarrollo de nuevos mercados y obliga a redefinir las industrias y servicios tradicionales. Fomentar la Agenda de Inversión en infraestructuras de banda ultra-ancha y servicios de contenidos digitales seguros.  Garantizar una economía y sociedad digital integradora e inclusiva.  Desarrollar el programa ‘España Economía 4.0’ para la modernización y dinamización de los sectores tradicionales.  Favorecer la colaboración entre el sector educativo y el sector productivo en materia digital para generar procesos, productos y herramientas que faciliten el desarrollo de la innovación educativa.  Incorporar en la oferta formativa de FP y Universidad –tanto a nivel técnico como investigador– titulaciones que respondan a perfiles vinculados a la economía digital (‘cloudcomputing’, ‘big data’, ‘Internet de las cosas’, etc)

9.-INNOVAR EN LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA 

Establecer un plan de acción sobre administración electrónica. Crear Unidades de Innovación Pública,  dirigidas a identificar y promover buenas prácticas, neutralizar barreras institucionales y apoyar a los empleados públicos innovadores. Desarrollar un marco normativo que posibilite el desarrollo y promoción del personal intraemprendedor, así como su integración y encaje dentro de las figuras laborales existentes.  Definir canales y espacios de comunicación y participación entre la Administración y otros agentes sociales –ciudadanía, tejido empresarial, organizaciones sociales, etc– que favorezcan el desarrollo de procesos de innovación abierta para abordar los retos que surgen en el sector público. Prestigiar y poner en valor la función pública para atraer talento innovador: reconocer y visibilizar el rol del empleado público en la creación e impulso de la innovación sistémica.

10.-ENFOCAR Y APOSTAR

España cuenta con capacidades y activos singulares en los que apalancar su futuro y al mismo tiempo se enfrenta a retos particulares para los que no está preparada. Ambas situaciones exigen definir prioridades y focalizar la capacidad de innovación del país en estos ámbitos.  Innovar en la prestación de los servicios sanitarios.  Impulsar la colaboración público-privada en el desarrollo de tecnologías que contribuyan a la lucha contra el cambio climático y sean una alternativa que reduzca la tradicional dependencia energética de España.  Atender las necesidades de una sociedad cada vez más envejecida fomentando, en el sector público y privado, el desarrollo de nuevos productos y servicios. Mantener el liderazgo español en el sector turístico, fomentando la incorporación de la innovación como elemento clave de las estrategias empresariales . Apostar por la innovación en el sector agroalimentario.  Identificar y apoyar a sectores y tecnologías clave emergentes.

 

 

En mi opinión, es más necesario que nunca que,  con independencia de articular pactos verticales en diferentes ámbitos de actuación,  los gobiernos diseñen un marco global que los contemple y que potencie sinergias entre instituciones públicas y con el sector privado, dotando de mayor sentido y coherencia a las iniciativas individuales y sectoriales sin que esto suponga demorarlas o coartarlas.

Está muy arraigada en las Administraciones Públicas la tendencia adanita de  ignorar o de no aprovechar al máximo ideas o experiencias válidas de otras instituciones e incluso las provenientes de la propia institución.  No ocurrió así con nuestro Plan Estratégico de la Región de Murcia 2014-2020:

“El nuevo PERM 2014-2020 se nutre de las orientaciones provenientes de la Estrategia Europa 2020, de las directrices del PNR 2013, del análisis de los resultados del anterior Plan Estratégico 2007-2013, de las opiniones recogidas a lo largo de las mesas de expertos realizadas, de las aportaciones de los agentes sociales y de la sociedad en general, del estudio de las iniciativas similares de otras regiones, de las consultas realizadas a personalidades de prestigio, de la consideración de las tendencias de futuro (megatendencias contrastadas), y de las propias recomendaciones del CES

Es gratificante comprobar que el  Plan Estratégico 2014-2020, el Plan IRIS 2020,   ha supuesto un ejercicio de prospectiva, revisable pero bien orientado sin duda, en sus 7 líneas de actuación, por lo que se refiere a las propuestas definidas en el Decálogo COTEC. 

 

ANEXO:

Para los más estudiosos y/o interesados en las estrategias públicas de la innovación, paso a destacar, de forma sucinta, las líneas, las actuaciones y las recomendaciones del Plan IRIS 2020 más relacionadas con los mandamientos de COTEC,   incardinadas en ellos.

1)  En el Plan IRIS 2020, la  Línea 4 se centra en la educación, empleabilidad y capacitación

 La transformación del modelo económico y social de la Región de Murcia no es posible sin un cambio en profundidad del modelo educativo. La educación, en sentido amplio, es la piedra angular no sólo de la prosperidad económica de las sociedades sino también un instrumento de equidad y de realización personal.

2) La Línea 3  : Economía basada en el talento. El talento como elemento generador de riqueza basada en una mayor productividad, mayor diferenciación, innovación y diversificación de bienes y servicios.

Actuación 3.2.5 : Impulsar la investigación de los centros públicos de acuerdo a enfoques prácticos, con criterios rigurosos de eficiencia y racionalidad así como de aprovechamiento para la innovación en los procesos productivos regionales, tanto en lo que hace referencia a la innovación tecnológica como no tecnológica.

  Apartado 4.2 : Fomentar el talento y la capacidad innovadora en los jóvenes.

3)  En el  Marco conceptual  del Plan IRIS 2020 se recogen objetivos como la:

  • Cualificación de los RRHH: apuesta por el talento, el conocimiento y la innovación.
  • Potenciación de los recursos regionales en materia de Investigación, Desarrollo e Innovación
y recomendaciones como:
R. 3.1.1 : Incrementar la inversión en I+D+i
R. 3.1.2: Creaciónde la AI2,  Agencia Regional de Innovación e Investigación  
R. 3.1.4:  Incentivar la participación del personal investigador público en el desarrollo de acciones no sólo de transferencia de conocimiento al sector privado sino también de coproducción

4) Por lo que respecta a la Regulación Inteligente: 

R. 1.2.3: Generalizar el uso de la declaración responsable y comunicación previa. Impulsar el procedimiento “Express” de constitución de empresas. 

R. 1.2.4: Agilizar los procedimientos para una respuesta rápida sobre cumplimiento de la normativa ambiental ante propuestas de inversión en la Región.

R. 1.3.7: INNOVACION SOCIAL. Establecer canales de colaboración público-privados en la resolución de problemas sociales que se pueden abordar desde una perspectiva regional: pobreza, desempleo, envejecimiento, obesidad, cambio climático, inmigración, paro juvenil, … como estrategia de diferenciación competitiva y de creación de empleo.

R. 7.2.4:  RESIDUO COMO RECURSO.  Establecer como eje fundamental de la nueva planificación en gestión de residuos el concepto de “residuo como recurso”: reaprovechamiento de residuos para generar productos complementarios y para generar nuevos productos (economía azul o circular)

 

5)  Financiar el futuro

 Dentro de la la Línea 2 del PERM 2014.2020: La Administración Regional facilitadora del crecimiento económico,  el apartado 2.1 contempla 10 medidas de índole financiera que se pueden impulsar dentro del ámbito competencial de la Comunidad de Murcia.

6)  En el Plan IRIS 2020, la Línea 2:  Tejido productivo y entorno empresarial ( La Administración Regional facilitadora del crecimiento económico) recoge un amplio paquete de recomendaciones en este sentido, agrupados en los apartados de: 1. Financiación, 2. Cooperación empresarial, 3. Internacionalización, 4. Innovación, 5. Economía social y emprendedores,  6. Actuaciones en sectores estratégicos, 7. El Medio Ambiente como   impulsor de desarrollo económico y 8. Responsabilidad Social Corporativa 

7) La Recomendación 2.4.5 COMPRA PUBLICA INNOVADORA: Impulsar el sistema de “compra pública innovadora” (CPI) en el ámbito de la CARM según las directrices de la Administración Central para favorecer la innovación desde las adquisiciones públicas.

8)  La  Línea 3: Economía basada en el talento contempla un apartado específico de ECONOMIA DIGITAL, con actuaciones relativas a las Infraestructuras de telecomunicaciones, al desarrollo de un mercado de servicios y productos digitales de última generación, a alcanzar una plena alfabetización digital en la población regional, a la apuesta por la Impresión-fabricación 3D, a potenciar el sector TIC y multimedia regional y al fomento de la llamada CLASE CREATIVA: profesionales ocupados en los sectores de la información y las telecomunicaciones, científicos y técnicos y los integrados en las industrias creativas (diseño, edición, arte, moda, artesanía, música, cine, juegos, publicidad, multimedia, etc.).

 

9. Innovación Pública

En el Plan IRIS 2020, la Línea 1 apuesta por la transformación de la ADMINISTRACIÓN PÚBLICA en un nuevo modelo de Administración Regional centrada en el ciudadano como organización prestadora de servicios públicos de nueva generación, basada en los principios de: sostenibilidad, eficiencia, transparencia, motivación y formación de los empleados públicos, innovación, facilitación de la actividad empresarial y fomento de la colaboración público-privada.

R. 1.2.6 : Generalizar la capacidad de intercambio de información entre Administraciones de la Región de Murcia y la prestación unificada de servicios entre AAPP.

R. 1.2.8: Mejorar la colaboración CARM- Aytos para la agilización de la tramitación administrativa de proyectos empresariales.

R. 1.3.6  INNOVACION PUBLICA: Aplicar metodologías de la innovación en la mejora de los servicios públicos y en la revisión continua y renovación de los mismos desde una visión integrada, desde la perspectiva del ciudadano y haciendo un uso intensivo de las TIC. Creación de una Unidad de Innovación Pública.

R. 1.4.1 Incrementar el número de procedimientos que se pueden completar telemáticamente de forma segura generalizando el uso de la firma electrónica por parte de ciudadanos y empresas para interactuar con la Administración Regional (Administración electrónica)

R. 1.4.2 Gobierno Abierto: Fomentar la participación ciudadana en los asuntos públicos y la rendición de cuentas por parte de la Administración Regional.

R. 1.4.3 OPEN DATA: Reutilización de los datos públicos para para mejorar la eficiencia interna y para generar oportunidades de negocio en el sector privado.

R. 1.4.4  Estrechar la colaboración con otras AAPP e instituciones para establecer sinergias, fomentar la INTEROPERABILIDAD, ofrecer una visión integrada de los servicios públicos e intercambiar tecnologías en lo posible para facilitar la homogeneidad entre los servicios que prestan las AAPP (sobre todo las regionales) y favorecer las economías de escala

 

10. Enfocar y apostar

En el Plan IRIS 2020, la Línea 2: Tejido productivo y entorno empresarial. La Administración Regional facilitadora del crecimiento económico, hay un apartado específico, el 2.4.1,  dedicado a la Estrategia de Especialización Inteligente (RIS3), así como un amplio abanico de actuaciones y recomendaciones para mejorar la competitividad de los sectores empresariales de la región, entre ellos, el de la salud (apartado 2.6.10), el turístico (apartado 2.6.5)  y el agroalimentario (apartado 2.6.1), que cita expresamente el decálogo de COTEC.

 

 

Ver Post >
Sobre el autor Juan José Ríos
Si tuviera que definirme en pocas palabras diría que me considero catalizador, promotor de cambios. Dentro de un espíritu inquieto y de sana rebeldía, me gusta definir las actuaciones dentro de un marco que las dote de coherencia. Me importa mucho el entendimiento personal. Mi mundo, hasta los 26 años, se ceñía exclusivamente al ámbito educativo. Estudié Matemáticas y la salida inmediata era la enseñanza. Nunca pensé que podría dedicarme a algo diferente. Me tocó vivir la eclosión de los ordenadores personales de la década de los 80. Empezaron a dotarse los centros educativos de PC ́s. Fui uno de los profesores de Informática de este primera ola. En esta época, junto a un amigo, adquirí mi primer ordenador personal (carísimo) para uso empresarial. Empecé a conocer el mundo de la empresa. En la década de los 90, me cautivó el Informe Bangemann, como marco inspirador de la Sociedad de la Información. De la mano de Juan Bernal, Consejero de Economía y Hacienda, fui Director General de Informática de la Comunidad de Murcia. Fue una etapa apasionante y creativa donde abordamos proyectos como la Red Corporativa de Banda Ancha, la adaptación al euro y el año 2000, la implantación de SAP o la realización de uno de los primeros proyectos de ciudad digital de nuestro país (Ciezanet). Compaginé, durante muchos años, la docencia con el desempeño de puestos de responsabilidad en empresas regionales del sector TIC. En 2009, como profesor, puse en marcha un proyecto innovador cuyo objetivo fundamental era comprometer a los padres en la mejora del rendimiento educativo de sus hijos (proyecto COMPAH). Empecé a familiarizarme con el mundo 2.0 y a emplear estos recursos en mis clases. Como admirador de Morris Kline, soy un amante de las aplicaciones de las Matemáticas al mundo real como elemento motivador de su estudio por parte de los alumnos. Mi primer contacto con las metodologías de la innovación (Design Thinking) se produjo en 2010, de la mano de un consultor, Xavi Camps, que me hizo ver que la creatividad y la innovación son la base de la prosperidad de las organizaciones y que estos atributos se pueden entrenar y perfeccionar. Desde entonces, soy un apasionado de la innovación como concepto transversal. Creo profundamente en la innovación pública. Las instituciones no pueden seguir funcionando casi como en el siglo XIX. Deben transformarse, en el contexto del paradigma de Gobierno Abierto, para convertirse en organizaciones centradas en los ciudadanos, transparentes, sostenibles, eficientes, ligeras y facilitadoras de la actividad empresarial y de la creación de empleo de la mano de iniciativas como el Open Data. Como ciudadano me preocupa especialmente la sostenibilidad de la sanidad pública, y de las pensiones, ahora que voy viendo cada vez más de cerca la edad de la jubilación. No sé contar chistes pero me divierte el humor surrealista y los juegos de palabras, que a menudo sufren familiares y amigos. He trabajado como asesor de innovación en la CARM (2012-2016). Actualmente he vuelto a mis clases en el IES Alfonso X El Sabio y participo en un proyecto empresarial.

Últimos Comentarios

JuanjoRios 31-01-2017 | 18:26 en:
La 35ª prioridad
The Truth 18-01-2017 | 19:47 en:
La 35ª prioridad

Otros Blogs de Autor