El absurdo radicalismo en Ibiza

Llevo unos cuantos días con la sensación de vivir en un país distinto, con una gente distinta, de culturas y pensamientos distintos.  A ratos me parece estar rodeado de una secta de militaristas, que no militantes, de un partido político único: el Partido Catalanista. Entre sus adeptos encuentras todo tipo de personajes y personajillos. Algunos, de indudable capacidad intelectual, intentan imponer su santa voluntad, conscientes de defender imposiciones irracionales. Saben que es una causa perdida, y aún así insisten. Tal vez sea fruto del desarraigo. Estos grandes defensores de la lengua catalana, en su gran mayoría, son hijos de inmigrantes y, a veces, hasta inmigrantes con una gran trayectoria dentro de Ibiza.

En su cruzada catalana, estos integristas idiomáticos se afanan en conseguir la imposición de su lengua, que no de su cultura. Como personas inteligentes, saben allí donde no deben defenderla: donde la cuestión económica prima. Les pongo como caso Girona. Si intentan visitar su web de turismo oficial verán como el término Gerona ha desaparecido por completo. Ellos se consideran Girona y lo demuestran con todas sus consecuencias. Ibiza no. En Ibiza son tan catalanistas como el bolsillo les recomienda. Aquí no existe Eivissa cuando de dinero se trata. Aceptan doblegar su principal identidad mientras su nombre comercial sea enormemente más rentable. De hecho, Eivissa.travel no es más que una redirección (triste) hacia Ibiza. Y éste es su organismo oficial. Este falso castellanismo que procesan se les vuelve en contra cuando intentan imponer sus propias reglas.

Pero claro, el organismo oficial puede hacer lo que le salga de las narices cuando quiera y como quiera. Si resulta que cualquier otra empresa, entidad o persona se atreve a llamar en castellano a cualquiera de sus municipios, se arma la marimorena. Y entonces si te imponen su cultura. Como si tú tuvieses la obligación de escribir al antojo del sectarismo que practican. Son sus reglas. Pero ya saben que en España la libertad de expresión existe. Y se pueden meter sus reglas por dónde yo me paso su sectarismo.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
laverdad.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.