La Verdad

img
La Sábana Santa: el misterio científico continúa
img
José Antonio Lozano Teruel | 16-09-2017 | 10:52

Con el título “Sábana Santa, ¿solo un fraude?” (https://goo.gl/QHZini) hace varios años publiqué un artículo de divulgación científica sobre este tema, en el que recordaba que La Sábana Santa o Sudario de Turín es un largo lienzo de lino (4,36 m x 1,10 m), con la imagen (en negativo) delantera y posterior de un hombre que parece haber sido crucificado. Existen muchas hipótesis sobre cómo se formó la imagen sobre el lienzo. Ninguna se ha demostrado, por ahora. La imagen sigue exactamente los registros bíblicos de la crucifixión de Jesús. La Sábana Santa se mostró en Europa por vez primera en Lirey, Francia, en el año 1355. Luego viajó a diversos lugares de Francia, Italia y Bélgica. En la Sainte Chapelle Chambéry de Francia, en el año 1532, sufrió daños considerables por un incendio. En 1578 se trasladó a Turín, donde permanece en la capilla real de la Catedral de San Juan Bautista.

catholicvs-jesucristo-sabana-santa-jesus-christ-holy-shroud

Las controversias científicas respecto a la autenticidad o fraude y el origen de la impronta sobre la Sábana Santa han sido constantes, existiendo decenas de miles de publicaciones científicas sobre el Síndone, denominándose Sindonología su estudio científico que, básicamente, bascula entre dos perspectivas: 1. Se trata de una falsificación realizada en la Edad Media; 2. Es una auténtica tela usada para enterrar un cuerpo, seguramente el de Jesús. Las seis disciplinas sindonológicas que han aportado una mayor cantidad de evidencia a ambas contrapuestas perspectivas son los estudios de la sangre, la patología de la imagen, los estudios de imagen, los estudios textiles, la datación científica del Sudario, y los documentos históricos. En todas y cada una de esas categorías existen trabajos e investigaciones con conclusiones a favor o en contra de las dos posibilidades señaladas.

La discusión científica es viva y permanente y quien esté interesado en ella puede seguir bastantes noticias en la versión española del portal Web sobre la Sábana Santa de Turín (https://goo.gl/46QKE4). En todo caso, brevemente me voy a referir a dos novedosas aportaciones al respecto. La primera de ellas es una investigación publicada recientemente en la acreditada revista científica on-line PlosOne (texto completo: https://goo.gl/kWEU4E), titulada “Atomic resolution studies detect new biologic evidences on the Turin Shroud”, realizada mediante nuevas técnica de análisis como la Microscopía Electrónica de Transmisión y la Microscopía de barrido de rayos X de gran angular, posibles de realizar a nivel de nanoescala. Los experimentos y resultados obtenidos demuestran que la persona a la que envolvió el lienzo sufrió tremendas torturas y prueba de ello son las partículas de creatinina e hidrato de hierro halladas en la tela gracias a estas tecnologías, que no se encuentran en un organismo sano y que confirman que la sangre que hay en la tela es humana y no fue puesta sobre ella por un artista.

Por otra parte, el misterio de la formación de la imagen espectral sobre el lienzo se ha reavivado con motivo de los recientes trabajos de conservación llevados a cabo en la basílica del Santo Sepulcro, en Jerusalén, lugar en el que la tradición sitúa la localización de la tumba de Jesús.  El descubrimiento de ciertas anomalías electromagnéticas registradas cuando se abrió la tumba de Cristo en el Santo Sepulcro de Jerusalén, y una investigación de la ENEA (la Agencia Nacional Italiana para las Nuevas Tecnologías, la Energía y el Desarrollo Económico Sostenible), sobre la imagen de la Síndone, señalan que la imagen pudo producirse como resultado de un “estallido corto e intenso de la radiación direccional VUV”, que pudo “colorear una tela de lino para reproducir muchas de las características peculiares de la imagen corporal en el Sudario de Turín, incluyendo tonos de color, el color de la superficie de la fibrillas de la tela exterior de lino y la ausencia de fluorescencia”. La potencia total de tales radiaciones VUV [un subtipo de rayos ultravioleta conocido como “ultravioleta de vacío” o VUV] capaces de colorear instantáneamente la superficie de lino que corresponde a un ser humano de estatura media hace que sea imposible hoy en día reproducir el fenómeno utilizando un simple láser excimer, ya que tal potencia no puede ser producida por ninguna fuente de luz VUV construida hasta la fecha.

La segunda referencia a comentar es el trabajo académico estudiantil presentado a principios del presente año en la Long Island Science and Engineering Fair. por Anthony Luis Hernández  en la Bethpage High School de Nueva York, bajo la dirección del profesor Chris Pollatos, titulado (traducido): “La Sinología, un vehículo a favor y en contra de la autencicidad del Sudario de Turín”. En el texto, de 29 páginas (completo en: https://goo.gl/hk7Qes) se analizan las 6 disciplinas sinológicas antes mencionadas y se resumen, para cada una de ellas, los datos que aportan a favor o en contra de la autenticidad del Sudario. Evidentemente sólo una de éstas dos opciones será la cierta. ¿Cuál de ellas?

En opinión del autor (texto traducido) “Esta es la elección, pero los datos existentes indican que ambas opciones permanecerán sin dilucidar a lo largo de generaciones, incluso aunque la Sindonología se expanda y crezca con las nuevas tecnologías científicas. Lo más probable es que la ciencia y la historia nunca lleguen a un punto en el que se pueda realizar un pronunciamiento formal con respecto a cualquiera de las dos perspectivas. Tal vez eso seas lo mejor: mantener a la próxima generación de científicos interesados haciéndose preguntas al respecto”.

Etiquetas

Otros Blogs de Autor