La Verdad

img
Fecha: abril 13, 2017
El corazón se cansó de latir
Javier Ballesta 13-04-2017 | 5:32 | 0

La semana comenzaba con la despedida inesperada de Carme Chacón, una mujer joven que nos dejaba sin avisar, como muchos dicen, en plena flor de la vida. Ahora, en estos momentos en los que ya no se hablaba de ella, porque estaba alejada de los corrillos y mentideros políticos, después de haber tenido grandes responsabilidades.

He de confesar que no soy amante de los homenajes póstumos, de poner medallas a los que se van.

Mejor es en vida reconocer los honores, pero como muchos sabemos no suele ser fácil hablar bien de las personas, cuando lo que abunda es la envidia, el recelo, o la competencia desleal.

La mala práctica nos dice que se suele alabar poco, sin embargo, son muchos los silencios y las bocas cerradas, las que no se pronuncian sobre aquellos que hacen y trabajan bien, por los demás y a veces se sienten aislados, solos ante el peligro y tienen que arrojar la toalla, para seguir viviendo.

Todos tenemos ejemplos de esos, muy de cerca y no se dan sólo en la política, aunque bien es cierto que abunda en ella y también en aquellas otras organizaciones que tocan el poder de cerca.

De ahí que sea en ese tipo de grupos donde se suela dar la inercia hacia alcanzar el cargo, de tener y poseer, ser vencedor sobre los vencidos y a competir, mientras no haya otra actividad por la que luchar.

Son pocos los políticos que cuando pasa su tiempo, o consideran que ha pasado, cogen los bártulos y van con la música a otra parte.

Algunos perdedores saben que pueden ser ganadores, en otras trincheras y reconocerlo a tiempo es lo mejor que le puede pasar, como hizo la joven Chacón después de perder ante Rubalcaba, en 2012 por un puñado de votos.

A partir de ahí, todo cambió porque no quedó claro si fue desengaño personal, político o cuestiones personales la que le hizo levantar el pie del acelerador, aflojar la marcha y cambiar el “chip.

Recuerdo que al año siguiente renunció a su escaño y se fue a dar clase a Estados Unidos, sin embargo, de nuevo en 2014, se incorporó a la ejecutiva de Pedro Sánchez, pero creo que tampoco estaba a gusto en ese equipo, por lo que dejó el escaño del Congreso en abril.

Ahora, cuando los socialistas tienen tres cabezas en plena competición sería bueno que el ejemplo de Chacón les haga saber estar y no perder el norte, saber estar por encima de la lucha ante el adversario.

El testimonio de esta mujer trabajadora y valiente que supo apostar por este país sirva para tomar buena nota de lo que ella hizo y hacernos comprender que la vida es una apuesta constante, para compartir no para competir. Descubrirlo a tiempo es la clave para seguir en la lucha.

 

Ver Post >

Últimos Comentarios

abel-004_8635 26-04-2017 | 20:44 en:
La pasión por educar
inma.ol.le_448 26-04-2017 | 20:37 en:
Una visita inesperada

Otros Blogs de Autor