La Verdad

img
La radiografía no es la realidad
img
Javier Ballesta | 12-05-2017 | 14:38

Mayo ha sido siempre un mes muy importante, además de ser el mes de las flores es el de la aceleración y el ajetreo continuo por el “finiquito” y tiene sus efectos que notamos todos los años por estas mismas fechas.

En el terreno de la educación,  donde me sitúo, al igual que en otros frentes pasará quizás, mayo suene a desasiego, a verle el final a un curso que llama a su fin sin más remedio y, como siempre ocurre, el tiempo vuela , como diría aquella canción de Los Pekenikes, donde todo  se convierte en un revoloteo zigzagueante que vemos entre pasillos y clases.

Y , lo más importante, se traduce en los chiquillos, los jóvenes, los universitarios y docentes que miran cómo corren los días y semanas el pasar del calendario.

Los tiempos siempre mandan y el cúmulo de sensaciones se agolpa sobre una agenda cargada que nos avisa – y el que avisa no es traidor- que ahora empieza el espectáculo, porque ahora se delibera el corte y la poda, el tiempo de la recogida de la cosecha desde aquellos días de siembra que pronto sabremos si sirvieron para algo.

Esta semana, sin ir más lejos, es ejemplo de ello con el desarrollo en los centros de las reválidas.

Parece mentira que ahora, en este final cargado de curso cuando el cigüeñal se calienta, suben las temperaturas sea tiempo de pasar la ITV educativa, someterse a los medidores oficiales de algunos que tuvieron la feliz idea de revalidar a la chiquillería entre pruebas. Dicen los “sabios” que servirán para legitimar que estamos en lo cierto, en el camino adecuado y de este modo tendremos una radiografía lo más completa del nivel de los alumnos murcianos.

Sabemos que esta moda viene impuesta desde arriba, desde las altas esferas a raíz de las ocurrencias de ese ministro Wert que se marchó a la francesa, pero nos dejó la penosa Lomce que nadie la quiere y a la que casi todos odian y rechazan, pero que ha dejado esa calderilla de errores que, para muchos sirve como argumento de apuesta.

La intensa batería de pruebas y exámenes externos a la que se emplearan a fondo docentes y alumnos durante las dos semanas de este mes es un añadido, una carga más que se mete con calzador en ese tiempo de final haciéndolo aún más difícil todavía.

Esa feliz idea se ha impuesto y además este año, por primera vez, se someterá a los alumnos de cuatro cursos diferentes para chequearlos. Y  así con los resultados en la mano poder hacerlos públicos en la web. Dicen los autores del invento que permitirá visualizar el “ranking”  (dichosa palabreja) de los colegios e institutos clasificados de mayor a menor.

Los resultados, permitirán tener una foto de la realidad de nuestro sistema educativo, para seguir estructurando actuaciones en aquellos centros que obtengan peores resultados.  Y digo yo, ¿no se intuye, ni se sabe sin necesidad de revalizarse qué centros tienen necesidad de ayuda para para mejorar?

Últimos Comentarios

Rosamunoz 12-11-2017 | 19:39 en:
¿Y tú como lo ves?
RaulCesVen 16-09-2017 | 14:18 en:
El primer día de clase
Rosamunoz 14-09-2017 | 21:57 en:
El primer día de clase

Etiquetas

Otros Blogs de Autor