La Verdad

img
Sudar la camiseta
img
Javier Ballesta | 08-06-2017 | 10:57

En estos tiempos donde el formato manda y los escenarios imponen modas y tendencias que se copian de los escaparates virtuales que tejen la redes sociales, son muchos los que levantan el dedo, hacen un guiño o sueltan los ‘ji, ji, ji’ o los ‘ja, ja, ja’ como si tal cosa y en cualquier lugar.

Ya no importa si estamos en un tono formal, correcto o adecuado, lo que impera es lo rompedor, la destreza para cortar y destacar, decir, señalarse por encima del mensaje.

Y es que, curiosamente estamos tan imbuidos en los nuevos formatos que a veces, y algunos, sin duda no es una generalidad, confunden el saber con el estar, el argumento con el chisme oficioso, o simplemente nos obsesionamos por copiar y pegar, como modo de ganar adeptos.

Todo este introito es para situarnos en el dónde estamos y ahora ejemplificaré con un hecho que me ha llamado la atención y es el referido a la proliferación de la camiseta universitaria como un símbolo que se exhibe, al parecer con mucha emoción.

Esta facilidad rompedora, fiel a la máxima de que el que no sale en la foto no existe, está haciendo que muchas universidades cierren filas en torno a estas ocurrencias, reclamos y genialidades que, para algunos entre los que me encuentro, hacen que lo veamos con cierto escepticismo, al ver que estas historias son más adecuadas para aquellos que se dedican a vender productos de marca que para los universitarios que tenemos que resolver otros asuntos.

En estos días abundan las camisetas universitarias, son la cara de la universidad de referencia. El efecto que genera en más de uno es tomar nota de la invasión del conocimiento como si la reproducción del saber estuviera de moda, ante la mirada ausente de muchos que, viéndolas, no paran de testimoniar lo mucho que se mueven algunos.

Hace ya meses me di cuenta de este hecho, de esta visibilidad manifiesta e intencionada de conquistar la calle, los espacios diversos con la camiseta de la universidad, un distintivo publicitario, una manera de propagar y que significa además, de muchas cosas, uniformar, distinguir, asociar y señalar con el dedo aquello de ‘este es de los nuestros’, o ‘cómo proliferan y crecen’.

7/06/17. PREMIOS DEPORTIVOS EN LA UCAM

La camiseta ha ido a mucho más, ya no basta con ponérsela para practicar un deporte, también hay que lucirla ante los medios, o en un acto oficial, en una rueda de prensa o en cualquier gala social porque de lo que se trata es de hacer marca, ante todo.

 

Y, mira por dónde, me viene a la mente en estos finales, donde uno anda con cien mil líos en la cabeza y ‘botando’ ante las mil caras de un curso batallador, que ahora toca sudar la camiseta, no lucirla ni exhibirla, porque el tiempo de la cosecha arrecia sin piedad y todo se complica en esta universidad anclada en sus inventos a la que examinarán desde las alturas.

images

 

Últimos Comentarios

Jesús MB 06-08-2017 | 12:52 en:
Adiós al querido maestro
Rosamunoz 03-07-2017 | 20:23 en:
Adiós al querido maestro
Jesús MB 16-06-2017 | 13:12 en:
Sudar la camiseta

Etiquetas

Otros Blogs de Autor