La Verdad

img
Adiós a Juan Carrión, un profesor ideal
img
Javier Ballesta | 31-08-2017 | 09:47

En pleno cierre de vacaciones, mientras preparamos la maleta de vuelta y metemos los recuerdos vivos de ese finiquito acelerado por este temporal impaciente nos llega la noticia, por este diario del fallecimiento del profesor Juan Carrión, el alma y cuerpo de esa peli que David Trueba llevó a las pantallas titulada “Vivir es fácil con los ojos cerrados”.

A muchos, entre los que me encuentro nos dejó huella, por la trama que era la historia de aquel profe de inglés que enseñaba utilizando las canciones de los Beatles y le llevó a querer encontrarse con John Lennon, en 1966 en Almeria, en pleno rodaje de un film para convencerle que incluyera en el álbum de sus canciones las letras, para sí ser utilizadas en sus clases.  Una anédocta que quedó convertida en emoción intensa que nos hizo sonreír en esa interpretación que Javier Cámara realizaba del profesor (impresionante verlo subido en el coche gritando lo de ¡John, John! en pleno descampado mientras pasaba de largo el coche que presumiblemente transportaría al Beatle, qué golpe tan bueno).

La cinta consiguió en 2013 seis Goyas y en la gala recuerdo a Trueba  que se llevó al  profesor Carrión a la entrega, como pudimos apreciar sentado a su lado. La historia  es verídica y la narrativa muy lograda, sin duda muy recomendable para aquellos que no la conozcan y para otros, en especial, quienes se dediquen o piensen dedicarse a la docencia y verán en ella el valor de educar, de otro modo, con el corazón y los sentimientos, un bello ejemplo de cómo la vida nos sorprende y la grandeza de descubrir que siempre hay que compartir y llevar a cabo proyectos en esa lucha diaria.

A raiz de la película y de su éxito el profesor Carrión tuvo una gran relevancia en los medios y su historia se hizo grande y extensiva.  Como una persona «luminosa y ejemplar, un profesor ideal» lo definió el cineasta David Trueba a Juan Carrión, en una entrevista a ‘La Verdad’ en 2013.

El docente, sin embargo, quitaba importancia a la hazaña de su viaje hasta Almería para ver a John Lennon y el impacto que ese encuentro tuvo para el mítico cantante y para la historia de la música. Entre sus palabras :

« Los hombres somos herramientas en manos del destino. Yo tenía que cruzarme con Lennon para que los «Beatles» tuvieran más éxito al publicar las letras, y él conmigo para ayudarme con mis clases», dijo Carrión en una entrevista con este diario, donde demostró a quiénes tenía siempre en mente: a sus alumnos.

Descanse en paz este docente que supo ganarse el respeto de la ciudadanía, de los medios y de tantos que vieron en él un ejemplo vivo de entrega, de saber estar y de inspiración por la enseñanza, con  auténtica pasión. Su historia levanta el tono vital de tantos que luchan y quieren compartir proyectos y no se conforman con estar en la retaguardia,  escondidos en la sombra y en la penumbra de una monotonía que, en muchos momentos, ensombrece la profesión.

Ahora, cuando llega septiembre y llama a la puerta un nuevo curso escolar, en el que tendremos que recrear proyectos e impulsar nuevos retos  recordaremos a ese docente de inglés, a Juan Carrión, desde su ausencia pero su historia servirá, sin duda para mirar adelante, en busca de ese fin, de esa meta como la que supo transmitir genialmente David Trueba, con los ojos bien abiertos, para decirnos que la vida no es fácil, siempre es lucha, pasión y compartir lo que llevamos entre manos, con la emoción de ver cómo otros lo hicieron..

gf18tbm1

Últimos Comentarios

Rosamunoz 12-11-2017 | 19:39 en:
¿Y tú como lo ves?
RaulCesVen 16-09-2017 | 14:18 en:
El primer día de clase
Rosamunoz 14-09-2017 | 21:57 en:
El primer día de clase

Etiquetas

Otros Blogs de Autor