La Verdad

img
¿Y tú como lo ves?
img
Javier Ballesta | 11-11-2017 | 16:49

En estos tiempos tan inestables se observa una tendencia marchita de recuperar viejos modelos en nuevos escenarios.

La televisión que nos atrapa cada día está más vacía de contenidos atractivos e interesantes, mientras sigue empeñada en refugiarse en el más de los mismo que le lleva a caer en tópicos y deficiencias convirtiéndola en un producto totalmente descafeinado y teledirigido por los designios de los nuevos gurús que se empeñan en tener distraídos y entretenidos a los sufridores de la “caja tonta”.

Ahora, más que nunca se aprecia la vaciedad y la falta de contenidos bien orquestados, organizados y resueltos para ofertar un buen servicio a los ciudadanos.

El retroceso ha sido tan brutal que, en diez años, el progresivo e imparable descenso de calidad  en los programas ha hecho que hablar de televisión y más de la  pública sea reducir el segmento audiovisual a un entretenimiento confuso, donde prima la combinación de intereses que han hecho que este medio haya perdido credibilidad para informarse de lo que ocurre.

Por ello,  a estas alturas de temporada con el abuso de los nuevos formatos mixtos que combinan lo opinable con el recurso manido al tertuliano, o en este caso al famoso de turno que habla y dice lo que le da la gana sobre un tema, aunque pase de puntillas y sin saber vocifere se está imponiendo en la parrilla televisiva.

El programa de Carlos Herrera, tan campaneado y anunciado en la oferta pública de la 1 es el ejemplo claro de combinación y maridaje impreciso entre  la realidad y la ficción valiéndose de ejemplos  cercanos a la línea editorial dominante que nada tiene que ver con la pluralidad.

El formato del ¿Cómo lo ves? sin duda es un querer hacer  más de lo mismo amparado y orquestado por ilustres invitados a la carta, bajo una sintonía cargada de improvisación, opinión desmedida y desencuentro al azar que nada tiene que ver con el querer saber más, o el opinar con conocimiento de causa.

Un producto así, sin duda está llamado a que en algún momento de un tropezón y caiga por su peso, tras el castigo de la audiencia.  En su edición del pasado sábado, después de emitir sus tres primeras en domingo, no superaba el 5% cuando ese día la media del canal era del 8.5%.  Si no se cumplen mejores resultados no es de extrañar que  desaparezca.

Y es que  volver no es fácil, ni mucho menos pero no podemos olvidar que los hábitos han cambiado y que el personal no se traga todo lo que se le da.

Abusar de formatos personalistas, cargados de tintes más propios de mesa de camilla pueden desvanecerse ante la pantalla, donde la vista manda más que el oído y el ruido de palabras rompe la hora del descanso. No todo vale.

carlos-herrera-khef-u401029491684kng-624x385rc

Últimos Comentarios

Rosamunoz 12-11-2017 | 19:39 en:
¿Y tú como lo ves?
RaulCesVen 16-09-2017 | 14:18 en:
El primer día de clase
Rosamunoz 14-09-2017 | 21:57 en:
El primer día de clase

Etiquetas

Otros Blogs de Autor