La Verdad

img
Autor: Javier Ballesta
La educación empieza en casa
img
Javier Ballesta | 11-12-2017 | 1:13| 0

Hace unos días se festejaba el día del maestro, en muchos colegios de Infantil y Primaria, donde se recuerda el valor y el gran protagonismo que tienen los maestros y maestras que educan a nuestra chiquillería.

En ese 27 de noviembre, festividad de San José de Calasanz, la consejera de Educación, Adela Martínez-Cachá, con gran acierto y sensibilidad agradecía en  la red social Twitter la gran labor de los maestros con un tuit que recuerdo: “Un profesor trabaja para la eternidad, nadie puede predecir dónde acabará su influencia”. Un texto que subrayo y hago mío, porque es totalmente cierto como muchos lo hemos comprobado.

La influencia que se ejerce desde la enseñanza es grande y cuando pasan los años, al borde del camino, te encuentras con esas recompensas añadidas, generosas y gratuitas de reconocimiento a una labor, a un haber hecho, una huella que no se borra y que permanece.

A mí me ha pasado, como a otros colegas, encontrarme con aquel alumno que tuvimos que nos reconoció y se nos acercó, con más edad y totalmente cambiado con respecto a aquel chaval de clase y, tirando del hilo de la memoria viva, con un recuerdo intenso y mediato, nos hizo recordar tantas y tantas cosas.

Toda una recompensa que por momentos te cambia la cara y te alegra el corazón.

Los recuerdos vividos son muchos y los momentos se amontonan en esos encuentros, cuando dejamos las aulas y nos vemos frente a frente, en igualdad, más allá de los muros de la escuela, en la calle donde somos ciudadanos que narramos nuestras experiencias.

La educación no acaba en el aula, es en la vida donde crece y se hace, donde todos seguimos educándonos.

En ese día del maestro, el humorista Puebla también puso su guinda en una viñeta donde se veía a un padre que le decía a su hijo que el director le había comunicado que le faltaba el respeto al profesor; el chico le contestaba al padre, con cierto asombro e interrogándole en voz alta, que él siempre decía de sus maestros que eran unos vagos.

El punto ácido, del humorista gráfico refleja una triste y fiel realidad que, en ocasiones hiere y mucho hacia aquellos que colaboran en la educación de nuestros hijos.

Y es que olvidamos que la educación empieza dentro de la casa, ahí se siembra y habrá que esperar la cosecha.

puebla-maestros

Ver Post >
Un golpe duro a la carrera profesional
img
Javier Ballesta | 24-11-2017 | 1:55| 0

La experiencia ya no es la madre de la ciencia, ni será tenida en cuenta para alcanzar una buena puntación para ser un buen  docente universitario reconocido por la Academia,  porque  el valor  del saber se medirá  cada vez más, por el número de “JCR´s” que se cosechen, por encima de otros indicadores que siempre sirvieron hasta ahora, para valorar si los docentes saben de lo que dicen y si además su práctica es valedora para promocionar a la condición de ser titular o catedrático universitario.

A muchos nos sorprendió que, tras el parón de  2 años, la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA), organismo dependiente del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, publicara el pasado viernes 17 de noviembre los nuevos criterios de acreditación del profesorado para acceder a las plazas de profesor titular y catedrático de Universidad con las mismas exigencias y no mejoran el anterior texto con los requisitos publicados hace un año  que fue rechazado por los sindicatos universitarios y los rectores, que alertaron de su endurecimiento en la mayoría parte de las áreas, especialmente, en la relacionada con la investigación docente.

El programa ha estado en suspenso durante un año hasta que ahora se han publicado las nuevas reglas a las que se deben atener los aspirantes a profesores y doctores de las universidades y todo sigue igual.

Los nuevos criterios no convencen porque aparecen nuevos indicadores que cambian las reglas del juego e imponen un nuevo modelo para valorar a los profesores universitarios que se asemeja más a tener que afrontar una carrera de obstáculos diversos para la subida hacia la “excelencia”, donde la experiencia será “residual” y el nivel de exigencia que se pide en investigación es “totalmente desproporcionado” primando las publicaciones en revistas súper indexadas, por encima de otras que también son buenas, pero no gozan de esa “etiqueta” y de otras publicaciones que, en ocasiones lleva mucho tiempo su preparación.

El nuevo documento es un más de lo mismo y hay que señalar que el tiempo en suspense y de negociación ha servido para nada como se aprecia en el caso de los criterios referidos a las Ciencias Sociales y Jurídicas.

Es importante subrayar, que, dentro de la administración pública, el profesorado universitario es prácticamente la única figura funcionarial que precisa, no sólo superar una oposición para obtener su plaza, sino además pasar un “filtro de calidad” previo con unos requisitos bastante exigentes, la denominada acreditación, que establecen quien puede y quien no puede, posteriormente, presentarse a una oposición y optar a una plaza.

Por esa razón, esta acreditación, debería servir en todo caso para garantizar unos mínimos exigibles para cualquier persona que crea que está en condiciones de optar a una plaza de profesor o profesora titular o catedrática.

Y lo grave de todo esto es que la “anequitis” está haciendo de las suyas, se nota y mucho en los “campus”, entre pasillos y clases, en los tiempos y…en esa inquietud que no cesa.

 

docente-universitario

Ver Post >
¿Y tú como lo ves?
img
Javier Ballesta | 11-11-2017 | 5:47| 0

En estos tiempos tan inestables se observa una tendencia marchita de recuperar viejos modelos en nuevos escenarios.

La televisión que nos atrapa cada día está más vacía de contenidos atractivos e interesantes, mientras sigue empeñada en refugiarse en el más de los mismo que le lleva a caer en tópicos y deficiencias convirtiéndola en un producto totalmente descafeinado y teledirigido por los designios de los nuevos gurús que se empeñan en tener distraídos y entretenidos a los sufridores de la “caja tonta”.

Ahora, más que nunca se aprecia la vaciedad y la falta de contenidos bien orquestados, organizados y resueltos para ofertar un buen servicio a los ciudadanos.

El retroceso ha sido tan brutal que, en diez años, el progresivo e imparable descenso de calidad  en los programas ha hecho que hablar de televisión y más de la  pública sea reducir el segmento audiovisual a un entretenimiento confuso, donde prima la combinación de intereses que han hecho que este medio haya perdido credibilidad para informarse de lo que ocurre.

Por ello,  a estas alturas de temporada con el abuso de los nuevos formatos mixtos que combinan lo opinable con el recurso manido al tertuliano, o en este caso al famoso de turno que habla y dice lo que le da la gana sobre un tema, aunque pase de puntillas y sin saber vocifere se está imponiendo en la parrilla televisiva.

El programa de Carlos Herrera, tan campaneado y anunciado en la oferta pública de la 1 es el ejemplo claro de combinación y maridaje impreciso entre  la realidad y la ficción valiéndose de ejemplos  cercanos a la línea editorial dominante que nada tiene que ver con la pluralidad.

El formato del ¿Cómo lo ves? sin duda es un querer hacer  más de lo mismo amparado y orquestado por ilustres invitados a la carta, bajo una sintonía cargada de improvisación, opinión desmedida y desencuentro al azar que nada tiene que ver con el querer saber más, o el opinar con conocimiento de causa.

Un producto así, sin duda está llamado a que en algún momento de un tropezón y caiga por su peso, tras el castigo de la audiencia.  En su edición del pasado sábado, después de emitir sus tres primeras en domingo, no superaba el 5% cuando ese día la media del canal era del 8.5%.  Si no se cumplen mejores resultados no es de extrañar que  desaparezca.

Y es que  volver no es fácil, ni mucho menos pero no podemos olvidar que los hábitos han cambiado y que el personal no se traga todo lo que se le da.

Abusar de formatos personalistas, cargados de tintes más propios de mesa de camilla pueden desvanecerse ante la pantalla, donde la vista manda más que el oído y el ruido de palabras rompe la hora del descanso. No todo vale.

carlos-herrera-khef-u401029491684kng-624x385rc

Ver Post >
La experiencia de los “Premium”
img
Javier Ballesta | 26-10-2017 | 11:57| 0

 

La veteranía es un grado, y mucho más en el aula. Los prejubilados que de los sesenta en adelante cogieron los bártulos y decidieron marchar, alejarse del mundanal ruido  de las clases por tener unos requisitos de años de servicio, al igual que aquellos que cumplidos más años se jubilan cuando toca la hora,  si lo desean podrán volver a escuelas y a institutos, de otra manera más placentera, sin tener que fichar, ni aguantar tantas horas  al pie del cañón, pero que servirá para quitarse  el “mono” de transmitir el saber, compartir el tiempo con los aprendices e intercambiar momentos para seguir dando de sí, lo mucho que saben y conocen.

Esta nueva modalidad, puesta en marcha que le llaman la “red de la experiencia” surge ante la necesidad de reglamentar esos testimonios de muchos que se fueron y que siguen vinculados a los centros educativos, por propia iniciativa y placer, siendo su actividad muy valorada por la comunidad educativa.

Eso sí, la normativa lo deja claro, no podrán dar clase como tal, ni cobrar un euro, ni ser motivo para reducir la plantilla de personal en activo.

Todo, nunca mejor dicho, por amor al arte…

Una brillante idea que no es original de esta Consejería Educación , también la llevan en las comunidades de Aragón y Asturias que han legislado un programa similar y que ahora se pretende que la normativa regule lo que vienen haciendo los docentes jubilados que se fueron y que quieren seguir, de otra manera, relacionados con los centros educativos.

Ahora al parecer bajo una fórmula paralela y “meritoria”, porque se reconoce el valor del docente experto, el que sabe con conocimiento de causa y quiere seguir dando lo que sabe a los demás.

Aunque eso sí, la propuesta es extraescolar y bajo la supervisión y con el acuerdo del docente responsable de aula.

Y es que, a mi modo de ver, la educación no universitaria no ha sabido encajar el valor de los expertos lo que ha hecho que el personal con años de aula, en muchos casos termine cansado y agotado de estar a pie de tiza, al frente de la misma actividad que en ocasiones sobredimensiona las fuerzas y las ganas de seguir “tirando del carro”, sin reducciones horarias y promociones que hagan vivir la enseñanza con más serenidad, dando lugar a una posible actividad diferenciada que vaya asociada mucho más al asesoramiento en formación permanente, o en la colaboración con docentes noveles.

Al no existir otra alternativa, son muchos los que abandonan y se jubilan pronto con el síndrome de “estar quemados”, aunque por dentro siguen teniendo mecha para crear, colaborar y compartir lo mucho que saben y están dispuestos a ofrecer.

Los “Premium” no deberían volver ahora, se deberían haber quedado antes, en los últimos años de su trayectoria recogiendo la valoración y meritaje entre los suyos, quizás hubiera sido su mejor recompensa.

img_0184

Ver Post >
Enseñar el buen gobierno
img
Javier Ballesta | 15-10-2017 | 4:06| 0

Al escribir esta entrada no sé cómo acabará la película  y me viene a la cabeza aquello del buen gobierno y del desgobierno, dos caras de la misma moneda que acaparan la actualidad.

El laberinto catalanista, sus prolegómenos y derivaciones ha hecho que este país (me refiero a nuestra querida España) esté inmerso en un continuo sentimiento de indignación y en el que muchos ciudadanos veamos en todo este embrollo la consecución de un final pactado, entre bambalinas, pero que a la postre está haciendo tambalear los pilares del edificio, mientras las grietas rompen la unidad de millones de ciudadanos.

Al filo de esta realidad, hace unos días leíamos la noticia referida a una iniciativa que quisiera destacar aquí, por lo original y necesario de la propuesta de este grupo de profesores que enseñará el buen gobierno en el alumnado de los institutos.

La iniciativa se aplicará de forma experimental entre los alumnos que cursan la asignatura de Filosofía en cinco centros de la Región.

Una vez más se hace necesario que  los centros educativos sean lugares para repensar los que hacemos. Un grupo de profesores se ha propuesto desarrollar en la Región de Murcia un programa pionero en España para enseñar a los estudiantes de primero de Bachillerato.

La situación actual está cargada de ejemplos constantes que reclaman un mayor compromiso para abordar temas de interés que exigen ser analizados, vistos y comentados en las aulas.

Las ventajas de la transparencia, el buen gobierno y la participación ciudadana para gozar de una sociedad saludable y madura. La idea ha surgido de la Sociedad de Filosofía de la Región de Murcia, y pronto ha encontrado eco y apoyo en la Universidad de Murcia (UMU) y el Consejo de la Transparencia. «El objetivo es formar a los jóvenes en los valores democráticos, de la transparencia y del buen gobierno en las instituciones públicas» indica el profesor Antonio Hidalgo.  

Junto a él, la profesora de Filosofía del Derecho de la UMU, Teresa Vicente, resalta la importancia de que los alumnos tengan conciencia del valor de la transparencia como medio para prevenir en el futuro actitudes deshonestas en la gestión pública.

En el proyecto colaboran José Antonio Gómez, de la Facultad de Comunicación y José Molina, presidente del Consejo de la Transparencia.

Nunca mejor que ahora, para ejercer y desarrollar estrategias que ayuden a pensar a los alumnos sobre la actualidad política que vivimos, junto a ejemplos vivos que son noticia diaria en los medios, y ahí también – y mucho-  la Filosofía ocupa un importante lugar y tiene su importancia.

Esta experiencia innovadora quiere favorecer un encuentro de los grupos y centros participantes en la Asamblea Regional, en el que concursarán en dos modalidades: una disertación y una producción audiovisual sobre los temas abordados durante el curso.

Emprender actuaciones en este sentido es de máxima importancia, por la recuperación de conocimientos de los contenidos referidos a la ciudadanía que quedaron en el olvido y potenciar actuaciones sobre la información, como paso previo para opinar y dialogar.

Enhorabuena al proyecto y a sus protagonistas.

117252046-624x338-k2pg-u40990741418l5g-624x385la-verdad

Ver Post >

Últimos Comentarios

Rosamunoz 12-11-2017 | 19:39 en:
¿Y tú como lo ves?
RaulCesVen 16-09-2017 | 14:18 en:
El primer día de clase
Rosamunoz 14-09-2017 | 21:57 en:
El primer día de clase

Etiquetas

Otros Blogs de Autor