La Verdad
img
Categoría: Uncategorized
Los cinco magníficos

Las universidades públicas se han convertido en un foco permanente de actualidad, no solo porque son una gran empresa donde el saber ocupa su lugar sino, además, porque son centros de interés permanente donde todo fluye hacia esa meta que se alza en alturas apetitosas, desde donde se vislumbra la conquista de la tierra prometida y se ejerce el poder de decisión sobre muchos frentes.

Quizás esta característica obligue a la institución a tener su propio sello identitario que la haga merecedora de su valor y, a la vez, de su recelo ante muchas que lo tienen como rivales de sus grandezas y conquistas, en especial las universidades privadas que arrojan su furia contenida de vez en cuando y las miran con el recelo propio de aquellos que quieren compartir y luchar por la venta de la misma mercancía.

En ese contexto, donde todo es posible que ocurra y en el que muchos son los llamados y pocos los elegidos, desde hace algunos meses se levantan las voces de los próximos rectorables que aspiran a ocupar el sillón de rector magnífico de la UMU.  Por primera vez, que yo recuerde en los 29 años que llevo en la casa, serán cinco los candidatos que participen en la contienda.

Los aspirantes confirmados son de diversas disciplinas: Derecho (Luján), Documentación   (Gómez), Bioquímica (Lozano), Filosofía (Martínez) y de Óptica (Artal). Todos son hombres, ninguna mujer…

Dicen que en la variedad está el gusto y también que esta amplia oferta quizás sea el reflejo de la expresión libre y decidida de aquellos que sienten que deben dar un paso al frente y participar en unas elecciones que, a buen seguro tendrán un tinte especial, donde la confluencia de nombres y programas imagino decidirán aquello del “todo es posible”.

En mi opinión, esta variedad puede denotar que en tiempos de zozobra, y donde el maremágnum de ideas, intereses y circunstancias se aprecia, ante la ausencia de dinámicas que favorezcan la unión o la cooperación, sea más fácil ofertar y salir a la palestra, desde el personalismo que de la confluencia.

Me llama la atención también que ante este número de candidatos sepamos discernir las diferencias y las apuestas diversas, para poder conformar el signo de cada uno. Entiendo que, tras la oferta y el análisis de los programas, podremos responder a ello, aunque me temo que será  la conformación de los equipos los que nos dirán de qué color llevarán el traje de mando.

En fin, se avecina un tiempo de proclamación multimedia, donde las promesas nos invadirán el campus y las voces entonarán nuevos mensajes, mientras la vida universitaria sigue a la espera de tantos y tantos cambios que no llegan y los años corren que vuelan, en la espera de una nueva primavera.

rectorado-umu

Sede del rectorado de la Universidad de Murcia

Ver Post >
Palabras para el nuevo año

Los deseos de felicidad y prosperidad rompen las pantallas de los móviles, en una multitud de imágenes encadenadas a frases que son un estallido multisensorial donde todo es colorido, fuerza y destello del nuevo año que irrumpe en la brevedad más intensa del momento, en esa vigilia intensa que se cristaliza con la rapidez propia de lo efímero.

El nuevo año emerge entre el ánimo agitado y esa sensación que hace ver cómo el mundo gira y gira, sin esperar, mientras todo fluye en un infinito cambio que irresistiblemente nos llevará a esa nueva primavera, donde suenan palabras de cambio, renovación, mejora y nos agarramos a esa larga lista de propósitos personales que se convertirán en el orden del día de nuestros pensamientos.

Ahora, cuando desear un feliz año se ha convertido en un eslogan, en un algoritmo imperfecto en el que caben todos los mensajes multimedia posibles abarrotados en estos días de abundancia,  me surgen la dudas de aquellos que se resisten a tirarlo todo por la borda y a pensar que, aunque hayamos cruzado el charco y arrojado el almanaque a la lumbre, aún nos quedan las rutinas y los afanes propios del año viejo que están ahí y siguen siendo las que permanecen, porque el tiempo pasa, vuela y corre pero nosotros seguimos con las mismas intenciones, miradas y hechos que son, a la postre, las que definen y perviven durante el paso de las horas y los días.

El cambio de año nos trae nuevas oportunidades para seguir adelante, pero sin olvidar que tenemos que mirar el camino andado, lo que llevamos y somos, para seguir con el intento. Sería ingenuo pensar que, de la noche a la mañana, como si tal cosa, la renovación y el cambio acamparán por las anchas y nos harán ser mejores personas. A veces, en esos momentos de explosión jubilosa siento cómo necesitamos reflexionar, parar y pensar que para que el tiempo futuro sea mejor tendremos que hacer algo más que estar pegados a las ilusiones.

No sé si el nuevo año será mejor que el anterior, pero habrá que intentar que entre todos sea una realidad.  Por ello estamos obligados a hacer algo, poco o mucho, según la vara de medir de cada uno. Depende de nosotros lo que hagamos con él.

propositos-khv-624x416la-verdad

Ver Post >
La educación empieza en casa

Hace unos días se festejaba el día del maestro, en muchos colegios de Infantil y Primaria, donde se recuerda el valor y el gran protagonismo que tienen los maestros y maestras que educan a nuestra chiquillería.

En ese 27 de noviembre, festividad de San José de Calasanz, la consejera de Educación, Adela Martínez-Cachá, con gran acierto y sensibilidad agradecía en  la red social Twitter la gran labor de los maestros con un tuit que recuerdo: “Un profesor trabaja para la eternidad, nadie puede predecir dónde acabará su influencia”. Un texto que subrayo y hago mío, porque es totalmente cierto como muchos lo hemos comprobado.

La influencia que se ejerce desde la enseñanza es grande y cuando pasan los años, al borde del camino, te encuentras con esas recompensas añadidas, generosas y gratuitas de reconocimiento a una labor, a un haber hecho, una huella que no se borra y que permanece.

A mí me ha pasado, como a otros colegas, encontrarme con aquel alumno que tuvimos que nos reconoció y se nos acercó, con más edad y totalmente cambiado con respecto a aquel chaval de clase y, tirando del hilo de la memoria viva, con un recuerdo intenso y mediato, nos hizo recordar tantas y tantas cosas.

Toda una recompensa que por momentos te cambia la cara y te alegra el corazón.

Los recuerdos vividos son muchos y los momentos se amontonan en esos encuentros, cuando dejamos las aulas y nos vemos frente a frente, en igualdad, más allá de los muros de la escuela, en la calle donde somos ciudadanos que narramos nuestras experiencias.

La educación no acaba en el aula, es en la vida donde crece y se hace, donde todos seguimos educándonos.

En ese día del maestro, el humorista Puebla también puso su guinda en una viñeta donde se veía a un padre que le decía a su hijo que el director le había comunicado que le faltaba el respeto al profesor; el chico le contestaba al padre, con cierto asombro e interrogándole en voz alta, que él siempre decía de sus maestros que eran unos vagos.

El punto ácido, del humorista gráfico refleja una triste y fiel realidad que, en ocasiones hiere y mucho hacia aquellos que colaboran en la educación de nuestros hijos.

Y es que olvidamos que la educación empieza dentro de la casa, ahí se siembra y habrá que esperar la cosecha.

puebla-maestros

Ver Post >
¿Cómo están ustedes?

Imagino la cara de los chavalines al ver entrar en su aula un séquito de visitantes que, dejándose caer en plena sesión de clase, saludan y se afanan por congratularse con el personal que, centrado en su faena, no deja de extrañarse por la entrada de ese gentío que viene a ver cómo van las cosas.

Una imagen que se repite en los medios, en estos días de apertura escolar, de inicio de del curso nuevo.

Me recuerda aquello del “¿cómo están ustedes?” que lanzaban a pleno grito los célebres payasos de la tele.

Como digo, una foto muy usual que es todo un cliché manido de otras similares que año tras año, se repiten en este mes de septiembre.

En mi opinión, deja un sabor bastante descafeinado de una realidad que quizás exija cambiar el escenario y abordar que, a nuevos tiempos, nuevos formatos, aunque sigamos teniendo viejos problemas.

El hecho de que nuestros políticos vayan a las escuelas y se retraten en el pupitre donde se encuentran los alumnos junto a maestros realizando su labor es siempre grata, sin duda, pero no creo que sea el sitio más adecuado para darle un respaldo a la educación.

Sin embargo, parece que así se levanta mejor el telón y, ante la foto y los titulares de bonanza, se puede transmitir aquella sensación de que “el mundo gira y gira”…

Para algunos, entre los que me encuentro, la sensación que impera es del “aterriza como puedas” y lo que toca es soltar el listado de puntos que hay que decir en voz alta, casi siempre son números, euros, obras realizadas y logros.

Un escenario que se presta para darle al autobombo y aprovechar que se va allí, para lanzar a los cuatro vientos en vivo y en directo, delante de los medios y reporteros que vamos por el buen camino, que no todo es malo y que estamos a tantos puntos de conseguir la meta.

Ahora en estos tiempos del “Brexit”, curiosamente se exporta con gran amplificación  el bilingüismo.

Se dice que todos los municipios tienen ya centros que se encargan de enseñar dualmente con inglés ¿y…?

Ese tipo de recurrencias para validar o justificar que estamos avanzando me llama la atención y es una variable más de otras que no se proclaman porque quizás no venden lo suficiente.

La realidad educativa es amplia y compleja, por lo que necesita de análisis más ponderados y donde la voz de los implicados debería tener más protagonismo del que tiene.

Por eso, permítanme que sea incrédulo ante el protocolo de las aperturas de curso, donde el sermón de los logros no deja ser una venta de la cara buena, dejando a un lado la otra, la que se omite y sobre la que hay que ponerse frente a frente, para resolver las asignaturas pendientes que son muchas.

Es tiempo de dejar esas rutinas y cambiar el formato para mejorar, cambiar esas inercias añejas o tentaciones de aquellos que están en el poder.

 

apertura-curso-2017

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

img_0110

Ver Post >
Adiós a Juan Carrión, un profesor ideal

En pleno cierre de vacaciones, mientras preparamos la maleta de vuelta y metemos los recuerdos vivos de ese finiquito acelerado por este temporal impaciente nos llega la noticia, por este diario del fallecimiento del profesor Juan Carrión, el alma y cuerpo de esa peli que David Trueba llevó a las pantallas titulada “Vivir es fácil con los ojos cerrados”.

A muchos, entre los que me encuentro nos dejó huella, por la trama que era la historia de aquel profe de inglés que enseñaba utilizando las canciones de los Beatles y le llevó a querer encontrarse con John Lennon, en 1966 en Almeria, en pleno rodaje de un film para convencerle que incluyera en el álbum de sus canciones las letras, para sí ser utilizadas en sus clases.  Una anédocta que quedó convertida en emoción intensa que nos hizo sonreír en esa interpretación que Javier Cámara realizaba del profesor (impresionante verlo subido en el coche gritando lo de ¡John, John! en pleno descampado mientras pasaba de largo el coche que presumiblemente transportaría al Beatle, qué golpe tan bueno).

La cinta consiguió en 2013 seis Goyas y en la gala recuerdo a Trueba  que se llevó al  profesor Carrión a la entrega, como pudimos apreciar sentado a su lado. La historia  es verídica y la narrativa muy lograda, sin duda muy recomendable para aquellos que no la conozcan y para otros, en especial, quienes se dediquen o piensen dedicarse a la docencia y verán en ella el valor de educar, de otro modo, con el corazón y los sentimientos, un bello ejemplo de cómo la vida nos sorprende y la grandeza de descubrir que siempre hay que compartir y llevar a cabo proyectos en esa lucha diaria.

A raiz de la película y de su éxito el profesor Carrión tuvo una gran relevancia en los medios y su historia se hizo grande y extensiva.  Como una persona «luminosa y ejemplar, un profesor ideal» lo definió el cineasta David Trueba a Juan Carrión, en una entrevista a ‘La Verdad’ en 2013.

El docente, sin embargo, quitaba importancia a la hazaña de su viaje hasta Almería para ver a John Lennon y el impacto que ese encuentro tuvo para el mítico cantante y para la historia de la música. Entre sus palabras :

« Los hombres somos herramientas en manos del destino. Yo tenía que cruzarme con Lennon para que los «Beatles» tuvieran más éxito al publicar las letras, y él conmigo para ayudarme con mis clases», dijo Carrión en una entrevista con este diario, donde demostró a quiénes tenía siempre en mente: a sus alumnos.

Descanse en paz este docente que supo ganarse el respeto de la ciudadanía, de los medios y de tantos que vieron en él un ejemplo vivo de entrega, de saber estar y de inspiración por la enseñanza, con  auténtica pasión. Su historia levanta el tono vital de tantos que luchan y quieren compartir proyectos y no se conforman con estar en la retaguardia,  escondidos en la sombra y en la penumbra de una monotonía que, en muchos momentos, ensombrece la profesión.

Ahora, cuando llega septiembre y llama a la puerta un nuevo curso escolar, en el que tendremos que recrear proyectos e impulsar nuevos retos  recordaremos a ese docente de inglés, a Juan Carrión, desde su ausencia pero su historia servirá, sin duda para mirar adelante, en busca de ese fin, de esa meta como la que supo transmitir genialmente David Trueba, con los ojos bien abiertos, para decirnos que la vida no es fácil, siempre es lucha, pasión y compartir lo que llevamos entre manos, con la emoción de ver cómo otros lo hicieron..

gf18tbm1

Ver Post >
La pasión por educar

 

Acaba de cumplir 100 años de vida este maestro querido y valorado por toda la comunidad educativa.

Su trayectoria es todo un ejemplo a seguir, su entrega constante y diaria al trabajo fue motivo para que se le concediera una Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo en 2007. Desde entonces siguió, a sus 90 años acercándose al colegio que lleva su nombre, con ilusión para colaborar con las tareas educativas que le indicaban sus colegas. Por aquel entonces tuve la ocasión de entrevistarle para este periódico y me contó algunas de las cosas que he vuelto a releer.

La historia de don José Castaño es como la de otros muchos maestros republicanos formados en el llamado plan profesional y que fueron apartados del oficio.

Era el mejor plan de formación de maestros, tenía cuatro años y era necesario realizar una oposición de entrada con tres ejercicios. El último año de la carrera era para realizar prácticas, durante todo un año, en un colegio.

Sin embargo, a mitad de la carrera, iniciado tercer curso, en plena Guerra Civil, don José se incorporó al Frente de Teruel.

Más tarde volvió y se examinó e inició el cuarto curso de prácticas y, además remuneradas en un colegio  durante todo el año. Este plan universitario se centraba en la idea de formar a los docentes, no en ampliar conocimientos.

Sin embargo, la guerra rompe los sueños y las ilusiones de este joven maestro y le aparta de la enseñanza.

El primero de mayo de 1939 ingresa en prisión, en la cárcel provincial, por haber sido defensor de la República, ocupar cargos en instituciones, como la de secretario de organización del comité provincial y presidente de la FUE (Fundación Universitaria Escolar), un sindicato democrático de estudiantes.

Ya en la cárcel de Totana se benefició de una extinción de condena, con lo cual a los dos años y medio pudo salir de prisión, pero el régimen de Franco le prohibió ejercer su profesión, al igual que a otros colegas y cuando reingresó, en 1975, con 61 años tuvo que ponerse a recuperar el tiempo perdido. Cuando se jubiló tuvo necesidad de seguir impartiendo clases, para recuperar esos años que, a la fuerza y en contra de su voluntad no pudo hacerlo porque su pasión siempre fue dar clases a los chiquillos, una vocación que siempre desarrolló.

El pasado jueves, en el homenaje que le organizaron por su centenario, en el CEIP “Maestro José Castaño” estuvo arropado por sus directores, representantes de la Administración, alcalde, Universidad, AMPA, docentes y  escolares que cantaron y dramatizaron su vida.

El rostro emocionado del maestro Castaño nos conmovió en una jornada de alegría y júbilo, en el que penetraba el olor a escuela viva, donde todo por momentos era intenso, en una mañana diferente en la que brillaba el reconocimiento a una gran labor, a un Maestro, a una buena persona comprometida que sigue con nosotros.

Ver Post >

Últimos Comentarios

Rosamunoz 12-11-2017 | 19:39 en:
¿Y tú como lo ves?
RaulCesVen 16-09-2017 | 14:18 en:
El primer día de clase
Rosamunoz 14-09-2017 | 21:57 en:
El primer día de clase

Etiquetas

Otros Blogs de Autor