Política, Internet y las sectas destructivas.

Los acontecimientos que se están viviendo en los países árabes, además de dramáticos, están demostrando el poder que la red tiene en el mundo moderno. Nunca habríamos sospechado hasta que punto miles de ordenadores conectados a Internet, pueden llegar a influir en el devenir de los acontecimientos históricos. Sin las redes sociales, hubiera sido muy difícil que la chispa de Túnez prendiera con tanta intensidad y tan rápidamente en la zona.

La revolución de las nuevas tecnologías esta posibilitando que muchas personas, hasta ahora espectadoras de los acontecimientos, pasen a la acción y se conviertan en protagonistas del momento. Opinar abiertamente y en libertad, ya no se reduce al ámbito de un pequeño grupo de allegados. Las opiniones vuelan por el espacio cibernético y están al alcance de quienes desean información y puntos de vista múltiples. La Red de redes es una herramienta magnifica para destronar tiranías. De cualquier tipo. Es un vehículo indispensable para romper pensamientos únicos y mantras inamovibles. La información que hasta ahora podía ser intencionadamente manipulada y sin posibilidad de contraste, queda al descubierto poniendo en evidencia a quienes tienen pavor a la libertad de expresión.

Es evidente que esta explosión de libertad, pone nerviosos a los que viven y han vivido de intervenir con medios hábiles y arteros los estados de opinión. Sobre todo en política. Ese nerviosismo, ese pavor, lo demuestran con todo tipo de iniciativas que persiguen controlar y cercenar la sana divergencia. Los grupos organizados que pretenden orientar las opiniones mayoritarias hacia un determinado color, son las nuevas huestes que incapaces de decidir por sí mismos, necesitan al guía, al líder amado cuyos preceptos se abrazan como dogmas de fe y cuya bandera es el estandarte vital que necesitan para lanzarse al campo de batalla virtual.

La red es una autopista de libertad, pero también puede ser una vía de adoctrinamiento sectario. No perdamos de vista a quienes desean hacer de ella un arma de destrucción del pensamiento y un medio para conculcar libertades.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
laverdad.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.