La Verdad

img
Otro golpe a los saqueadores del patrimonio
img
Antonio Botías | 14-02-2017 | 19:44

Cuatro centenares de valiosas monedas que, con solo echarles un simple vistazo, ofrecen una perspectiva de dos milenios en la historia de estas tierras. Esa es la cantidad de piezas que los agentes del Grupo de Patrimonio Histórico y del Seprona de la Guardia Civil ha logrado interceptar mientras sus poseedores, que ahora tendrán que explicar de dónde las habían sacado, intentaban venderlas a través de internet en varios portales.
La operación se inició hace unos meses, cuando la Guardia Civil detectó la venta de las monedas en diferentes páginas electrónicas, no todas a cargo de la misma persona. Tras la identificación de las piezas y de los vendedores, fueron decomisadas. De momento, no se ha producido ninguna detención porque, con la ley en la mano, solo se considera una infracción administrativa. Salvo que pueda constatarse que las monedas provienen de algún museo o colección particular y se demuestre que, además de su venta ya ilícita, se trata también de objetos robados.

Mientras la investigación se desarrolla y desde la Guardia Civil no descartan alguna detención, basta observar las piezas para constatar su valor y antigüedad. Así, entre ellas es posible encontrar monedas de los emperadores Augusto y Tiberio, acuñadas en bronce en Cartagena, o algún dirham almohade de la ceca de Murcia. Otras pertenecen a AlfonsoX elSabio o a los Reyes Católicos y, prácticamente, a cuantos monarcas les siguieron. Un auténtico tesoro. En ese mismo operativo, denominado ‘Pandora’, las actuaciones de la Guardia Civil derivaron en 6 actuaciones judiciales, 84 administrativas, y la apertura de 21 investigaciones. Estas acciones incluyeron la verificación de los anuncios sospechosos en internet que permitieron incautarse de las 400 monedas de origen ilegal de diferentes orígenes y periodos.

El descubrimiento de este mercado ilícito supone un nuevo golpe a la venta de obras de arte en Murcia. En esta ocasión, además, el operativo ha sido reconocido como uno de los más eficaces en el desarrollo de una operación europea donde han participado 18 países y que ha contado con el apoyo de Europol, Interpol, la Unesco y la Organización Mundial de Aduanas (OMA).

Desde el Ministerio de Interior mantienen que el hallazgo en Murcia destaca, al menos si tenemos en cuenta que de las 3.561 obras de arte y bienes culturales incautadas en total, más de 500 objetos arqueológicos provenían de la Región. Entre ellos, por ejemplo, los 19 que habían sido robados de un almacén del Museo Arqueológico de Caravaca.
Estas piezas fueron encontradas en poder de Benito Amor, conocido como el sastre de Bullas y quien atesoraba una colección formada por miles de piezas. Fuentes próximas a la investigación advierten de que Amor tendrá ahora que demostrar cómo y a quién les adquirió estas piezas. El caso se está dilucidando en un juzgado de Mula. La mayoría de las obras son espléndidas cerámicas de la necrópolis de El Villar de Archivel, donde los arqueólogos documentaron 113 tumbas distintas, de las que medio centenar ya habían sido expoliadas.

Pero se han recuperado cerámicas, armas y monedas, de importancia para no desvirtuar con su pérdida este yacimiento que ya figuraba en la Carta Arqueológica de Caravaca de 1998. Sin embargo, entre los restos decomisados hasta ahora por el Instituto Armado, no se encuentran armas y monedas de los mismos periodos. Algo que, probablemente, se aclarará en los próximos días cuando se practiquen nuevos registros.
ln· ’La Murcia que no vemos’: :http://blogs.laverdad.eslamurciaquenovemos

Sobre el autor Antonio Botías
Este blog propone una Murcia inédita, su pequeña historia, sus gentes, sus anécdotas, sus sorpresas, su pulso y sus rincones. Se trata de un recorrido emocionante sobre los hechos históricos más insólitos de esta Murcia que no vemos; pero que nos define como somos. En Twitter: @antoniobotias