La Verdad

img
Autor: ABS
Un irlandés como patrón de Murcia
img
Antonio Botías | 17-03-2017 | 11:32| 0

Cuando la comunidad irlandesa en Murcia levanten hoy sus pintas de cerveza para celebrar el día de San Patricio, remoto patrón de aquella isla, también honrarán, aunque ni siquiera muchos murcianos lo recuerden, al patrón de nuestra ciudad. Porque desde hace cinco siglos y medio ostenta ese privilegio, según lo prueban diversos documentos históricos. Aunque la Fuensanta lo haya arrinconado, todavía está por descubrir quién y cuándo, sobre el papel, la nombraron a Ella patrona.

Reinando Juan II, las discordias entre los nobles que convirtieron a Murcia en un territorio bélico fueron aprovechadas por el caudillo granadino para fortalecer sus fronteras y realizar incursiones. La presión de los moros ocasionó que los nobles murcianos firmaran una tregua para aunar esfuerzos contra aquellos. Y en esas andaban cuando el ejército granadino invadió el territorio hasta alcanzar San Pedro del Pinatar.

Ver Post >
Frases que anuncian la Semana Santa
img
Antonio Botías | 16-03-2017 | 3:18| 0

Si acaso no bastara con el aroma del escaso azahar que no lograron robarnos, ramas, tronco y hasta pella incluidos. Si no nos sobrara con esa espléndida luz que cantara el poeta Guillén, versos socorridos para algunos cansinos pregoneros. Si acaso no tuviéramos bastante con acariciar las túnicas que recuperamos, junto a tanta nostalgia, de las arcas. O si necesitáramos algo más que el sabor de las pastillas de caramelo, que alguno ya ha comprado treinta kilos para que no se le haga tarde… Si el tacto, la vista y el gusto no nos prologaran que la Semana Santa está encima, aún nos quedaría la prueba infalible del oído. Porque en cuanto uno escucha en el mismo día treinta o cuarenta veces aquello de «¡Esto está aquí!», de sobra sabe que no es el tío que te trae las multas del Ayuntamiento (que también), sino la cercanía de la Semana Santa del Azahar. Y tenemos la certeza al escuchar: «Nada. He visto la previsión y no caerá ni una gota». A un mes vista, ojo. O al revés: «Nada. He visto esa web caucásica, que es la buena de verdad, y dice que caerá la mundial». Y se aproxima la Semana Santa si alguien pone los ojos en blanco y te espeta: «¿Yo, procesiones? Yo las veo en Belluga o en San Nicolás. De toda la vida». Y luego se pasan la semana en La Manga. O escuchas: «¿Tú has visto el nuevo paso de tal cofradía? ¡Vergonzoso, nene, ver-gon-zo-so!». A lo que añade: «¡Pero ‘cuidao’, que la culpa es del Cabildo!». Llega la Semana Santa. Más cerca aún se siente cuando otro exclama muy serio: «Ser pregonero es un orgullo, pero mire, también una responsabilidad». ¡Pues claro, hijo! ¿Y qué me dicen de los programas que anuncian «la emotivísima celebración del solemnísimo triduo en honor a Nuestro Sacratísimo Titular y a cargo de su Eminencia Reverendísima Don Fulanito…? Es que llega, vivimos y concluye la Semana Santa y aún estamos leyendo la convocatoria con el Bando pasando por la Gan Vía, ¡leche!

Ver Post >
Los últimos de Filipinas
img
Antonio Botías | 05-03-2017 | 5:31| 0

Hace casi 20 años publiqué en esta misma casa, cuando muchos no sabían ni dónde quedaba Filipinas (ni falta que les hacía), la fantástica historia de los llamados héroes de Baler. Por eso, estos días en que su memoria se honra me agrada recuperar aquellas líneas de la hemeroteca. Así decían, amigos:Con mucha dificultad Luis Cervantes Dato, uno de los diecinueve supervivientes del Sitio de Baler, alcanzó el dintel de la casa de sus padres en Mula. Las escarpadas y estrechas callejuelas parecían imponerle el último de los sufrimientos. No obstante, aquellas coloridas fachadas, de enormes rejas de hierro forjado, eran un agradable alivio para una persona que estuvo incomunicada en una iglesia durante 337 días.

Ver Post >
El robo de La Fuensanta, desvelado
img
Antonio Botías | 23-02-2017 | 12:34| 0

El buen sacristán Eduardo Gassó jamás habría de olvidar aquella mañana fría cuando descubrió cómo el fabuloso joyero de la Fuensanta había desaparecido. Sucedió el 8 de enero de 1977. Entre otras piezas, los ladrones se llevaron de la Catedral la corona de la Patrona, una obra en oro con 5.872 piedras preciosas, entre brillantes, diamantes, zafiros, esmeraldas, rubíes y topacios. Y también la del Niño, compuesta por 1.749 piedras, junto al llamado pectoral de Belluga, su anillo y un broche.

Ver Post >
Otro golpe a los saqueadores del patrimonio
img
Antonio Botías | 14-02-2017 | 8:44| 0

Cuatro centenares de valiosas monedas que, con solo echarles un simple vistazo, ofrecen una perspectiva de dos milenios en la historia de estas tierras. Esa es la cantidad de piezas que los agentes del Grupo de Patrimonio Histórico y del Seprona de la Guardia Civil ha logrado interceptar mientras sus poseedores, que ahora tendrán que explicar de dónde las habían sacado, intentaban venderlas a través de internet en varios portales.

Ver Post >
Sobre el autor Antonio Botías
Este blog propone una Murcia inédita, su pequeña historia, sus gentes, sus anécdotas, sus sorpresas, su pulso y sus rincones. Se trata de un recorrido emocionante sobre los hechos históricos más insólitos de esta Murcia que no vemos; pero que nos define como somos. En Twitter: @antoniobotias