La Verdad

img
¿Cuándo se inauguró el Puente Viejo?
img
Antonio Botías | 25-10-2015 | 09:35| 0

FOTO2

Casi los cumple, pero todavía no. Hace 275 años el corregidor Heredia convocó a los murcianos a celebrar que los dos arcos del Puente Viejo estaban concluidos. Y ordenó colocar una inscripción redescubierta estos días.

A simple vista, toscas letras grabadas en la piedra, humilde recuerdo para tan histórico acontecimiento. Sin embargo, sobre la obra solo circularon los canteros que continuaban su ardua labor. Hasta que el 15 de septiembre de 1742, dos años después, con todo boato y pompa, fue abierto al tránsito. Esa vez, de verdad. Y el mismo día se colocó la antigua Virgen de los Peligros. Ahí es nada.

Ver Post >
El desdichado peregilero de Verónicas
img
Antonio Botías | 24-10-2015 | 10:02| 0

 

Fue mucho tiempo después cuando la madre tornera se convenció, ya en su lecho de muerte, de que los brebajes de pasiflora, las pócimas de valeriana y las tisanas de borrachero, que le enviaron desde el Nuevo Mundo como el remedio definitivo, ni lograron devolverle el sueño ni tampoco aquietarle el pulso. Pero hasta aquel preciso instante, siempre tuvo presente la terrible visión de los ojos del peregilero apagándose dentro del cubo.

Ver Post >
Cuando Naranjito mató a Lagartijo
img
Antonio Botías | 24-10-2015 | 10:01| 0

 

 

Incómodas donde las hubiere, allá por el año 1887, a las «localidades de longaniza» sólo podían acceder los aficionados de la antigua calle de Poco Trigo, así llamada porque sus vecinos apenas tenían que llevarse a la boca. El coso de la Condomina abrió sus puertas sin que las andanadas de sol estuvieran terminadas y, en su lugar, se colocaron largos maderos que los murcianos pronto bautizaron con aquel curioso nombre. Es sólo una anécdota que adorna la historia centenaria del coso murciano, que se situó en los antiguos terrenos del condominium, tierra compartida en dominio.

Ver Post >
Y llegó el 'kinematógrafo'
img
Antonio Botías | 21-10-2015 | 09:58| 0

Un silencio denso y polvoriento, casi de ermita perdida o bodega antigua, inundó el teatro Romea por unos instantes, apenas unos segundos interminables en que los trescientos cincuenta y un murcianos que llenaban el aforo no se atrevían ni a respirar. Acababan de ver llegar un tren a una estación, a unos campesinos quemando hierbas y hasta un paseo en el mar. Y todo sobre el escenario, sin decorado alguno, casi tan real como la zarzuela Campanone que acababan de aplaudir.

Ver Post >
Revuelta de sotanas en San Fulgencio
img
Antonio Botías | 20-10-2015 | 09:53| 0

Cuando el rector Ramón Rubín de Celis recordaba aquella noche en que el seminario retembló, se persignaba. Sucedió el 9 de enero de 1804. La explosión de dos barrenos redujo a escombros los aseos del centro, causando un diminuto Apocalipsis que al rector bien pudo costarle la vida unos días más tarde. Porque alguien le lanzó desde la escalera una orza, con tan buen pulso que le arrancó el bonete al religioso. Luego, recuperado del desmayo que le produjo el ataque, tuvo que reconocer el problema: los seminaristas de San Fulgencio se habían sublevado.

Ver Post >
Sobre el autor Antonio Botías
Este blog propone una Murcia inédita, su pequeña historia, sus gentes, sus anécdotas, sus sorpresas, su pulso y sus rincones. Se trata de un recorrido emocionante sobre los hechos históricos más insólitos de esta Murcia que no vemos; pero que nos define como somos. En Twitter: @antoniobotias

Etiquetas

Otros Blogs de Autor