La Verdad

img
Etiqueta: catedral
Vuelven las tribunas... en su versión mini
img
Antonio Botías | 01-04-2017 | 08:33 |0

Las tribunas vuelven a Belluga por Semana Santa. O, mejor escrito, vuelven unas tribunas de juguete. Apenas serán dos plataformas «con una diferencia de una a otra no mayor de 20 centímetros», cual reza la moción aprobaba ayer en el Pleno municipal. El mismo Pleno, por cierto, que en 2015 aprobó su retirada. Entonces creían algunos grupos que afeaban la plaza. Entonces preocupaba la cuestión al murciano del común lo mismo que ahora: cero patatero. Pero esas cosas, según muchos nazarenos denunciaban ayer, evidencian que no existe un criterio firme sobre en qué queremos que se convierta la Semana Santa murciana. Y mejor no mencionar en qué se está convirtiendo ella solita. Vamos, que estas historias denotan una corta previsión. De veinte centímetros, vaya. Enseguida en otras grandes capitales cofrades de este país se hubiera permitido que se quitaran las tribunas para que los turistas vean la Catedral mientras pasan las procesiones. Enseguida. Y la cosa traerá cola. Porque las minitribunas se ubicarán en el centro de Belluga. Dicen que así los turistas podrán admirar la fachada de la planta baja del Palacio Episcopal. ¿Pero qué demonios hay que ver ahí,

Ver Post
El robo de La Fuensanta, desvelado
img
Antonio Botías | 16-03-2017 | 14:14 |0

El buen sacristán Eduardo Gassó jamás habría de olvidar aquella mañana fría cuando descubrió cómo el fabuloso joyero de la Fuensanta había desaparecido. Sucedió el 8 de enero de 1977. Entre otras piezas, los ladrones se llevaron de la Catedral la corona de la Patrona, una obra en oro con 5.872 piedras preciosas, entre brillantes, diamantes, zafiros, esmeraldas, rubíes y topacios. Y también la del Niño, compuesta por 1.749 piedras, junto al llamado pectoral de Belluga, su anillo y un broche.

Las investigaciones quedaron bajo la dirección del comisario Maximino Conesa. Pero apenas dieron fruto. O eso se contó entonces. Solo trascendió que dos individuos habían entrado de madrugada al templo por la puerta de la Torre. Desde las rampas de subida y a través de un ventanuco pasaron al interior, cortaron los barrotes del museo y perpetraron el robo.

La única pista llevó al interrogatorio de un vecino de Elda, Juan Gil, relacionado con otro robo similar en Salamanca. Pero no se probó su autoría. Poco más se contó.Hasta ahora. En realidad, existió un detallado informe policial que, durante los meses siguientes, determinó cómo se había producido el robo

Ver Post
La noche en que la huerta fue mar
img
Antonio Botías | 19-12-2016 | 10:26 |0

Cuando los serenos intentaron advertir a los ciudadanos, el antiguo Partido de San Benito, al otro lado del Segura, ya se encontraba inundado. Eran las dos y media de la madrugada. El atronador toque de arrebato desde la Catedral, tan distinto de las campanadas pausadas que alertaban de un incendio, animó a muchos a salir a las calles para comprobar qué sucedía. Les aguardaba la muerte. Los más precavidos se encaramaron a las azoteas. Sólo era el prólogo del desastre: la terrible riada de Santa Teresa, que se cobraría 761 víctimas.

«Llovía y llovía -advertirá Martínez Tornel, en El Diario-. La oscuridad era completa. Solamente la llama de los hachones daba un aspecto más pavoroso al terrible cuadro. Se oían gritos por todas partes». Un remolino de gentes corría hacia el puente para comprobar cómo el agua acariciaba los pretiles. De pronto, las alcantarillas de la ciudad reventaron y se anegó el barrio de San Pedro, San Andrés, la Catedral, San Juan… hay quien se aventura al Carmen, con el agua al cuello, para rescatar a familiares y amigos. El Segura crece hasta diez metros y sepulta al Malecón mientras otro estruendo anuncia el derrumbe de parte del

Ver Post
Diez joyas del patrimonio que urge proteger
img
Antonio Botías | 16-11-2015 | 09:24 |0

No es la Catedral ni el Museo Saltillo. Ni tampoco el Casino. Ni el santuario de la Fuensanta. No. Los auténticos tesoros en peligro, en muchos casos, no están tan expuestos al asombrado visitante que, sin duda, se asombraría más si descubriera cómo la abulia administrativa y la incultura política están acabando con el patrimonio histórico murciano. Hace ahora un siglo, el célebre periodista Martínez Tornel publicaba en su ‘Diario de Murcia’ una advertencia dirigida a «los murcianos del futuro». En ella suplicaba que cuidaran la torre de la Catedral y las imágenes de Salzillo, porque mientras existieran sobreviviría Murcia. Quizá ahora ha llegado el momento de actualizar y ampliar aquella lista. Para que algún desocupado acaso la encuentre dentro otros cien años. Estos son, quizá, los diez tesoros sobre los que urge actuar.

El Puntarrón Chico. Yacimiento de la Edad de Bronce –cultura argárica– ubicado en la rambla de El Garruchal, en Beniaján. En él se hallaron piezas de cerámica, cuchillos de sílex, punzones de hueso, brazaletes, sortijas, alabardas de cobre y bronce, e incluso enterramientos, tanto en cista [cuatro losas laterales y una

Ver Post
Sobre el autor Antonio Botías
Este blog propone una Murcia inédita, su pequeña historia, sus gentes, sus anécdotas, sus sorpresas, su pulso y sus rincones. Se trata de un recorrido emocionante sobre los hechos históricos más insólitos de esta Murcia que no vemos; pero que nos define como somos. En Twitter: @antoniobotias