La Verdad

img
AMOR, PASIÓN, SEXO Y ROCK AND ROLL
img
Mar y Cleo | 30-03-2014 | 13:35

Ya sé que estamos en la estación del amor y que, por desgracia, andamos algo escasos de bellas escenas con declaraciones llenas de pasiones amorosas, porque no, porque nadie se enamora así sin más. ¡Pues anda que no hay que pasar fatigas hasta que por fin te das cuenta que el corazón palpita más fuerte de lo normal!

Por eso, cuando alguna vez en mi vida he escuchado la frase: “¡Cuánto te quiero, qué sería de mi vida sin ti!”, dicho a solo diez minutos de haberme conocido, pues qué quieres que te diga, que he salido haciendo fu como el gato. Porque lo único que pienso, cuando oigo eso, es que el suso dicho no está muy bien de la cabeza.

─No, si con lo rara que eres… ¡así te va en los asuntos del querer!─ me dice una amiga.

─Sí, a ti te va mucho mejor, ya te llaman la Liz Taylor del barrio por la de maridos que coleccionas…─le suelto yo muerta de rabia, porque en el fondo lleva un poco de razón, aunque lo cierto es que luego soy yo la primera que se muere por que un pichurri esté loco por mis huesos,

También me pasa que igual que salgo disparada cuando me huelo que el personal no está muy bien del coco, como que también me pasa todo lo contrario, en cuanto presiento y sé que él es él, no me quedan ojos para otro, vamos, que yo entro en un bar por una puerta, y cuando salgo por la otra ya me he enamorado. En confianza, lo que me ocurre es lo que popularmente se dice:

─¡Es verlo, y colarme por él y por sus huesos!

Aunque eso sí, como en las cosas buenas de la vida, y este asunto, no podía ser menos, todo tiene sus fases.

Y es que entre amor, sexo y pasión, suele haber un suspiro, o mejor dicho, tres. Porque de pronto me veo besándonos, y enseguida, y no sé cómo, me veo enredada en un besuqueo de tornillo, que a ver quién es el valiente  que consigue despegarse de esa ventosa sin salir trasquilado, o al menos un poquito afectado, y si me siento bien, pues eso, que acabo, pero con ganas de repetir.

Pero cuando pasadas 48 horas aún permanece el deseo, entonces ya comienzan los planes, porque claro de un: “Comemos juntos”, a un: “¿Te apetece ir al cine?”, hay un: “Me parece que le gusto”, y entonces ahí que me veo en la disyuntiva del cine o no cine y yo, que lo pienso todo, considero varias opciones y me pregunto y respondo yo solita:

─¿Al cine? Este va demasiado en serio, ¡cuidado!

─¿Al cine? Para mí que no quiere nada, que está aburrido y se ha acordado de mí.

─¿Al cineeeee? ¡Prepárate, me mete mano fijo!

─¿Pero me ha dado a elegir la película o la ha decidido él? Cuidado que los controladores empiezan por ahí y acabo vistiéndome con lo que ellos me elijan.

En fin, que mucho darle vueltas a las cosas, pero al final me voy al cine, porque lo que estoy deseando es que alguien de verdad quiera ir en serio conmigo, que además se acuerde de mí, aunque esté aburrido, que por supuesto esté deseando meterme mano, y si es él el que elige la película, pues yo me dejo llevar un poco, ¡que ya va siendo hora!

Y es que el amor, la pasión y el sexo empiezan, más que unidos, enredados y así  continúan, al menos mientras dura esa dulce locura. Y entonces, siento la música de otra forma, y noto que desde que lo conozco ando a un palmo del suelo, que mi sonrisa se me sale de la cara de boba, y me veo en los espejos y se me eriza la pasión, y cierro los ojos y te veo, duermo y en sueños te escucho, hablo y solo me sale tu nombre, cojo aire y todo un escalofrío con olor a ti me recorre por dentro, no quiero parar de besar, de reír, de acariciar, de todo… ¿Quién se puede resistir a eso?

Yo lo tengo claro, a mí no me hace falta escuchar te quieros a los diez minutos de conocerte, yo lo que prefiero es sentir amor, pasión, sexo, y rock and roll, a la hora que me llegue. Que no pienso dejar que esa locura se pare, porque yo quiero vivirlo todo a tope, nada me importa si es de día o si es de noche, si es verano o si es invierno, porque solo cuando estoy contigo sé que nada es lo que parece, y todo es lo que no es.

¿Y tú, qué prefieres? Cada uno que elija lo que quiera, cada uno que lo llame como se le antoje. Pero yo, yo me quedo con todo. ¡Viva el amor!

Sobre el autor Mar y Cleo

Últimos Comentarios

mesasilla 20-04-2017 | 10:18 en:
MarCleo 19-04-2017 | 12:21 en:
mesasilla 12-04-2017 | 15:57 en:
mesasilla 02-04-2017 | 21:20 en:
MarCleo 02-04-2017 | 11:56 en:

Etiquetas

Otros Blogs de Autor