La Verdad

img
Con dinero o sin dinero, hago siempre lo que quiero
img
Mar y Cleo | 11-01-2015 | 11:08

Por fin se acabaron las fiestas, los polvorones y villancicos bailados a ritmo de salsa. Y pensando que por fin ha llegado la verdadera paz…, pues va a ser que no, que esto sigue siendo un no parar, las calles atiborradas de gente con las manos llenas de paquetes, cientos de bolsas cargadas con no sé qué, ¡de lo más necesario, seguro!

Confieso que yo en ocasiones me he dejado llevar por esa euforia nerviosa que da el ponerse la primera antes de que abran las puertas el primer día de rebajas, pero me da que era más por salir en las fotos y en la tele con esa cara de: Ahí llega la loca de las gangas… Aunque lo cierto es que muy raras veces he encontrado realmente chollos auténticos.

─A ver cuándo te vas a enterar de una vez, que lo bueno y de calidad está ya más que  apartado.

─Pues eso mismo digo yo─ le respondo a mi amiga, mientras remuevo pensativa mi café…

¿Quién va a ser la tonta que suelte al que reúne las 5 vocales? Amoroso, Estupendo, Inteligente… y como no se me ocurre nada más con la O ni con la U, pues me da igual, que sea Sexy y muy, muy Fiel. Y claro, la que tiene la suerte, que las hay, la que ha encontrado ese pedazo de chollo, pues no lo suelta, ¡es que yo tampoco lo haría!

─Pues no estoy de acuerdo contigo─ me contradice un buen amigo─. Vamos a ver, según tu razonamiento, los que estamos sin pareja, ¿qué, estamos de saldo? ¡Igual me pongo un cartel de descuento colgado del cuello a ver si me lleva alguien para su casa!

¡Y cuánta razón tiene! Yo me aplico aquella canción que canturreaba mi padre cuando íbamos en el coche toda la familia. Con dinero o sin dinero, hago siempre lo que quiero… Y con ese soniquete tengo claro que jamás bajaré mi listón. Que la que vale, vale, y nada de menospreciarnos, que no he llegado hasta aquí para que ahora por una tontuna transitoria me dé por ponerme de oferta.

Porque no, porque a mí me sigue encantando que el hombre que me quiera le dé mil vueltas a la sesera para ver cómo puede convencerme para llevarme a cenar… si supieran la de cenas que me he perdido por hacerme la interesante, bueno mi trasero y mi barriga al menos me lo han agradecido.

Me encanta seguir siendo esa de la pandilla a la que dejan la última para pedir salir, por la sencilla razón al temor al fracaso, por nada más. Ya sé que soy difícil, y mucho, ¿pero a caso, a alguno le gustan las mujeres fáciles de conseguir? Por mucho que pasen los años, en esto, desde los tiempos de mi abuela, no hemos cambiado ni una pizca. Si alguna vez por fin alguien se decidiera escribir un manual de instrucciones para la conquista femenina, me temo que este sería el primer capítulo.

Lo cierto es que en parte tengo yo un poco la culpa, con esta manía tan mía de echarle el ojo siempre a lo mejor y a lo más caro…, pero es que no lo puedo remediar. Por eso, las rebajas a mí, como que no me van. ¿Alguien ha visto alguna vez que se cumpla aquello de las tres B? Bueno, bonito y barato. Qué va, en cuanto es bueno y bonito, ¿qué pasa? Pues que todas lo queremos, y entonces es tanta la demanda, que el mozo en cuestión, se sube el caché y se hace el tío buenorro interesante y, cómo no, se le amontonan citas y hasta se lía con más de una… ¡a mí me lo van a contar!

Ya está, lo tengo decidido, nada de salir de compras, para qué exponerme a que me pisoteen o que otra más rápida, más víbora o más bruja que yo me lo quite. Pienso salir a la calle relajada, nada de prisas, voy a disfrutar de los infinitos días de sol y de este invierno que poco a poco promete acariciarme los sentidos. Cada sorbo de café caliente lo voy a saborear, no me voy a dejar llevar por la ansiedad de conseguir gangas, ni por el temor a perder algo, o porque otra lo vea primero. Y es que tengo claro desde hace mucho que lo que es para mí, para mí será.

Ahora para lo que soy la primera es para ponerme en la puerta, pero en la de mi casa si hay un buen plan para salir a disfrutar del día, ahora salgo en las fotos que quiero, porque es a mí a quien buscan las cámaras, ahora me da igual si estamos en rebajas o no, porque sé que: con dinero o sin dinero, hago siempre lo que quiero.

Sobre el autor Mar y Cleo

Últimos Comentarios

jcreyna117_1879 01-12-2017 | 10:54 en:
The love of my life!
mesasilla 20-04-2017 | 10:18 en:
MarCleo 19-04-2017 | 12:21 en:
mesasilla 12-04-2017 | 15:57 en:
mesasilla 02-04-2017 | 21:20 en:

Etiquetas

Otros Blogs de Autor