La Verdad

img
Por siempre jamás
img
Mar y Cleo | 28-06-2015 | 09:32

Cuántas historias de amor no han resistido a ese: “hasta que la muerte nos separe”, y cuántos amores eternos no pudieron soportar el peso de la eternidad, o cuántos, aparentemente, comieron perdices hasta el fin de sus días, pero nunca fueron felices. Y qué fácil parece todo en los comienzos del amor, sí, en esos:

─Te echo de menos.

─Y yo más…─ Cuando tan solo hace diez minutos que me dejaste en el portal de mi casa.

¡Ay, si alguien me dijera cuál es el secreto mágico del amor! A lo mejor no me vería yo como me veo, siempre suspirando y deseando que llegue ese que está por venir, sí, ese que va a estar conmigo por siempre jamás.

Es cierto que estar coladita al principio da mucho gusto. Porque a mí me sigue encantando sentir el peñizco en la tripa en ese momento que estoy a punto de dormirme, y de pronto, como si un terremoto moviera mi cama, me despierto de un sobresalto y lo primero que me viene a la cabeza es él, y me abrazo a la almohada, y doy vueltas y no me duermo y me dan las tantas, y al día siguiente, como si fuera un milagro, después de no haber pegado ojo, no tengo ni rastro de ojeras, y además estoy de lo más guapa, tanto, que me salgo. ¡Ay, pero qué loquita que me tiene!

Y la historia sigue, porque que sí, porque me he empeñado yo que por esta vez vaya todo viento en popa. Y nos cogemos de la mano en público, eso es señal de que de verdad quieres algo conmigo. Y un día, y sin saber muy bien por qué, en tu llavero cuelga la llave de mi casa, porque la de mi corazón hace tiempo que ya te la entregué. Y cuando en mi lavadora tu ropa se mezcla con la mía y en el armario del baño tu espuma de afeitar está al lado de mi plancha del pelo, entonces, me doy cuenta de que eso debe significar que, efectivamente, nos hemos comprometido for ever.

Y pasa un día, y después otro. Y pasa un mes, y después otro… ¿Y dónde están aquellos terremotos nocturnos en el estómago que me hacían no pegar ni ojo? ¿Y esa ilusión por leer los whatsapp que ya no me llegan?

─El tiempo, hija, que todo lo acomoda, y todo lo fastidia.

Pues no, el tiempo siempre ha sido mi aliado. Nada como él para curar las incurables heridas del alma. El tiempo refuerza y madura la insensatez de los sentimientos pasajeros. El tiempo es el mejor juez para dictaminar si aquello que me parecía a mí maravilloso, al final tan solo es agua de mayo.

Me niego a creer que acomodar los sentimientos, colocarlos decididamente en el lugar que les corresponde, sea perjudicial para el amor. Pues no, no, y mil veces no.

─¿Has probado a pensar que hoy va a ser el último día que estéis juntos? ¿Que para vosotros no existe el mañana? ¿Que me da lo mismo lo qué pasó ayer, y que me importa un bledo qué piensas hacer o decirme mañana?

El amor eterno, ese para siempre, o ese comimos perdices y fuimos felices caduca cada día que amanece. Y cada noche que nos envuelve vuelvo a vivirla y sentirla como la primera y la última que tus abrazos se van a fundir con los míos, que tu cuerpo se encuentra con el mío, que tus besos, besan los míos. ¿Hasta cuándo es esto posible? Muy fácil, hasta mañana otra vez a esta misma hora, no me faltes.

El amor es mágico, pero no hay truco ni magia para hacerlo perdurar. El secreto está dentro de mí y la ilusión se despierta cada mañana y la hago sentir de mi mano. No hay hadas madrinas con varitas mágicas. No hay príncipes que aparezcan de la chistera de un mago para convertir en amor lo que depende tan solo de ti y de mí.

─Hoy quiero que sea el día más feliz de mi vida, y lo voy a conseguir a tu lado.  

─¿Pero eso no fue lo mismo que me dijiste ayer?

─Por eso mismo, porque ayer fue maravilloso, ¿quién no lo quiere hoy otra vez?

Yo ya no quiero pensar en que todo salga bien, qué agobio tanta presión, porque es verdad, no lo puedo negar, es cierto que hay amores que terminan, que hay amores que un día fueron hasta que dejaron de ser. Pero yo lo que quiero es no ser esa mujer perfecta con la que un día soñaste, qué pesadilla, quiero ser la que soy, quiero ser feliz y si estoy a tu lado hoy y que mañana otra vez sea hoy… ¡mejor que mejor!

Sobre el autor Mar y Cleo

Últimos Comentarios

MarCleo 25-03-2017 | 16:25 en:
A la tercera va la caída
mesasilla 21-03-2017 | 21:51 en:
A la tercera va la caída
mesasilla 14-03-2017 | 08:13 en:
Efluvios masculinos
mesasilla 14-03-2017 | 08:11 en:
Besos con lengua

Otros Blogs de Autor