La Verdad

img
Ahora voy y lo cuento
img
Mar y Cleo | 29-11-2015 | 11:05

La gran diferencia que hay entre las famosas y yo, a parte de su cuenta corriente, es que un día las ves en la tele abrazadas y presumiendo de amor, y al poco van y se sientan ante las cámaras y proclaman aquello de que se nos acabó el amor de tanto usarlo, y a la vuelta de un telediario ya han encontrado de nuevo un amor eterno asegurando que este sí que es el acertado y definitivo y lo vuelven a relatar desde otro sillón, previo cheque, claro. Ale, este me pongo, este me quito y este otro me lo vuelvo poner, y todo eso a la velocidad de la luz. Yo en cambio, en qué me veo para conseguir uno que sea algo parecido a un pre-amor y además enseguida reivindica que necesita espacio suficiente para extender su libertad, no vaya a ser que alguien nos vea y pregone por ahí eso de que somos novios…

Pero ya me he cansado de ser cómplice de los cobardicas anticompromiso. Decidido, a partir de ahora si nos besamos, si me llamas por la mañana, por la tarde y por la noche, si en tus whatsapp hay emoticonos y ya es el tercer fin de semana que quedamos, ¿sabes lo que te digo? Que sí, que somos novios o al menos somos pronovios, y se lo voy a decir a quien me dé la gana, que yo no tengo nada que ocultar, a ver si así me empiezo a parecer a los famosos que salen en la tele y, a lo mejor, mi cuenta corriente también.

─¿Es que no tienes nada nuevo que contarme?─ le digo a una face-amiga por teléfono después de conectarme y aparecer en pantalla su nombre con un corazoncito parpadeante anunciando su nuevo estado sentimental.

─Ja, ja, ja. ¿Ya lo has visto? Pues sí, yo tengo una relación, él no sé, pero yo sí.

Y la lio, ya lo creo que sí, me contaron que a él casi le da un ataque al corazón nada más verlo, pero a la que de verdad le dio un ataque de nervios con efectos colaterales fue a ella, sí, a su novia oficial, a la que por lo visto nadie le había avisado de lo espabilado que es su chico y de lo bien que se apaña para repartir sin problemas su vida en dos, claro que siempre se ha dicho que el que parte y reparte se lleva la mejor parte, o no.

Si es que no falla, ante una situación de discreción llevada al extremo y bajo amenaza de silencio… mosquéate que hay gato encerrado. Pero también es posible que pase lo contrario, porque también está ese al que le dices, le insinúas, le confiesas y por mucho que insistes, nones, que no se da por aludido:

─¿Qué tal tu chico? El otro día le vi y le pregunté por ti, ¿te lo dijo?

─Ya no estamos juntos, él todavía no lo sabe, pero yo ya no estoy con él.

Pues nada, que será cuestión también de anunciarlo por el facebook a ver si así se da por enterado el muchacho.

Pero los peores son los profesionales anticompromiso, como ese que a las dos horas de conocerme ya está enamorado ¡¡peligro, peligro!! Que soy encantadora ya lo sé, que puedo volver loco a más de uno, también lo sé, pero de ahí a que me sueltes en mi cara un pedazo te quiero a las 24 horas de haberme conocido… me parece un disparate, o es que a lo mejor andas muy falto de vida sexual y te crees que así voy a caer en tus brazos derretida como una cándida ilusa, ¡pues no te queda a ti nada…! Ese camino hasta donde tus sueños te deslizan no es tan sencillo, te lo digo para que no te desanimes, recuerda que la última palabra la tengo yo, y te advierto que soy dura de pelar, por mucho que luego vaya por ahí compadeciéndome de mi poca y escasa vida amorosa-sexual-pasional, pero esa es otra historia que no viene al caso.

Aunque es cierto que la mayoría de las veces a la que no quiere que la emparejen es a mí. Así que si tengo que jugar sucio para que no me echen la red, pues lo hago, y saco mis armas de última generación y uso internet a mi antojo, nada como etiquetar fotos a personas a mi antojo y a ver si así el pescador se da por aludido y entiende que yo, igual estoy con un señorito del sur, que con un chicarrón del norte.

Ya sé que ir haciéndome la dura o la sobrá se ha vuelto muchas veces contra mí, pero es que creo en el amor verdadero, sí, en ese que no teme nada y quiere por encima de todo, y claro, si en esta vida llega y llama a mi puerta, te juro que voy y lo cuento.

Sobre el autor Mar y Cleo

Últimos Comentarios

mesasilla 20-04-2017 | 10:18 en:
Os declaro marido y mujer
MarCleo 19-04-2017 | 12:21 en:
Os declaro marido y mujer
mesasilla 12-04-2017 | 15:57 en:
Os declaro marido y mujer
mesasilla 02-04-2017 | 21:20 en:
Sin saber cómo ha venido
MarCleo 02-04-2017 | 11:56 en:
Sin saber cómo ha venido

Otros Blogs de Autor