La Verdad

img
Y tú, ¿lo estás ya o lo vas a estar?
img
Mar y Cleo | 14-02-2016 | 15:49

Desde aquel primer peñizco romántico que me dio en la tripa, para mí la cita del 14-F siempre es un día especial. Reconozco que he pasado veladas de enamorados nocturnas de lo más pastelonas, ¡oye, que una ha tenido también sus días de gloria! Pero en otras ocasiones, lo cierto es que eso de día especial más bien lo calificaría como de especialmente difícil. Porque como los humanos somos como somos, no nos conformamos con un solo día en cuestión, porque yo, mejor o peor, puedo pasarlo de puntillas aun sabiendo a ciencia cierta que esa noche no voy a tener ni velitas ni revolcón. Pero es que claro, quince días antes de la dichosa fecha, vayas donde vayas, todo todo todo está decorado con corazones, cupidos, pétalos de rosa flotantes y encima resuenan canciones pegajosas en cualquier esquina… Pues la verdad, es que ante ese panorama no hay quién me libre del mal rollo que me invade, me atormenta y, sí, lo reconozco, me cabrea.

─Nosotros somos muy de cena intima…

¿Nosotros? ¡Pero qué se habrá creído esta, si llevan saliendo juntos desde hace dos semanas! ¡Es que a esta tía no la puedo soportar!

─Mira, este día, es un día más. Yo paso de todas esas chorradas, pienso quedarme en casa viendo la tele, ¡que dan un partidazo!

A lo mejor ella va y se busca con quién irse a cenar y te lo tendrás bien merecido por insulso, miserable y aguafiestas.

─¿Y quién se ha inventado todo este rollo? Pues los comercios, y esos de románticos tienen poco.

Pues visto así, vaya un año más aburrido nos pasaríamos, ¡dejaríamos de celebrar la Navidad, los Reyes, el de los enamorados, el del libro, el padre y la madre y hasta el Ratón Pérez…! Yo me niego a creer que todos los días son iguales, me niego a que alguien me prohíba sentirme especial y, además, todos estos que se son tan anti-día-de-los-enamorados en el fondo son unos resentidos y unos cascarrabias, ¿o a lo mejor es que aún no han sentido la llamada del amor y están rabiosos por ello? ¡Pero qué culpa tenemos los demás!

─Mira lo que te digo, yo no creo en el amor, si lo piensas fríamente, el amor no existe.

─Pues mira bien lo que te digo yo, el amor existe y te digo más, solo hay dos clases de personas: las que están enamoradas y las que lo van a estar. Lo quieras o no, y si no, al tiempo─ le respondo con toda mi alma.

Si es que no lo podemos negar y por mucho que hayamos salido rebotados de una relación, que de eso nadie se libra, en el fondo, todos somos unos románticos empedernidos, aunque algunos se lo callen. Yo lo reconozco, es que es escuchar un bolero y se me remueve todo por dentro, y se me va la pinza, y hasta se me salta alguna lagrimita recordando a aquel que me decía al oído: “Si tú me dices ven…” y oye, que lo dejó todo, pero tanto dejó, ¡que hasta me dejó a mí también!

Bueno, voy a tomarme este día con un poco de calma, total, qué mal hacen un puñado de parejitas cenando y mirándose con cara de tortolitos a sabiendas que mañana ella vuelve a su vestibata de andar por casa y él se calza sus zapatillas de paño y agarra el mando de la tele con la mano, en fin, que se acabó el glamur.

Aunque pensándolo bien, lo que me gustaría saber es quién me prohíbe a mí salir esta noche de cena dónde y con quién quiera, a lo mejor yo tengo también mis cosillas que celebrar, que las tengo, y me niego a no poder compartirlo con un buen vino y un mejor baile hasta la madrugada… ¿y mañana? Pues ya veremos.

Así que hoy ya lo tengo decidido, me tiro a la calle, porque según mis teorías, si no estoy enamorada es que estoy a punto de estarlo, y como no soy de esas a las que les gusta llevar la contraria al destino, pues allá voy, a celebrar mi Día de los Pre-enamorados, ¿y si después de esta noche, lo siguiente va a ser celebrar mi Día de los Enamorados? ¡Nunca se sabe! Porque desde luego, lo que tengo claro es que quedándome enfurruñada en mi sofá y renegando de todo y de todos lo único que voy a conseguir es ser la reina de los Desenamorados, y va a ser que nones.

Así que un año más, mi 14-F sigue señalado especialmente en el calendario, sigue siendo un antes y un después de lo que queda del año, que aún me esperan muchos días con sus noches, muchas ilusiones con sus sueños y muchas ganas y deseos de convertir cada día en algo especial y llenar mi agenda de días irrepetibles.

Sobre el autor Mar y Cleo

Últimos Comentarios

mesasilla 20-04-2017 | 10:18 en:
Os declaro marido y mujer
MarCleo 19-04-2017 | 12:21 en:
Os declaro marido y mujer
mesasilla 12-04-2017 | 15:57 en:
Os declaro marido y mujer
mesasilla 02-04-2017 | 21:20 en:
Sin saber cómo ha venido
MarCleo 02-04-2017 | 11:56 en:
Sin saber cómo ha venido

Otros Blogs de Autor