La Verdad

img
Valcárcel, sí; Valcárcel, no
img
Joaquín García Cruz | 17-04-2013 | 07:09

Aunque no habría por qué creerlo, parece que esta vez va en serio, que tiene razones para acomodarse en Bruselas

Valcárcel sabrá perdonarme la indiscreción. Hasta los secretos de Estado se desclasifican pasado un tiempo, y esto que me dispongo a desvelar tuvo lugar, después de todo, en un acto público. Eran los días del descorche, cuando crecíamos al ritmo de China, aquella época que nos parece ya remota, más por cuánto se ha descolorado la vida que por el tiempo realmente transcurrido. Los días aquellos en que de la huerta brotaban pimientos de oro.
El caso es que me tocó cenar en la misma mesa a la que se sentaban Valcárcel y José María Aznar. Del menú no me acuerdo bien, pero sí del vino, un Nido excelso que maravilló al el expresidente del Gobierno, hecho como está su paladar a los mejores caldos del Duero. Señoras embutidas en piel se acercaban a fotografiarse con Aznar, quien las atendía con autógrafos, galantes palabras y una sonrisa hierática que, aun no siéndolo, parecía impostada. A la altura del segundo plato, una de las comensales quiso agasajar al de Valladolid con una declaración admirativa que cortó el aire: «Le felicito por su coherencia. Usted prometió que no se presentaría a la reelección después de dos mandatos, y lo ha cumplido. Otros, no…» Valcárcel encajó la indirecta con deportividad. Aznar lo sacó además del apuro enseguida, revelando que fue él mismo quien le había pedido que encabezara una vez más la candidatura del PP por Murcia, pese a que Valcárcel se había comprometido públicamente a no hacerlo. El asunto quedó zanjado con otra sonrisa hierática de Aznar y otra copa de El Nido.
Corría 2007. Valcárcel estaba a punto de conseguir su cuarta mayoría absoluta consecutiva. No le costó mucho justificar la inconsistencia de su promesa. La gente me lo pide, el partido me necesita… Mi error no está en presentarme otra vez, sino en haber anunciado que no lo haría… palabras de político que se lleva el viento. Ahora, Valcárcel acaba de reiterar que no repetirá cartel en 2015, y que su deseo sería engrosar la lista del PP en las europeas de 2014. A la vista de su expediente en este terreno, no habría por qué creerlo. Sin embargo, presumo que esta vez va en serio, que tiene razones poderosas para buscarse acomodo en Bruselas, y que, por consiguiente, dejará la presidencia de la Comunidad Autónoma antes de agotar su mandato.
Mi pronóstico no tiene otra pretensión que la de formular un acertijo, pero, si me equivocara, no habría que darle a mi error más importancia que la que damos a las palabras de político que se lleva el viento.

Últimos Comentarios

Jael 03-02-2017 | 09:15 en:
Esto no es América, ¿ok?
menaraconsultingsl 14-12-2016 | 11:06 en:
Matones
Stanfield 14-12-2016 | 07:54 en:
Matones

Etiquetas

Otros Blogs de Autor