La Verdad

img
Categoría: Fortuna
Diez perlas modernistas

Ahora que Cartagena celebra (por fin) el Año del Modernismo, parece el momento para recopilar diez de los mejores edificios levantados en la Región bajo la influencia de este movimiento artístico y que merece la pena conocer de cerca. Para la tarea recurro a Guillermo Cegarra Beltrí, biznieto del arquitecto Víctor Beltrí, uno de los máximos representantes de esta corriente, y autor, junto con su esposa, la catedrática Elvira Sánchez Espinosa, del libro ‘Arquitectura modernista en la Región de Murcia’. En esa selección (una tarea nada fácil), Cartagena destaca por la “cantidad y calidad” de su patrimonio, herencia del ‘boom’ de la minería que la ciudad vivió a finales del XIX y principios del XX. Así que habría que empezar por el Gran Hotel, obra de Tomás Rico y Víctor Beltrí, del que se cumple el centenario de su inauguración. una celebración que ha servido de percha para este año modernista. No muy lejos se localiza lo que queda de la Casa Llagostera (su impresionante fachada de azulejos y personajes mitológicos). También a Beltrí le debemos la Casa Cervantes (considerado el primer edificio modernista), el Palacio Aguirre (sede del Museo Regional de Arte Moderno), la Casa Zapata (de inspiración gótica) y el Huerto de las Bolas (con unos jardines al estilo de Gaudí). Fuera de la ciudad portuaria, tres municipios reclaman una parada obligatoria: en Murcia, la Casa Díaz Cassou, obra de José Antonio Rodríguez (asómese al menos para contemplar su magnífica escalera, si el guardia de la puerta le deja); Jumilla y su Casa de doña Pepita (de Joan Alsina Arús, que colaboró con Gaudí), la calidad de su rejería lo dice todo; y Fortuna, con la Casa Palazón, un colegio religioso que conserva un magnífico patio árabe, y el Consistorio, con unas pinturas de Medina Noguera en su vestíbulo que son bien de interés cultural.

Fachada principal de la Casa Llagostera. / J.M.RODRÍGUEZ

En arquitectura, el modernismo no solo alcanzó a la edificación residencial; también está presente en el patrimonio industrial e incluso en los panteones funerarios (el de Francisco Povo, en Mazarrón, se cae a pedazos pese a su interés). “En los años 60 y 70 del pasado siglo, la piqueta se cebó con las construcciones de aquella época. Y no fue hasta los años 90 cuando se empezó a poner en valor”, recuerda Guillemo Cegarra. Hoy día, Cartagena forma parte de la ruta europea del modernismo.
['Arquitectura modernista en la Región de Murcia' se puede adquirir en Alcaraz Cómic y centro Puerto de Culturas, en Cartagena, y librería Diego Marín, en Murcia]

Ver Post >
Sobre el autor Miguel Rubio
Mazarrón, 1967. Periodista de 'La Verdad' y guía oficial de turismo.

Últimos Comentarios

Vaya-tela 09-02-2017 | 09:47 en:
Cultura y los faros
mrubio 28-02-2016 | 11:53 en:
El hotel de los felices 70

Otros Blogs de Autor

Últimos Comentarios

Vaya-tela 09-02-2017 | 09:47 en:
Cultura y los faros
mrubio 28-02-2016 | 11:53 en:
El hotel de los felices 70