La Verdad

img
Fecha: abril 8, 2017
El instinto neroniano
Carlos Escobar 08-04-2017 | 2:20 | 0

 

El maestro Puccini nos lleva de turismo por Roma en Tosca, su quinta ópera. Cada uno de los actos de esta formidable partitura transcurre en lugares tan emblemáticos de la Ciudad Eterna como son la Iglesia de San Andrea della Valle, el Palazzo Farnese o il Castello de Sant Angelo.

Tosca es una ópera de primer nivel por diversos motivos. Desde el punto de vista musical, es una obra cautivadora desde la primera a la última nota, al tiempo que Puccini dibuja de una forma magistral la personalidad de los personajes, especialmente el de Floria Tosca, uno de lo papeles de soprano más sublimes de la historia del género.

Otro aspecto singular de Tosca es la alternancia entre crueldad y amor puro que tan bien maneja un compositor dotado de auténtico instinto neroniano.

Eduardo Sandoval, uno de los mejores tenores de la tierra, acaba de representar con éxito el papel de Mario Caravadossi en la producción de la Opéra de Massy (Paris) representada el mes pasado, bajo la dirección de Dominique Rouits y por ello le he pedido que nos hable sobre como vive desde dentro todo lo que significa Tosca para él: “Puccini nos sumerge en el Verismo lleno de detalles realistas, fuertes efectos escénicos, momentos crueles y morbosos y un argumento fiel al hecho histórico de la Batalla de Marengo”.

Para el tenor, la fuerza del drama se intuye desde los primeros compases, tanto en lo musical como en lo argumental: “La devoción religiosa, el amor, los celos, la pasión, la intriga, la violencia y la muerte de los tres protagonistas, se conjugan con una música que cambia magistralmente en función del carácter de los personajes”.

“En Tosca vemos dos maneras de amar totalmente diferentes”, nos explica Sandoval. Para él, Floria y Mario son dos enamorados que se admiran y se entregan sus corazones generosos y nobles, lo que contrasta con el deseo del tirano y despiadado Scarpia para conseguir los favores de Tosca a cualquier precio.

Sobre el papel de Mario Cavaradossi, Eduardo Sandoval opina que “es un  pintor  reconocido y un idealista político muy comprometido con las ideas modernas de la época, es decir, la libertad del pueblo romano frente a la opresión. Cavaradossi representa la modernidad y al hombre noble capaz de morir por lo que cree justo”.

El pintor es el único personaje que para Sandoval muere con honor y con el deber cumplido. Poco antes de ser fusilado víctima de los celos y de la envidia, canta la preciosa aria E lucevan le stelle, “donde se refleja la belleza del amor que siente hacia Tosca. La introducción del aria y los acordes finales son, en mi opinión, lo más hermoso de la ópera”.

Es difícil no quedar atrapado con esta obra genial. En el vídeo adjunto, Eduardo Sandoval comparte con nosotros el dúo de amor del primer acto tomado en directo de la Opéra de Massy. En el escenario está reproducida la cúpula suspendida de San Antonio della Valle, la segunda en tamaño de Roma y en cuyos frescos se representa la gloria del paraíso celestial. Un paraíso en donde nos encontramos cuando se escucha la música de Puccini.

Ver Post >

Últimos Comentarios

jmbuenoortiz 23-12-2016 | 04:34 en:
Creatividad solidaria
isabelmillandiaz_674 16-01-2016 | 18:17 en:
Cazatalentos
Flugencio 24-07-2015 | 07:21 en:
Melodías escondidas

Etiquetas

No hay tags a mostrar

Otros Blogs de Autor