La Verdad

img
Fecha: mayo 14, 2017
Apoteosis del ritmo
Carlos Escobar 14-05-2017 | 7:28 | 0

La escucha en directo de una de las sinfonías de Beethoven es una experiencia de gran valor humanístico y que nadie debería perderse. El maestro alemán, en sus nueve sublimes obras, dejó de forma muy clara su conmovedora personalidad y su autoridad como compositor.

Murcia y Cartagena serán esta semana los escenarios donde escucharemos la Séptima Sinfonía de Beethoven interpretada por la Orquesta Sinfónica de la Región de Murcia dirigida el Profesor Georg Mark, catedrático de Dirección Musical del Conservatorio de Viena y maestro de destacadas batutas internacionales entre las que está nuestra directora titular Virginia Martínez.

Además de la celebre sinfonía, se programan para la ocasión la obertura de Rosamunda de Schubert y el Concierto de violín titulado A la memoria de un ángel de Berg. Como este interesante concierto de violín ya fue comentado en otro post y el pasado año tuvimos la oportunidad de conversar con Herr Professor Mark con motivo de su visita a Murcia (ver sendos enlaces al final), hoy nos centraremos en dos aspectos fundamentales de la sinfonía de Beethoven.

La séptima de Beethoven está entre las diez obras que más se interpretan en el planeta y es un homenaje del compositor al mundo clásico y a los orígenes de la Humanidad. El ritmo, especialmente en el segundo movimiento, imita a los versos dáctilos y espondeos de los cantos griegos de la Antigüedad tan propios de La Ilíada y La Odisea. Precisamente este ritmo propició que Richard Wagner bautizara la Séptima Sinfonía como “Apoteosis de la danza”, para destacar la gran vitalidad de la obra.

Además del marcado carácter rítmico, la Séptima de Beethoven nos anticipa gran parte de lo que serán la Octava y Novena sinfonías. Me refiero al arte del manejo de la tonalidad para ir de La Mayor hacia otras tan alejadas para la época como son Do Mayor y Fa Mayor. Robert Simpson prefiere el término de “dimensiones” más que de el de “tonalidades”, ya que el paso de una a otra es tan grandioso que no dejan de asombrar y fascinar al oyente. Una vez más, se comprueba como grandeza y sencillez son dos ingredientes que conviven con la máxima naturalidad en la música de Beethoven.

Nadie debería abandonar este mundo sin experimentar en vivo todas las sinfonías de Beethoven. Si tienen disponibilidad, les recomiendo que vengan a los auditorios de Murcia o de Cartagena a escuchar su Séptima Sinfonía dirigida por el maestro Georg Mark, nuestro invitado de lujo, un hombre sabio y honesto que, a través de la música, transmite con total autenticidad el mensaje que nos dejó Beethoven.

 

Jueves 18 de Mayo de 2017, 20 horas. Auditorio de Murcia. Obras de Schubert, Berg y Beethoven. Orquesta Sinfónica de la Región de Murcia. Birgit Kolar (violín). Georg Mark (director invitado).

Viernes 19 de Mayo (mismo programa en Cartagena). Antes de cada uno de los conciertos habrá una distendida charla informativa.

http://blogs.laverdad.es/musicainesperada/2014/07/26/a-la-memoria-de-un-angel/

http://blogs.laverdad.es/musicainesperada/2016/04/13/ 

 

Ver Post >

Etiquetas

Otros Blogs de Autor