La tontuna del yogur

No sé si será la crisis, la idiocia o un experimiento secreto de alguna facultad de economía. Pero lo cierto es que Murcia se ha convertido en la capital del yogur y la plaza de Santo Domingo en su milla de oro, intransitable por las docenas de mesas que reducen considerablemente el paso por la plaza. Su última víctima la Häagen Dazs, que imagino que no ha podido resistir el empuje de las capazas de sucedáneo de helado de yogur a euro y medio. No es que estuviera todo el día metido allí, pero de vez en cuando apetecía darse un homenaje con nueces de macadamia o con un brownie explosion. Ya sé que era más caro, pero para una vez que vas…

Insisto en que no logro entender qué pintan tres locales seguidos que venden básicamente lo mismo y cómo todos han conseguido tener aceptación a cualquier hora del día. Sí, los he probado y, sinceramente, está bien para comerse uno de vez en cuando, pero no es para hacerse adicto a esa crema insípida con cuatro conguitos contados por encima. Puede que sea la crisis y que la gente, con tal de tomarse algo en la calle haya (hayamos) terminado dando por buenas esas tarrinas de yogur helado. Es altamente probable que se trate de una combinación de ambas, pero no descartemos que, aunque menos realistas, podrían resultar interesantes.

Puede también que sea, como he dicho, simple idiocia, porque al género humano también nos da por hacer tonterías que nos confirman nuestra afinidad genética con el mono (véase inauguración de la tienda Apple hace unas semanas). Y la última explicación es que sea un experimento científico sobre la competencia. De ser así, esto estaría simplemente empezando y, de aquí a unos meses, se irán añadiendo más locales de este tipo, hasta que la oferta tienda a infinito (en paralelo a la degradación de las papilas gustativas del personal) y que gocemos en Murcia de un ejemplo de competencia perfecta que, hasta ahora era un simple modelo teórico. De ser así, un desplazamiento infinitesimal en la oferta o en la demanda alteraría todo el modelo y, lo mejor de todo, los alumnos de Economía podrían saltarse las primeras lecciones de microeconomía mientras se toman un yogur helado con lacasitos.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
laverdad.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.