Olvido en la hoguera

El único error que la concejal socialista ha cometido es no proteger más su intimidad sabiendo la cantidad de gentuza que hay suelta. Además, cuando se es un cargo público esas precauciones hay que extremarlas al máximo. Sin llegar a decir eso de que “si no es capaz de gestionar su vida privada, no puede gestionar la vida pública”, es cierto que esta mujer debería ser más cauta. Pero nada de esto justifica la bochornosa escena de los vecinos con gritos de “zorra” y “puta”, que resulta sencillamente aberrante y demuestra el neandertal que muchos llevan dentro todavía y cómo a muchos españoles nos excita más la hoguera pública que, pongamos, el vídeo porno de una concejala.

Este es otro ejemplo claro de la doble moral y el carácter cainita de un pueblo que, lejos de sancionar, pongamos por caso,  a unos políticos que roban millones de euros de dinero público a través de una trama de ERE fradulentos, le da por enésima vez el poder. Y en cambio, esa misma gente, no tiene reparos en someter a un linchamiento público a una concejala de pueblo a las puertas del pleno por salir en un vídeo tocándose, por usar la terminología que seguro más de algún vecino reprimido del pueblo de Los Yébenes ha utilizado.

Ahora lo que hay que hacer es perseguir a quien haya filtrado el vídeo y darle el castigo que merece por este flagrante ataque a la intimidad. Y casi tan repugnantes como quien haya difundido el vídeo, resultan quienes están lanzando a la red comentarios inquisitoriales contra la concejala y que, seguro que en más de un caso, han buscado con gran celo el vídeo. Eso sí, después de comentar en algún diario deportivo las causas de las tristezas de Cristiano Ronaldo.

Del mismo modo, también habría que censurar a quienes ya dan por hecho que esto es una trama del PP local y aprovechan para atizar al personal. Y en ese sentido, también hay que reprocharle a la concejala el que ayer intentara enlazar el ataque a su privacidad con una estrategia política cuando, en realidad, todo apunta a un pieza muy amigo suyo. Este hecho no matiza mi idea de que no deba dimitir por haber hecho el vídeo, pero sí que al menos debería plantearse ciertas cosas y pedir disculpas por intentar enredar. Sin duda, un episodio que nos debe hacer reflexionar tanto a ella como a todos respecto de lo que se puede esperar de un político y lo que debe exigírsele.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
laverdad.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.