Blogs

Humo

El presidente Pedro Antonio Sánchez tomó una decisión acertada cuando, como recalcó ayer, «sacrificó plazos en favor del consenso social» en la llegada del AVE, aunque la causa del nuevo retraso se detectó oficialmente hace semanas y no tiene que ver con el cambio de fases. Ni siquiera con el soterramiento. Ahí patina. El colector de Emuasa afecta en un punto a la plataforma por donde debe pasar el tren, ya sea soterrado o provisionalmente en superficie. Allí lleva siete décadas esa conducción de Emuasa, pero por motivos que alguien debería explicar, o la empresa municipal de aguas no le informó de su red de tuberías a Adif o esta no se lo pidió a la primera. Solventar el entuerto puede suponer nueve meses de demora adicionales si no se logra una solución técnica que permita desviar el tubo y continuar a la vez los trabajos. Parece que se está en ello. Mientras, atribuir responsabilidades a quien no las tiene ni es justo ni contribuye a mantener ese deseado consenso social.

Temas

Las claves de la actualidad analizadas por el director editorial de La Verdad

Sobre el autor

abril 2016
MTWTFSS
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930