La Verdad
img
Payasada diabólica
img
Alberto Aguirre de Cárcer | 28-10-2016 | 07:55

Convertido el Parlamento en una prefiesta de disfraces propia de Halloween (el no de ayer a Rajoy será mañana abstención), Pablo Iglesias escogió el papel del ‘payaso diabólico’ para continuar, supongo, con aquello tan ingenuo de dar «miedo a los poderosos». Pero más que terror lo que produce es repelencia cuando espeta que «hay más delincuentes potenciales en esta Cámara que allí fuera», en alusión a la protesta que rodeará mañana el Congreso de los Diputados. En su afán por erigirse, por las vías de la polarización y la crispación, en el líder de la oposición, Iglesias se ha abonado a los excesos. Como ya es costumbre, el PP entró al trapo, que para eso está siempre presto Rafael Hernando, otro dechado de moderación. Se ve que en política esto de las payasadas diabólicas es viral. Ayer mismo se oyó en la Región otra genuinamente estúpida.

Etiquetas

Otros Blogs de Autor