La Verdad
img
Periódicos y redes
img
Alberto Aguirre de Cárcer | 13-01-2017 | 07:28

«Los falsos avisos de bombas no deben ser recogidos como noticia», «el periodista deberá ser especialmente prudente con las informaciones relativas a los suicidios», «en los casos de violación se omitirá el nombre de la víctima»… Algo está cambiando cuando, en estos tiempos modernos, viejos principios del periodismo impreso, condensados en su día por ‘El País’ en su pionero libro de estilo, saltan por los aires cada dos por tres por dejadez, incompetencia o como fórmula para escapar de la irrelevancia. ¿Cómo va a entender la joven Cassandra que no se la persigue penalmente por hacer chistes en Twitter sobre el asesinato de Carrero Blanco, sino porque el Código Penal castiga el enaltecimiento del terrorismo y la humillación a sus víctimas, si otras conductas más lesivas socialmente se pasan por alto sin el más mínimo reproche?

Etiquetas

Otros Blogs de Autor