Blogs

Doce uvas, doce deseos

Los seres humanos, según planteó el filósofo Isaiah Berlin, se pueden dividir en erizos y zorros. Mientras los primeros creen que un gran principio ordenador permite explicar y dar sentido a los acontecimientos históricos y sucesos individuales, los segundos piensan que pueden tener innumerables explicaciones y responder a principios distintos y hasta contradictorios. Pero aunque somos la única especie con conciencia del mañana, con permiso de las cigarras, ni erizos ni zorros podemos predecir el futuro. En las páginas siguientes, la Redacción de ‘La Verdad’ anticipa los acontecimientos que, en principio, centrarán la atención pública e informativa en la Región durante 2018. Lo que sigue bajo estas líneas son doce deseos personales para el próximo año.

Bajar de la barrera de los 100.000 desempleados

1. Las cifras de paro en la Región, pese a la evolución positiva en términos de afiliación, siguen siendo socialmente inasumibles. Precariedad, temporalidad y bajo nivel adquisitivo son la cruz de un mercado de trabajo revitalizado. Las políticas de empleo deberían atender fundamentalmente a los jóvenes. De los 229.000 murcianos de entre 16 y 29 años, 43.400 ni estudian ni trabajan. Uno de cada cuatro. El 82% de ellos están ya inscritos en el programa de Garantía Juvenil, que debería multiplicar sus frutos.

Ni una víctima mortal más por violencia de género

2. 2017 se cerró con tres mujeres asesinadas. 2018 llega con las numerosas medidas previstas en el Pacto de Estado alcanzado en julio, aunque algunas tardarán en entrar en vigor porque exigen cambios legislativos. Trabajar con eficacia, decisión y fondos suficientes para dejar a cero los crímenes machistas debería ser una prioridad para el Gobierno regional y los partidos políticos.

Última oportunidad para proteger el Mar Menor

3. La ley de medidas urgentes que se tramitará en la Asamblea Regional no puede quedar en un mero maquillaje. Puede que esta oportunidad sea la última. La prioridad debe ser medioambiental porque de la salud de ese valioso ecosistema dependerá todo el desarrollo socioeconómico de la comarca. Los criterios de sostenibilidad, basados en el consenso científico, deben imponerse a las urgencias políticas. Habrá que dar soluciones a la agricultura del Campo de Cartagena y esta asumir las prácticas que sean necesarias para preservar la gran laguna salada.

 Pacto Nacional por el Agua, ya

4. La Región necesita como el comer que llueva en la cuenca del Segura y en la cabecera del Tajo, pero las previsiones no son halagüeñas. Un quinto año de sequía, con el Trasvase cerrado y las desaladoras lejos de su pleno rendimiento, puede ser letal para la agricultura más competitiva de España. Los regantes piden a los políticos que cumplan con su trabajo y busquen soluciones. No hay excusa posible para dilatar un Pacto Nacional por el Agua que no se ciña a una vaga declaración de intenciones. De no llegar soluciones estructurales en 2018, los votantes depurarán responsabilidades un año después.

Derecho a saber

5. La democracia muere en la oscuridad. 2018 debería servir de impulso al derecho a saber. Que la transparencia, participación y el buen gobierno no solo sean recursos dialécticos para mejorar la imagen pública de los gobernantes. La nueva ley de contratos públicos debe aplicarse en toda su extensión. Hacen falta más jueces para desatascar causas complejas de presunta corrupción, más rendición de cuentas y menos dobles varas de medir.

Es la educación

6. La peor política universitaria es la que no existe. Una cosa es la autonomía universitaria y la libertad de cátedra y otra bien distinta es la falta de ordenación, planificación y fijación de objetivos en la enseñanza superior. La ley de universidades regional debería salir adelante para adaptarse a una realidad muy cambiante y buscar parámetros de excelencia tanto en la investigación como en la docencia. Hay miedo a abrir ese melón y muy poca ambición. Los ‘ranking’ reflejan bien dónde estamos.

Sanear las cuentas públicas

7. Urge un nuevo modelo de financiación autonómica que no penalice a la Región. La deuda pública asciende ya a 7.000 millones y volvemos a ser campeones nacionales del déficit, incumpliendo además la regla de gasto. El Gobierno regional hace bien en bajar los impuestos, pero incumple con su obligación de garantizar el equilibrio financiero de sus cuentas. No todo es achacable al modelo de financiación. No debería olvidarlo en 2018. En año preelectoral las tentaciones de fiesta no son pocas.

Más foco en la Atención Primaria

8. Reforzar la red de Atención Primaria para mejorar la ratio de pacientes por profesional y descongestionar los centros más masificados (aún no ha llegado el invierno más duro y la saturación en las Urgencias ya ha causado la suspensión de intervenciones). Reducir las listas de espera debe ser otra prioridad ineludible en 2018.

Carreteras más seguras

9. Las cifras de siniestralidad en las carreteras de la Región durante 2017 exigen una actuación inmediata. Las constantes noticias de conductores profesionales que dan positivo al alcohol y drogas deberían conducir a la adopción de medidas contundentes para preservar la vida de las personas.

Apoyar la ciencia y la innovación

10. La Región no será competitiva mientras no dé un notable respaldo financiero a un plan de I+D+i con objetivos a medio y largo plazo, algo de lo que carecemos en la actualidad. Todo el talento generado escapará en busca de oportunidades en el exterior y las empresas irán perdiendo fuerza en un competitivo mercado globalizado y digitalizado. El cortoplacismo pasará factura.

Profesionalización del turismo

11. Nadie viaja a Venecia por la calidad o ubicación de su aeropuerto. La motivación del viajero es otra.  Corvera y el AVE lo pondrán mucho más fácil, pero hace falta una oferta turística bien armada, un sector tan emprendedor como el agroalimentario y destinar más fondos a promoción, si es que se quiere competir con los gigantes que nos flanquean. La ciudad de Murcia no tiene un hotel de 5 estrellas y Roquetas, más camas hoteleras que toda la costa cartagenera. Así seguirá siendo difícil.

Protección del patrimonio cultural

12. Asignatura pendiente en la que progresamos con lentitud en Murcia, Cartagena y Lorca. Despedimos 2017 con incertidumbre sobre la continuidad del proyecto de La Bastida y con la esperanza depositada en las excavaciones del anfiteatro de Cartagena. Nuestro patrimonio es valioso, amplio y diverso. Necesita en 2018 una defensa proactiva de las administraciones.

Temas

aeropuerto, agua, ave, ciencia, corvera, cultura, desempleo, educacion, genero, infraestructuras, innovacion, mar, menor, paro, patrimonio, sanidad, siniestralidad, transparencia, turismo, violencia

Las claves de la actualidad analizadas por el director editorial de La Verdad

Sobre el autor

diciembre 2017
MTWTFSS
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031