La Verdad
img
Autor: Alberto Aguirre de Cárcer
Políticos pasados por agua
img
Alberto Aguirre de Cárcer | 23-06-2016 | 8:24| 0

No quieren los regantes ver a políticos en su protesta frente a la Confederación Hidrográfica del Segura. Están hartos de que se les utilice para obtener réditos electorales y lo van a hacer visible mañana en vísperas de la cita con las urnas. Se suponía que el Memorándum del Tajo iba a ser un blindaje legal, que compensaría a los regantes ante un menor volumen trasvasable con mayor seguridad jurídica y la posibilidad de poder comprar agua de otras cuencas, lo que ha impedido el Ministerio en todo este tiempo con todo tipo de trabas. El resultado es que hoy la situación en la cuenca no es ni mucho menos mejor que antes del acuerdo que el PP vendió como histórico. Los nuevos partidos aprenden rápido de los viejos. Ahí está Podemos, que en esta campaña ha hecho de la denuncia de la penosa situación del Heredamiento de Molina de Segura, liderado en la actualidad por uno de sus candidatos a las últimas municipales, una de sus principales líneas de acción política.

Ver Post >
Y Barreiro se dejó ver
img
Alberto Aguirre de Cárcer | 21-06-2016 | 8:11| 0

Que Pilar Barreiro no hubiera aparecido en la primera semana de campaña, siendo candidata popular al Senado, era cuando menos insólito, por decir algo suave. Pero que se dejara ver ayer por primera vez, entre los árboles de un parque en Sangonera la Verde, donde Javier Maroto daba un mitin, tan solo unas horas después de que el Supremo ratificara la anulación del Plan General de Cartagena, ya entra de lleno en lo cabalístico. Parece que Génova ya no sabe qué hacer para perder votos en Cartagena. Dice el Supremo que las deficiencias observadas han sido tantas -solo su enumeración ocupa catorce páginas de la sentencia del TSJ recurrida- y, sobre todo, tan importantes, que las pretensiones del Ayuntamiento y la Comunidad no podían ser estimadas. Pero ahí sigue Barreiro, a un pequeño paso del Senado.

Ver Post >
El 'efecto Lindy'
img
Alberto Aguirre de Cárcer | 19-06-2016 | 7:43| 0

Lo urgente hoy es acabar con la ingobernabilidad que arrastramos desde diciembre. Cuanto más tiempo vivamos sin Gobierno más posibilidades hay de que se enquiste la situación. Solo los votos del 26J pueden cambiar las cosas

En 1964, el escritor Albert Goldman escribió un artículo llamado ‘La ley de Lindy’ donde afirmaba que las expectativas de futuro de un cómico en televisión son directamente proporcionales al tiempo que ya haya estado expuesto a ese medio. Lindy’s es un local nocturno situado en Broadway donde entonces se daban cita muchos actores, y aquella frase no dejaba de ser un juicio de valor intuitivo de un escritor. Sin embargo, inspiró a un matemático que vino a acuñar el término ‘efecto Lindy’ para esbozar una teoría sobre las expectativas de vida de todo aquello que no es perecedero. A diferencia de lo que ocurre con los seres vivos, cuya esperanza de vida se reduce cada día que pasa, cuanto más tiempo sobrevive una tecnología, una ideología, un proyecto o una situación más posibilidades tiene de perdurar.

El candidato de Unidos Podemos, Pablo Iglesias, ha forjado su liderazgo en televisión y, si fuera cierta aquella predicción de Albert Goldman, su rutilante presente tendría un futuro de corto recorrido. La irrupción de Podemos no es un hecho aislado en la Unión Europea, como consecuencia de las políticas de ajuste del gasto público, aunque su auge tiene mucho que ver con una gran habilidad para manejar el ‘marketing’ político en el masivo medio televisivo. Iglesias intenta ahora arrebatar la bandera de la socialdemocracia al PSOE con el fin de debilitar y dividir a los socialistas para acometer el ‘sorpasso’, pero intuitivamente también trataría de dotar de enjundia ideológica a su partido para garantizarle su supervivencia. Hasta ahora ha venido tirando del prontuario de cocina del pensamiento líquido, metiendo en la batidora un poco de aquí y de allí, desde retórica bolivariana, aires peronistas, apelaciones a Syriza, referencias a los países nórdicos… El principal activo de los protagonistas de la ‘nueva política’ era que no tenían biografía, pero ahora, ya con suficiente perspectiva temporal, los bandazos ideológicos de Podemos son indisimulables. Si al PSOE le está yendo mal en las encuestas es precisamente porque ha puesto demasiado su foco en su candidato, que es perecedero, como todos, en lugar de hacerlo en su marca centenaria, que ha sobrevivido a todo tipo de avatares, incluida la clandestinidad durante 40 años de dictadura. Es evidente que si se convierte en tercera fuerza, el PSOE se sumirá en su mayor crisis. Pero asumir esa posibilidad de antemano, como se trasluce en parte de ese partido, le ha llevado a la desmovilización por puro miedo paralizante. Es difícil encontrar un error tan acusado en campaña como la reciente confesión de Pedro Sánchez de que falló en la elección de su equipo, endosando las malas perspectivas a los «que no rinden». El PP se puede ver en una disyuntiva también complicada si dentro de una semana no puede gobernar si no es en coalición con Ciudadanos y la abstención del PSOE en la sesión de investidura. En ese caso, Rajoy se verá en la tesitura de decidir si da un paso atrás en caso de que Albert Rivera condicione cualquier acuerdo de gobernabilidad a la marcha de quien fue presidente estos últimos cuatro años.

Puede sorprender a muchos el dramatismo con que los partidos viven la campaña, más aún cuando quien gobierne lo hará en precario y por un espacio breve. Que cualquiera de los candidatos salga abrasado de las urnas y deba ser reemplazado por otro de su formación no supone ninguna catástrofe para el país, que tiene innumerables asuntos más relevantes de que preocuparse. Lo que ocurre es que, ligados al futuro personal de esos cuatro líderes políticos, se dirime también el próximo domingo la carrera política de muchos miles de dirigentes y militantes. Para los electores, lo urgente y relevante debería ser acabar con la ingobernabilidad que vivimos desde diciembre. En las ciencias sociales, el llamado ‘principio de mediocridad’, según el cual no existe nada intrínsecamente especial en cualquier momento histórico, se emplea para estimar la duración posible de sucesos de los que se tienen pocos datos. Sea certero o no el ‘efecto Lindy’, parece que cuanto más tiempo vivamos sin Gobierno, más posibilidades habrá de que se prolongue esta situación. Lo único seguro es que solo los votos del 26J pueden cambiar el curso de los acontecimientos.

Ver Post >
La política venció al tedio
img
Alberto Aguirre de Cárcer | 17-06-2016 | 7:52| 0

Ágil, imprevisible, sin corsés, con ‘zascas’ en todas las direcciones, en ocasiones un tres contra uno, otras veces un todos contra todos… El debate entre los cabezas de lista de PP, PSOE, C’s y Unidos Podemos por la Región superó con creces en intensidad y dinamismo dialéctico al que este periódico también organizó con los candidatos a las autonómicas de 2015. Los dos políticos más veteranos hicieron valer su experiencia, fajados ya en muchos debates televisivos y parlamentarios. Memorable la habilidad de Teodoro García para trabar, como los púgiles veteranos, en los momentos delicados y contraatacar en los favorables. María González Veracruz llegó al ring con la lección bien aprendida de anteriores batallas y estuvo al mismo nivel que su principal oponente. Miguel Garaulet pecó de intermitente, pero se reivindicó con varios fogonazos. Y Javier Sánchez fue de menos a más. Administró los tiempos y estuvo en la recta final a la altura del envite. Ayer, la política al menos derrotó al tedio.

Ver Post >
Patosos
img
Alberto Aguirre de Cárcer | 13-06-2016 | 10:16| 0

A media tarde de ayer todas las agencias de seguridad de EE UU estaban recabando información sobre el autor de la matanza de medio centenar de personas en un club gay de Orlando. Se había identificado al asesino, un ciudadano estadounidense de origen afgano, pero todo eran cautelas sobre la motivación del asesinato en masa. Para entonces Donald Trump ya se había congratulado en Twitter de tener razón «sobre el radicalismo islamista». Sin ningún recato y por pura conveniencia, Trump aplicó el ‘test del pato’: «Si parece un pato, nada como un pato y grazna como un pato, entonces probablemente sea un pato». Para qué esperar a las evidencias. Y qué decir de Alberto Garzón, el líder político español más valorado en los sondeos, que ‘tuiteó’: «Mi apoyo al entorno de las víctimas de Orlando y de las dos mujeres asesinadas en 24 horas. Víctimas de la misma lacra: el heteropatriarcado». La política los cría patosos y ellos se juntan, desde un extremo al otro, en la red social del pajarito. No se puede volar más bajo.

Ver Post >

Etiquetas

Otros Blogs de Autor