La Verdad
img
Autor: Alberto Aguirre de Cárcer
Frases que matan
img
Alberto Aguirre de Cárcer | 12-01-2016 | 8:18| 0

La democracia tiene una cara, que es votar, y una cruz, que es pagar impuestos. Esa era la idea del lema ‘Hacienda somos todos’, utilizado por el ministro Fernández Ordóñez en 1977 para vender ante la opinión pública la primera reforma fiscal de la Transición. Y nos lo creímos y empezamos a pagar (bueno, no todos), pensando que somos iguales ante la Agencia Tributaria como lo somos ante las urnas. Ayer, la abogada del Estado en el juicio del ‘caso Nóos’ nos recordó lo que efectivamente es cierto, que aquello solo era un eslogan publicitario. Mala cosa. Dos días antes, ese peculiar demócrata que es Artur Mas también nos espetó que esta relevancia sagrada del voto es relativa. «Aquello que las urnas no nos dio directamente se ha corregido a través de la negociación», sentenció sobre el acuerdo de investidura con la CUP. Fantástico, oiga.

Ver Post >
Luces largas
img
Alberto Aguirre de Cárcer | 10-01-2016 | 8:14| 0

Se echa de menos en las instituciones regionales una decidida voluntad de examinar los problemas estructurales con una visión a largo plazo. Lo coyuntural y lo urgente acaban por imponerse siempre a lo trascendente

Vivimos bajo el imperio de lo efímero, evanescente e instantáneo en un mundo líquido donde la coyuntura y lo urgente se imponen siempre a lo trascendente. Es la era del vacío, filosofaba el francés Gilles Lipovetsky. Ya decía en los sesenta el más escéptico de los escritores españoles, Josep Pla, que hay muchas cosas que van mal y sin embargo funcionan, aunque sin ningún resultado que podamos tildar de progreso. Encierra algo positivo ese escepticismo del escritor ampurdanés porque está más cerca del análisis crítico que del pesimismo improductivo. Como bien apunta Adela Cortina, sola las personas y las sociedades de alta moral tienen agallas y arrestos para enfrentar la vida con altura humana. Por eso siempre conviene cultivar la autoestima en paralelo al espíritu autocrítico.

En la Región de Murcia hay cosas que van mal y, aunque funciona en su día a día, no se progresa. La razón es que todos los palos en las ruedas son estructurales. Estamos sobrados de diagnósticos certeros. No hace falta escudriñar mucho. Están diseccionados en los informes del Consejo Económico y Social y sobrevuelan diariamente en el debate político regional. Estos días se manifiestan de manera meridiana porque esos problemas, como el déficit secular de agua o la debilidad de nuestro mercado de trabajo, con la consiguiente merma de calidad de vida, atraviesan fases periódicas de crisis. El actual Gobierno regional está dando respuesta a lo urgente con cierta solvencia, pero se echa de menos en el Ejecutivo y en el resto de las instituciones regionales una decidida voluntad de examinar los problemas en el largo plazo para quitarlos del camino. Un informe publicado el pasado mes por el Ministerio de Defensa británico, del que hoy damos cuenta a nuestros lectores, sitúa al sureste español como un único punto de conflicto geopolítico en Europa occidental, en el horizonte de 2035, por la escasez de agua y el aumento de las temperaturas por el efecto invernadero. El pasado año fue el más cálido de los últimos 75 años y en lo que llevamos de enero las altas temperaturas para la época invernal ya han obligado a retirar de los campos murcianos 7 millones de kilos de hortalizas que han madurado prematuramente. Podría interpretarse como un fenómeno excepcional si no fuera porque el calentamiento es claramente ascendente en las últimas décadas y todos los modelos matemáticos apuntan a que se agudizará en las próximas décadas. La Comisión del Agua creada en septiembre en la Asamblea va a servir de poco o nada si se convierte en otro campo de batalla política y no se examina con las luces largas un problema histórico que se va a acentuar con el tiempo. Será un esfuerzo baldío si, en la búsqueda de soluciones para lo inminente, nuestros representantes no reparan de nuevo en el largo plazo.

Otro tanto cabe decir del mercado de trabajo en la Región, muy ligado a sectores productivos de alta estacionalidad, como la agricultura y el turismo. Las cifras de crecimiento económico son positivas. Estamos a la cabeza de las comunidades con mayor incremento del PIB y más generación de empleo a lo largo de 2015, pero seguimos en la misma posición relativa (terceros por la cola) que hace ocho años en puestos de trabajo de carácter indefinido. Se están dando los primeros pasos decididos hacia la reindustrialización, pero los resultados tardarán en llegar si no se soluciona lo antes posible, como promete el Ejecutivo regional, la multitud de trabas burocráticas para la apertura de empresas con actividad industrial. Se ha perdido mucho tiempo en el pasado y eso juega en contra de un escenario muy competitivo y global, donde las grandes inversiones se deciden con rapidez bajo criterios de oportunidad. Si la Región ha demostrado una gran capacidad de gestión empresarial en los años más duros de la crisis, cabe pensar que disponemos también de los recursos humanos para no estrellarnos en la gestión política. Y si no es cuestión de aptitud habrá que concluir que es momento de cambiar de actitud, para saber encarar lo coyuntural e inmediato con la vista puesta también en el horizonte más lejano.

Ver Post >
Icono de la sanidad española
img
Alberto Aguirre de Cárcer | 07-01-2016 | 9:34| 0

José María Segovia de Arana representó para la sanidad pública española lo que Severo Ochoa supuso para la ciencia de nuestro país durante la segunda mitad del siglo pasado. Con la muerte el pasado lunes de Segovia de Arana desaparece una figura clave para el desarrollo asistencial, la investigación sanitaria y la formación de los médicos de la sanidad pública. Fundador de la Clínica Puerta de Hierro y de la Facultad de Medicina de la Autónoma de Madrid, el doctor Segovia pasará a la historia como el creador del sistema MIR para la formación hospitalaria de médicos, farmacéuticos, químicos o biólogos, así como del Fondo de Investigaciones Sanitarias, que impulsó la ciencia biomédica en nuestros hospitales. Se va uno de los grandes de la medicina española, pero sigue viva su inmensa herencia.

Ver Post >
España entra en bucle
img
Alberto Aguirre de Cárcer | 03-01-2016 | 7:31| 0

El año que vivimos electoralmente puede repetirse. España corre el riesgo de entrar en bucle si naufragan los pactos para formar gobierno. Con el complicado reparto aritmético de escaños y las líneas rojas ya trazadas, la posibilidad de que haya nuevas elecciones en primavera comienza a cobrar fuerza. Puede que el escenario actual sea engañoso. Estamos en la fase de tanteo, el escenario aún es muy volátil y la presión ambiental para un acuerdo de gobernabilidad todavía es incipiente. Rajoy y Sánchez saben que una nueva llamada a las urnas sería un fracaso político de indudable coste para el país y para sus propias expectativas. Solo caben tres escenarios alternativos: un Gobierno del PP en minoría parlamentaria, una gran coalición a la alemana de PP, PSOE y Ciudadanos o un pacto a la portuguesa liderado por los socialistas con el resto de fuerzas de la izquierda más los nacionalistas. En los tres casos, la fragilidad del Ejecutivo sería acusada y nos encontraríamos ante una legislatura corta. Los primeros movimientos han sido tácticos. Rajoy ha ofrecido un gobierno a tres con PSOE y C’s, aunque sobre la base de cinco puntos genéricos, no programáticos, uno de los cuales será determinante: la defensa de la unidad de España frente a la voluntad de Podemos de convocar un referéndum de autodeterminación en Cataluña. La posibilidad de que prospere la propuesta de Rajoy es muy baja porque el Comité Federal del PSOE ha dejado clara su negativa a un Ejecutivo con presencia del PP. A Rajoy le ha servido al menos para iniciar la ronda de contactos e intentar trasladar el mensaje de que si fracasan las negociaciones no habrá sido por su disponibilidad al acuerdo. Y ese último aspecto será clave si hay que votar de nuevo, un escenario donde probablemente las urnas se polarizarían entre el PP y Podemos. Por eso, Pedro Sánchez es el más interesado en agotar todas las posibilidades. Su anuncio de que volverá a presentarse como secretario general y de que retrasará a primavera el congreso socialista, ha desatado la respuesta feroz de Susana Díaz y de los barones con mayor peso. A Sánchez le han impuesto una clara línea roja para negociar con Podemos y ya veremos si no lo descabalgan como líder y candidato. No ha pasado desapercibido que sus apoyos proceden de los líderes regionales que no gobiernan. Uno de los más significados ha sido el murciano Rafael González Tovar, que hace unos días dejó claro en 7RM que su apuesta es un gobierno de PSOE, C’s y Podemos, lógicamente si se cumple el mandato del Comité Federal. Al margen de las convicciones políticas, la caída de Sánchez tendría consecuencias negativas para Tovar. El actual líder socialista ha demostrado mucha cercanía con el PSRM, María González Veracruz tiene mucho peso en su Ejecutiva y Pedro Saura ha sido uno de sus principales portavoces económicos. Con otra Ejecutiva y otro candidato, todo esto se vendría abajo antes del congreso regional de los socialistas, donde unos pocos afilan también sus cuchillos. Además, si fructificara un acuerdo con Podemos y C’s cualquier cosa podría suceder en la Región si coinciden distintos acontecimientos, entre ellos la posible comparecencia del presidente Pedro Antonio Sánchez ante el TSJ por el ‘caso Auditorio’. A PAS le va por tanto mucho en este escenario de pactos a nivel nacional. Pese a los desastrosos resultados de los populares respecto a 2011, ha remontado en votos desde las autonómicas y su afianzamiento al frente del Ejecutivo regional dependerá mucho de la continuidad de Rajoy, con el que mantiene una especial sintonía. Su estrategia será reforzar los mensajes del presidente en funciones y centrarse en la gobernabilidad de la Región con un ritmo frenético de iniciativas para contrarrestar el desgaste de las inminentes comisiones de investigación en la Asamblea y de los casos judiciales que le afectan a él y a otros dirigentes de su partido. Con el viento económico a favor, Sánchez y sus adversarios saben que cuanto más tiempo ocupe San Esteban más consolidado estará de cara a unas próximas elecciones. 2015 fue un año turbulento y 2016 amenaza con no quedarse atrás.

Ver Post >
El CUP de la comedia
img
Alberto Aguirre de Cárcer | 29-12-2015 | 8:41| 0

La capacidad de Artur Mas para generar división ni tiene precedentes ni conoce límites. Una vez destruido el catalanismo integrador que antaño representaba CiU, ha generado todo tipo de tensiones y escisiones en el PSC, en ICV y en Unió para finalmente, el pasado domingo, partir por la mitad a los anticapitalistas de la CUP. En el colmo de los despropósitos, Mas había dejado en manos de tres mil antisistema el futuro del Gobierno catalán y su continuidad al frente del proceso independentista, aunque la formación que representa al 8% de los catalanes fue incapaz de decantar una decisión después de tres votaciones. Un empate de comedia para un trágico desgobierno que dura tres meses. A Mas ya solo le falta dividir el átomo, escuché el domingo. Al tiempo.

Ver Post >

Etiquetas

Otros Blogs de Autor